Las tripas de la Transformación Digital

La Transformación Digital no se trata únicamente de lanzar una tecnología para resolver un problema. Se basa principalmente en tecnología, personas y procesos


José Luis Casal
Las tripas de la Transformación Digital

Ya ha pasado la lucha de las ciudades más iluminadas del mundo, el Black Friday, el puente de la Constitución y en nada Navidad. Pavo, turrón, regalos y propósitos para un año redondo, el 2020.

¿Tendremos Gobierno? ¿Sabrán qué nos preocupa y cómo nos pueden ayudar? Mi carta a los Reyes Magos del Gobierno, sin duda, empezaría por una petición: ¡ESPABILAD! Porque da la impresión de que no sabéis cómo afrontar el futuro, así que para escurrir el bulto nos estáis enredando en rencillas del pasado, absurdeces territoriales y pactos llenos de irresponsabilidad e inconsciencia que no llevan a nada bueno, salvo mantener vuestro el escaño y mientras

Y los problemas están ahí. La inversión en futuro, la innovación, como se hacía eco Xavier Ferras, sigue en niveles de 2007: un 1,24% del PIB (recordemos que en Suiza 4,6%, 4,5% en Corea del Sur, 3% en Alemania…).

Pero hoy quiero centrarme en la Transformación Digital. Algo que suena mucho pero que muchos, incluso quien dice dedicarse a ello, no saben lo que es.

Espero que os sirva de guía de “aterrizaje” y ayuda para comenzar a entender de qué hablamos cuando nos referimos a ella. Explicándoos cómo establecer objetivos y sentar las bases para la Transformación Digital, cubrir cuatro posibles métodos de transformación, explorar el impacto que tales proyectos tienen en la cultura de la empresa y establecer qué se puede aprender de los fracasos de Transformación Digital de importantes organizaciones.

Y es que en última instancia, aquellos que no estén emprendiendo un viaje de Transformación Digital corren el riesgo de perder ingresos, cuota de mercado y el mejor Talento.

Creo que todos estamos de acuerdo si digo que las empresas deben volverse digitales. Pero, lamentablemente, muchas no saben, como decía, cómo abordar esta transformación.
 
Sólo el 8% de los CEO cree que su modelo de negocio sobrevivirá a los niveles actuales de disrupción digital a gran escala, a lo que hay que añadir que todavía existe mucha confusión sobre lo que realmente es la Transformación Digital.

Establecer los objetivos de Transformación Digital

Antes de comenzar proceso alguno, las organizaciones deben identificar su objetivo final. Tener claro su propósito.

Más allá de la clara necesidad de seguir siendo competitivos y mejorar su cuota de mercado, algunas compañías pueden optar por transformarse digitalmente para poder atender mejor a sus clientes, a introducir nuevos productos o servicios. Otras pueden querer digitalizarse para agilizar los procesos internos o liberar el tiempo de sus empleados para realizar tareas menos repetitivas…

Las empresas han de tomarse su tiempo para describir lo más detalladamente haga posible estos objetivos deseados, ya que esto definirá el tipo de estrategia digital a crear.

 

Image

 

Cinco formas de prepararse para la transformación digital

Para que la Transformación Digital tenga éxito es vital comprender qué puede salir mal y tener un plan alternativo al que aferrarse. Después de trabajar en varios procesos de Transformación Digital en distintas organizaciones, podría definir cinco pasos previos antes de comenzar el proceso…

1. VAYA LENTO PARA IR RÁPIDO.
Para que la Transformación Digital sea exitosa, hay una serie de tareas de diferentes departamentos que tendrán que trabajar juntos.

Existe un porcentaje alarmantemente alto de miembros del equipo que no saben qué hacen sus colegas. Para que un proyecto de Transformación Digital tenga éxito, esto tiene que cambiar. Dediquemos tiempo en asegurarnos de que todos los implicados entienden en qué están ocupados los demás.
  

2. LA TECNOLOGÍA ES AMABLE PARA EL USUARIO.
La tecnología se encuentra en el corazón de cualquier iniciativa de Transformación Digital.

