Francisco Alcaide: «prepárate cuando no haga falta, para cuando haga falta estar preparado»

30 octubre 2021

Quedar para hablar con Francisco Alcaide y hablar de desarrollo personal, de forma sólida y profesional, es cargar pilas. Momento de paz, de concentración extrema, de sabiduría. Uno se siente, pregunta, escucha, aprende, conecta piezas que parecían inconexas. Amistad plagada de un profundo conocimiento del management, es lo que se desprende en cada uno de nuestros encuentros.

Mi admirado Paco, y su Aprendiendo de los mejores ya se ha convertido en el libro más vendido de management de un autor español de los últimos años: más 150.000 copias distribuidas, ediciones en varios países (México, Colombia, Perú, Argentina…) y traducido a varios idiomas (Italiano, Portugués Inglés…).

Y el rock no para. El próximo 24 de noviembre sale al mercado el Calendario Aprendiendo de los mejores DÍA a DÍA un producto en el que encontrar inspiración en el día a día de manera ágil, fresca y breve para los tiempos VUCA que vivimos.

Siempre que tengo la oportunidad de hablar con Paco, de forma pausada, abordamos muchas inquietudes, a veces inconexas —pero en el fondo, existe una esencia muy sólida y común—. A continuación, un extracto de nuestra última conversación.

La última publicación de Francisco Alcaide: Aprendiendo de los Mejores Día a Día.

—La COVID ha colocado la incertidumbre en el tablero del managment. Siempre estuvo ahí pero ahora ya nadie duda de la importancia de gestionarla. ¿Crees que la COVID nos ha cambiado en algo la forma de asumir los riesgos e incertidumbres?

Hace no mucho escribía el artículo La peor frase en tiempos de pandemia, en la que hablaba de que no hay nada peor que la esperanza pasiva, querer que las cosas cambien por el simple paso del tiempo. La COVID es una crisis como otras muchas crisis a lo largo de la historia: económicas, militares, sanitarias o naturales. Las crisis (cambio) siempre han existido, la diferencia es la celeridad a la que se producen.

Hay que acostumbrarse a que cada vez van a ser más frecuentes en periodos más breves porque todo tiene una fecha de caducidad más corta, por ello la resiliencia para gestionar la adversidad es clave. Y la resiliencia, como todo, también se educa.

Persona emprendedora: acción y riesgo

—¿Cuál es tu definición de persona emprendedora?

Emprender es apostar por algo para buscar una mejora. Lo que define a una persona emprendedora, por encima de todo lo demás, es su capacidad para asumir riesgo.

Todos tenemos ideas, proyectos, retos y sueños, pero unos se lanzan y otros no. Y cuando uno asume riesgos, las cosas no siempre salen bien, por lo que hay que tener tolerancia a la frustración y al fracaso.

— ¿Se puede emprender incluso trabajando dentro de una gran corporación?

Por supuesto, los intraemprendedores son los que permiten que una empresa siga existiendo. El éxito de una organización está en su capacidad de renovar o mantener sus ventajas competitivas. Hoy día casi todo tiene una fecha de caducidad muy corta: ideas, productos, servicios o empresas.

Al final, una empresa son dos cosas: innovación (diferenciación) y marketing (venta). Si no tienes una diferenciación clara, antes o después, desapareces.

—¿Consideras que la COVID nos ha traído otras formas de trabajar? ¿Qué opinión tienes de las oficinas como espacios?

Evidentemente la COVID ha acentuado y puesto de manifiesto ‘otras posibilidades’ de hacer las cosas. Lo normal es continuar siempre igual, y las crisis sirven para eso, para despertar y abrir los ojos. Las empresas han tenido que adaptarse al contexto actual. Creo en la Autorresponsabilidad, en la Flexibilidad y en los Resultados. Quizás haya que tender a modelos mixtos, porque también el ‘roce’ y el ‘contacto humano’ son claves, sobre todo en culturas latinas y mediterráneas.

La tendencia a lo cómodo y fácil

—Cuanto más trabajo en organizaciones, más veo que da igual el tamaño, la transparencia y la forma de liderar son claves. ¿Qué 3 cosas consideras matan la juventud de una compañía?

