El segundo martes de octubre para celebrar el talento femenino STEM

Necesitamos celebrar modelos y dar más visibilidad a mujeres STEM de éxito, que son muchas.


José Luis Casal
El segundo martes de octubre para celebrar...

El segundo martes de octubre es un día muy importante. Podría serlo por muchas cosas,  pero sobre todo porque es el Día de Ada Lovelace, la creadora del primer algoritmo y la primera persona en darse cuenta del potencial de la computación. Y se le rinde homenaje, además, como reconocimiento a todas aquellas referentes femeninas en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas. Sí, eso que llamamos STEM.

¿Por qué? Pues porque era necesario, y de ello se dio cuenta Suw Charman-Anderson en 2009 creando el ‘Ada Lovelace Day’. porque existe un enorme desequilibrio entre hombres y mujeres con esta especialidad. Algo que no es nuevo y que no sólo vemos en el terreno laboral. Debemos retroceder hasta el colegio, donde los niños y niñas reciben un montón de influencias sociales, culturales… que les marcarán su camino.

Y aquí es dónde encontramos el gran desafío: conseguir más mujeres STEM y asegurarse de que quieran quedarse mediante capacitación y recapacitación.

Siempre ha sido un desafío lograr que las mujeres aplicasen para puestos considerados ‘para hombres’. Y la verdad es que hemos avanzado mucho hacia una mayor conciencia de igualdad de género en el trabajo, pero todavía hay camino que recorrer: igualdad salarial, mayor cantidad de mujeres en puestos directivos y de liderazgo en las empresas… Y el ‘mundo STEM’ no iba a ser menos.

Estamos influenciados por sesgos y estereotipos. Sesgos inconscientes que fomentan actitudes negativas que hacen salir esos comportamientos estereotipados dañinos que afectan negativamente a la educación, contratación, promoción y retención de talento femenino. Hasta el lenguaje no ayuda… ‘permiso de paternidad’ y ‘baja por maternidad’, ¿acaso para ellas es una enfermedad y para ellos una fiesta?

Y también están los prejuicios de aquellos que creen que las mujeres están más preparadas para carreras sociales y artísticas, que no toman decisiones acertadas porque no gestionan bien el estrés y no están preparadas para liderar. Sí, esto lo dijo James Damore de Google… y la que lió. Vaya fenómeno. Pero seguro que no es el único y muchos lo llevan en su subconsciente y se activa en momentos delicados como la contratación o promoción de alguna mujer del equipo. Y aquí es donde los hombres tenemos mucho que hacer.

Debemos formarnos en materia de sesgos conscientes e inconscientes y ser educados para tener claros los enormes beneficios de la diversidad.

Y las mujeres más de lo mismo, ¿qué sentido tiene ese argumento de que los hombres se adaptan a STEM mejor que ellas? Este es un mito que se trata de desterrar en tantos programas destinados a que las niñas se interesen en estas áreas, como el STEM Talent Girl, del que tengo la suerte de ser parte. Programas que intentan, mediante el ejemplo, erradicar y desafiar los puntos de vista ‘anticuados’ y que las niñas descubran a sus referentes, mujeres STEM brillantes, para que quieran ser como ellas.

Reducir la brecha de género en STEM requiere de trabajo conjunto de ambos sexos. A través de una mejor educación y estimulando ambos géneros, esas actitudes anticuadas de las que hablaba pasarán a la historia y todo será más igualitario. Porque todos somos igual de capaces. Y la diversidad nos hace mejores.

De hecho, a los datos de McKinsey me remito, y Deloitte también lo dice. Así que ¿qué mejor que optar por una combinación saludable de talento de ambos sexos para lograr el éxito de nuestro proyecto?

Es clave animar a las chicas a caminar por la senda STEM. Las oportunidades que se presentan son enormes: la brecha salarial entre hombres y mujeres STEM se cierra más rápido que en otras categorías; existe una gran variedad de especialidades disponibles (por ejemplo, para 2020, sólo en Estados Unidos, habrá 1,4 millones de vacantes de puestos de especialistas en Informática, y a día de hoy únicamente se ha cubierto el 29%), y otras muchas todavía ni siquiera existen.

Pero, ¿por dónde empezamos? Por la base, la educación. Aquí es donde empieza todo. Desde la escuela a la sala de juntas. El sistema educativo ha de incluir asignaturas obligatorias como Programación y Robótica desde edades tempranas. Resolver problemas complejos y potenciar el pensamiento crítico debe formar parte del día a día de los alumnos y alumnas y les vendrá bien sigan o no el camino STEM.

En casa tenemos también la responsabilidad de marcarles el camino. Lo que vean en casa lo consideraran como ‘lo correcto’ y querrán hacerlo fuera. Los niños absorben aquello a lo que están expuestos. No lo olvidemos. La educación y los estímulos han de ir de la mano.

Y para las que ya están en activo, es necesario asegurarles ayuda y apoyo para su crecimiento y promoción y creedme… ¡funciona!

Tanto, que las mujeres STEM inmersas en programas de apoyo y promoción tienen un 200% más de probabilidades de que sus ideas se implementen.

Pero sí, todavía queda mucho para cerrar la brecha de género STEM. Muchas chicas creen que el mundo STEM no es para ellas y no eligen esos estudios, muchas mujeres a veces también lo sienten por la presión social, pese a tener ya sus estudios y lugar en la industria.

Todo es un problema de escasez de modelos y referentes en tecnología y en STEM en su conjunto. Necesitamos más, necesitamos que los hombres líderes en esos campos visibilicen y empoderen a más mujeres para que sus carreras sean más gratificantes.

Y sí, para ser algo, necesitamos ver algo. El Día de Ada Lovelace es un pequeño paso. Pero necesitamos más. Necesitamos celebrar modelos femeninos en STEM cada día. Dar más visibilidad a mujeres STEM de éxito, que son muchas. Mejorar la educación en estas áreas, aumentar los estímulos y educar para eliminar sesgos anticuados creando, de este modo, un equilibrio de género mas saludable en un mundo tan gratificante, emocionante y necesario como el STEM.

 

Mostrar comentarios (0)

Comentarios

Artículos relacionados

Economía

Big data o cómo el turismo se reinventa gracias a la gestión de los datos

Una de las ventajas de usar grandes cantidades de datos en el turismo —big data— es que permite trabajar en la personalización. Cuando se conoce de forma inteligente ciertos...

Publicado el por José Luis Casal
Economía

Lecturas para el verano 2018

Como ya es tradición en Sintetia, en agosto pregunto a nuestros dos editores de cabecera, Roger Domingo (Editorial Planeta) y

Publicado el por José Luis Casal