Pero ojo, si es difícil de utilizar, la gente no la usará. Esto es particularmente importante desde el punto de vista de la gestión del Talento. Cuando un porcentaje cada vez mayor del equipo es nativo digital, la tecnología interna debe ser intuitiva… o les perderemos.

Y tengamos claro que no existe un enfoque que sea la varita mágica para el éxito de la Transformación Digital, pero hay muchas maneras de garantizar que se pueda aprovechar al máximo el proceso.

3. ARTICULAR CLARAMENTE EL ‘POR QUÉ’.
Este es uno de los elementos más importantes de la Transformación Digital: la transparencia.
Todos los implicados deben comprender las razones detrás de un proyecto tan grande.

Les estamos pidiendo a la gente que cambie. Si no han comprado el ‘por qué’, no va a suceder. Los responsables tienen que velar porque todo el equipo esté alineado, que la cultura y propósito de la organización estén a salvo y el éxito a largo plazo, blindado

4. SHRINK THE CHANGRE, SHAPE THE PATH
Esta expresión, sacada del libro Cambia el Chip, de Chip y Dan Heath, ilustra la forma más efectiva de abordar un proyecto a gran escala como la Transformación Digital. Del mismo modo que las ONG ‘reducen’ lo que te piden, ‘por sólo 1 euro por día podría…’, también es más fácil abordar un gran proyecto reduciéndolo a pasos más pequeños. Una vez dividido, toca identificar dónde debe ir cada paso en el proceso.

Image

 

5. ENFOQUE EN LAS MEJORES ACCIONES SIGUIENTES.

Imaginad que estamos tratando de cruzar un lago en un bote. La mayoría de la gente quiere tratar la Transformación Digital como si fuera una motora espectacular, pero es un pequeño velero, nuestro progreso no será lineal, sino haciendo zigzag’.

En Air Malta, en pleno proceso de Transformación Digital, detallaron un plan quinquenal. Los dos primeros años priorizaron las actividades generadoras de ingresos, el año tres eficiencia y optimización, el cuarto innovación y el último se dedicarán a consolidar todas las nuevas tecnologías y plataformas. En el camino, las viejas iniciativas han sido revisadas, reelaboradas o descartadas, según sea necesario.

Hay que identificar un camino a seguir, pero estando preparado para posibles desvíos.

 

 

Cuatro métodos de Transformación Digital

Sería una barbaridad, como decía antes, decir que ‘tal o cual’ es el mejor método de Transformación Digital. Hay que ver y analizar detenidamente cuál es el escenario para cada organización en concreto
 
Una vez establecidos los objetivos y sentadas las bases de su estrategia digital, debe evaluar las capacidades de su organización para seleccionar el mejor método posible para su proyecto de transformación digital.

1. ALIANZAS ESTRATÉGICAS
Importante, la humildad, ser conscientes de las limitaciones y de la necesidad de ayuda externa. Es fundamental identificar las áreas técnicas que no cubre la organización y buscar a los mejores.

El hecho de poder ampliar el equipo con partners de primer nivel expertos en la materia, y que nos ayuden durante todo el proceso, estando integrados en el día a día, aumenta las probabilidades de éxito del proceso.

2. LABORATORIO DE INNOVACIÓN DIGITAL
Los que me conocéis sabéis lo pesado que me pongo con el tema de la validación. Y es que una posible forma de explorar nuevas tecnologías es probarlas, o al menos una parte, en un ‘laboratorio de innovación’.

Esto permite a las empresas innovar y probar teorías sin interrumpir el funcionamiento diario de la organización.

Por ejemplo, Porsche ha creado el Porsche Digital Lab, dirigido por Thilo Koslowski y al que tuve el placer de conocer en Slush 2017 y volver a ver en el WebSummit de este año, para probar la Inteligencia ArtificialBlockchain e Internet de las Cosas… con el fin de mejorar tanto la experiencia de conducción en sus vehículos como las condiciones de trabajo de sus empleados en plena industria 4.0.