Precisamente en Sintetia escribía un artículo hace tiempo con el título ¿Por qué fracasan las empresas? en el que damos algunas pinceladas. No hay que olvidar que una empresa son las personas que la forman, y en el ser humano el miedo a perder puede mucho más que el deseo de ganar.

Hay una tendencia humana a lo cómodo, fácil y aquello que supone menos inconveniente. Cuando una empresa tiene éxito, siempre se produce un cierto agarrotamiento, porque para innovar hay que arriesgar, y cuando arriesgas también fallas. Por eso la tendencia es continuar haciendo lo mismo. Ahí es donde entra en juego el papel del líder yendo un paso por delante del resto, asumiendo riesgo y transmitiendo confianza al equipo de que todo no saldrá bien para que tomen la iniciativa.

— Constantemente pienso en estrategias para hacer crecer negocios, pero muchas barreras no están ni en la tecnología ni en los mercados, sino en las personas y la dificultad de gestionar ese crecimiento. ¿Cuáles son los mimbres imprescindibles para facilitar el crecimiento positivo y productivo de una organización?

En eso consiste el liderazgo. La diferencia entre un líder y un gestor reside en cómo gestiona el cambio. Y el cambio siempre genera resistencias, porque es más fácil seguir con la inercia que tenemos que cambiar (aunque sea para mejor). El cambio asusta, duele y lleva tiempo. Por eso, a menudo los cambios no se producen pidiendo permiso, sino pidiendo disculpas después. Es importante también comunicar muy bien el porqué de los cambios (la gente necesita motivos para hacer las cosas) y acompañar por el camino (dar apoyo material y emocional).

— Paco, cuando entras en una empresa, te pasas a observar 5 minutos el ambiente, ¿en qué te gusta fijarte?

El grado de formalidad que existe.

Una cierta informalidad favorece la comunicación, disminuye la burocracia y genera mejor ambiente.

Productividad personal, uno de los mayores retos

— La productividad personal y la productividad empresarial cada vez están más entrelazadas. Nuestra gestión del tiempo, de reuniones, de tareas… Para mí esto de la productividad personal es un mar de complejidad, ¿alguna receta, doctor?

Varias ideas:

  1. Siempre hay más cosas por hacer que tiempo disponible, por tanto, la clave está en qué no hacer. Para ser productivos hay que aprender a decir no y hacerlo con frecuencia.
  2. Productividad es gestión de la atención. Es decir, estar concentrados en algo y de mantener esa concentración en el tiempo. Las distracciones son las asesinas de la productividad.
  3. A medida que tienes más claras tus prioridades, más fácil es tomar decisiones. La claridad mental es la base todo. Vivir es elegir y elegir es descartar.

—Escribes sin parar, y no puedo dejar de hacerte preguntas al respecto:

1.- ¿Escribir mejor te ayuda a pensar mejor? Así es. Escribir ayuda a amueblar la cabeza, a poner orden a las ideas. A ganar claridad mental.

2.- ¿Desconfías de aquellos directivos que no quieren/no les gusta o no saben escribir o buscan que les escriban? No necesariamente. Escribir bien es una habilidad recomendable, pero existen otras igualmente importantes. Nadie es bueno en todo.

3.- ¿Ayuda escribir bien a mejorar la productividad? Sí, totalmente. Hace tiempo la revista Inc. publicaba Las claves de Steve Jobs para mandar el mail perfecto, como herramienta para persuadir y convencer.

Comunicar sin descanso

— Comunicación, comunicación y comunicación, son recetas críticas y que varias veces has apuntado en nuestras conversaciones. ¿Has encontrado durante la pandemia algún ejemplo destacable (para bien o para mal) en materia de comunicación?

Comunicar bien nos hace más competitivos. La comunicación siempre es importante, pero en épocas de crisis adquiere más protagonismo porque hay más incertidumbre y la gente necesita saber.

Decía Tom Peters que “los líderes comunican sin descanso”. Los líderes son creadores de contextos que aportan ‘seguridad psicológica’.

La gente necesita sentir que se confía en ella, que se está cerca de ella y se la acompaña. No es una cuestión de distancia ‘física’ sino ‘emocional’. Hay gente que está lejos y la sentimos cerca, y gente que está cerca y la sentimos lejos. No es casual que Peter Drucker afirmase que “el 60% de los problemas son consecuencia de una mala comunicación”.