Hay partners que están creando una red de Centros de Transformación Digital en todo el mundo para ser esos laboratorios de innovación que os decía, donde sus clientes pueden ir a aprender y probar esas nuevas tecnologías que quieren implementar, como el Industria X.0 de Accenture.

3. EQUIPOS DE CAMBIO DEDICADOS
Un tercer método posible para implementar una Transformación Digital es establecer un equipo de cambio dedicado, o varios agentes de cambio, dentro de la organización.

Las organizaciones pueden optar por contratar consultores externos o identificar innovadores naturales dentro del equipo. Estos agentes de cambio trabajan juntos para impulsar la estrategia y son responsables de integrar a cada equipo o departamento para ir liderando los distintos proyectos de cambio específicos.
 
4. TOP-DOWN

Muchas organizaciones pueden embarcarse en un proyecto de Transformación Digital partiendo de los mandos, lo que convierte al CEO en la fuerza impulsora detrás del proyecto. Un ejemplo de esto lo vivió Confused, un comparador similar a Rastreator.

Con su CEO a la cabeza, decidieron volver a los orígenes y comenzar de nuevo utilizando Inteligencia Artificial y procesos de automatización. La CEO lideró la creación de una escuela corporativa en la que formar a sus equipos en tecnología y así capacitarles para los nuevo roles que tendrían que desempeñar.

El impacto de la Transformación Digital en la cultura y propósito de la empresa.

Al comenzar su proceso de Transformación Digital, Confused entendió el elemento clave que puede hacer o deshacer una iniciativa de Transformación Digital: la cultura de la empresa.

La reacción más común de los empleados a un proyecto de Transformación Digital es el miedo y el rechazo. Incluso en las empresas más tecnológicas, como la propia Microsoft, la Transformación Digital se encontró con cierta inquietud:
 
Mucha gente quería saber ¿qué significa esto para mi trabajo, para mi posición…? ¿obtendré más valoración? ¿mejorará las posibilidades de lograr mi propósito?’, dijo Clare Barclay, COO de Microsoft UK en una entrevista sobre el tema y firme defensora del poder mágico de la Cultura Empresarial en la Transformación Digital.
 
En AirMalta, el proceso tuvo que hacerse muy rápido, para mantener la línea aérea operativa, y esta velocidad resultó ser un factor positivo en términos de cultura empresarial.
 
Como somos humanos, siempre existe el miedo a la oscuridad y a lo desconocido. Sin embargo, no podían adoptar una pendiente menos pronunciada en términos de transformación. Tenían que ser totalmente radicales y el impacto en el sistema resultó ser inesperadamente útil.

El resultado fue que en sólo 11 semanas, la aerolínea tuvo la capacidad de integrarse con un tercero, algo totalmente desconocido anteriormente. Esta integración significó poder emitir billetes y rutas de vuelo al sitio web de Ryanair, que recibe un millón de visitas al día.
 
Ante este éxito, el escepticismo y el miedo se convirtieron rápidamente en admiración, pero para las organizaciones donde esta velocidad no es posible ni deseable, es importante contar con un programa de cambio cultural para acompañar el proyecto de Transformación Digital.
 

Hay que pensar en cómo las personas pueden abrazar el viaje al futuro en el que se encuentran inmersos, y reconocer que si las personas son más reacias al riesgo debemos pensar en cómo crear un programa para ayudarles y darles voz.

La Comunicación es clave en la Transformación Digital. Para que tenga éxito, el personal debe estar a bordo y, si es posible, entusiasmado con las nuevas posibilidades que el proceso supone para la organización y para ellos.
 
Es importante identificar tanto a los que abrazan el cambio natural como a los detractores dentro de la empresa y asegurarse de que sus comentarios se escuchen y actúen.
 
Se necesitan personas que sean la vida y el alma de ese grupo para que puedas tratar de comprender el cambio por el que están pasando.

 
Además de mejorar los procesos internos y la productividad de los empleados, la Transformación Digital juega un papel en el impulso de la diversidad y la inclusión dentro de una organización. La tecnología puede, por ejemplo, ayudar a las personas a comunicarse mejor mediante el uso de software de traducción, y también pueden brindar apoyo a personas sordas, con autismo…, con lo que se eliminan múltiples barreras para estas personas que a la hora de ingresar en el mercado laboral, y se permite a las empresas encontrar talento en un entorno mucho más amplio y diverso.
 

Tres errores en la Transformación Digital y qué aprender de ellas

 
Hasta ahora hemos visto ciertos ingredientes que nos pueden ayudar a lograr una Transformación Digital exitosa, pero también hay aprendizajes en empresas que se equivocaron en el proceso.
 

1. BLOCKBUSTER
Qué sucedió: el CEO de Blockbuster, John Antioco, respondió a la amenaza del nuevo jugador, Netflix, financiando un servicio súper agresivo llamado Acceso Total, pero sin cambiar el modelo. 

Desafortunadamente, la junta pensó que costaba demasiado, lo despidió y revirtió sus cambios.

Lección: Asegúrate de tener la aceptación de la pensión completa antes de comenzar un proyecto de Transformación Digital.

 

2. KODAK
Qué sucedió: en 1975, un empleado de Kodak inventó la primera cámara digital.

La compañía estaba demasiado ‘ocupada’ centrada en su negocio tradicional. Un modelo basado en la escasez consistente en la venta de carretes fotográficos con una demanda que no paraba de disminuir. Quebró en 2012, con 17.000 empleados, después de llegar a una valoración de 28.000 millones de dólares en 1996 y 140.000 empleados. Ese mismo daño, Instagram, basada en un modelo de abundancia, y con 13 empleados, es comprada por Facebook por mil millones de dólares.

Lección: si tiene capacidades digitales, transfórmese rápidamente antes de que su modelo de negocio muera.

Image

 

3. XEROX

Qué sucedió: cuando su plataforma principal, la de copiadoras de gran formato, cerró, Xerox ideó una nueva máquina que era como una ‘secretaria automatizada’, muy adelantada a su tiempo… y era demasiado cara para que la gente la comprara.

Lección: el tiempo lo es todo.

 
La Transformación Digital no se trata únicamente de lanzar una tecnología para resolver un problema. Se basa principalmente en tecnología, personas y procesos. A menos que haya un cambio y una adaptación de los tres pilares, no hay, ni habrá, ninguna transformación en absoluto.

Todos los expertos están de acuerdo en que la Transformación Digital depende de que las organizaciones recuerden estas tres cosas clave:

1. Realismo. Evaluad lo que es factible y no intentéis todo a la vez.

2. Se trata más de mentalidad, actitud y enfoque que de cualquier tecnología establecida.

3. El cambio cultural es vital para que funcione la transformación digital, por lo que su principal preocupación debería ser incorporar a las personas.

Independientemente de cómo elijamos abordar la Transformación Digital, una estrategia sólida es algo sin lo que ninguna organización puede encarar el futuro.

Las empresas que están teniendo éxito son aquellas que se lanzan a este tipo de proyectos y aceptan que el fracaso es una parte natural de la curva de aprendizaje.

Sin duda, lo más importante es… Hacer algo.

Mostrar comentarios (1)

Comentarios

  • Pedro Erquicia

    Un fantástico artículo que puede servir de guía a muchas organizaciones inmersas en un proceso de transformación digital. Gracias.

    • Article Author

Artículos relacionados

Economía

El Capital Psicológico en el centro de las organizaciones del futuro

¿Te has preguntado alguna vez que quiere realmente una empresa de ti? ¿Qué es lo más importante en el desarrollo de tu carrera profesional?

A pesar de que parece...

Publicado el por Mª Luisa de Miguel
Economía

El poder de lo pequeño

Mucha gente no hace muchas cosas porque no las ve accesibles. No forman parte de su realidad. Y esto sucede así porque pasan por alto que un gran éxito no es otra cosa que la...

Publicado el por Francisco Alcaide Hernández