Una marca personal, un crédito de confianza

—Una marca personal se construye con mucho trabajo. Pero hay quien se escuda en marcas de empresa, o que no le da importancia, porque consideran que el título y el CV lo determina todo. ¿Por qué la marca personal puede ser un activo que construir?

La marca, ya sea personal o empresarial, no es otra cosa que el crédito de confianza que una persona (empresa) tiene en el mercado. Hablar de marca es hablar de confianza (reputación). Una marca esa una promesa de valor. En concreto:

  • A nivel de freelance, no cabe duda, tu capacidad de generar negocio (ventas) depende de tu marca personal. Me gusta decir que cuanto mejor es tu marca, menos vendes y más te compran.
  • A nivel de empleado, es clave desarrollarla porque en un entorno VUCA, las empresas para ser flexibles y ágiles se van a configurar con los menores costes fijos (nóminas). Por tanto, cada vez van a tener menos estructura de personal y se van a nutrir de freelances y empresas subcontratadas. Lo que quiere decir que de un día para otro te puedes ver en la calle, y si no tienes una sólida marca personal te quedas en fuera de juego. Prepárate cuando no haga falta, para cuando haga falta estar preparado.

— Las capacidades mentales para emprender son, quizás, más importantes que las técnicas o las de mercado. O, como mínimo, están al mismo nivel. ¿Cuáles son para ti las 3 capacidades mentales más importantes y cómo trabajarlas?

En Aprendiendo de los mejores 3 (Alienta Editorial) aparece como personaje Rafa Nadal, quien dice que la cabeza es el 90% del éxito de un deportista; es decir, la mentalidad (mindset). Una periodista le preguntaba cierta vez cómo se practica la fortaleza mental. Y él contestaba:

“Estás preparado mentalmente cuando saltas a la pista cada día y no te quejas cuando juegas mal, cuando tienes problemas, cuando sientes dolores y pones la actitud adecuada, la cara correcta y focalizas; no te centras en las cosas negativas y en los problemas por los que juegas mal o por los dolores”. La fortaleza mental es un hábito, y como todo hábito se construye por repetición.

Para triunfar hay que acostumbrarse a sufrir, por eso el exceso de protección nos desprotege. La fortaleza mental hay que trabajarla en la gente joven como hábito porque la adversidad, antes o después, toca a las puertas de todas las casas, y si no estás preparado mentalmente, te hundes y entras en depresión.

La relajación, un poder a trabajar

— ¿Crees en la meditación, en el silencio y en la ‘desconexión’ (aunque sea parcial) del mundo digital?

Sí, por supuesto que sí. Pero no creo en la desconexión como huida. La huida alivia, pero no cura.

Eduardo Punset decía que “sabio no es el medita aislado, sino el que interactúa con el mundo”. Y Thích Nhất Hạnh afirma: “Al meditar no nos alejamos de la sociedad, no nos escapamos de ella, sino que, muy al contrario, nos preparamos para reinsertarnos adecuadamente en ella”.

En la vida siempre va a haber situaciones que nos pueden desestabilizar. La única forma de hacerles frente y salir airosos es con una actitud de calma y serenidad para pensar con claridad y ejecutar con precisión.

La persona más relajada es la que tiene más poder.

De lo empresarial a lo personal y viceversa

— Hay quien me pregunta que parece que siempre hablamos para personas con mucha formación, en empleos muy cualificados… pero, ¿gran parte de las capacidades que estamos diciendo podrías ser aplicados para todo tipo de profesionales y formaciones?

Así es, hace algunos días teniendo una reunión para desarrollar un plan de formación con una cadena hotelera, hablamos precisamente de esto. Cuando pensamos en habilidades les damos un enfoque empresarial, cuando se aplican en el día a día en todas las situaciones:

  • comunicación (es la base de cualquier relación: amistad, pareja, profesional…),
  • negociación (con las parejas y con los hijos),
  • liderazgo (en la familia)
  • o creatividad (para encontrar soluciones a cualquier problema), entre otros.

Todo lo que hablamos a nivel empresarial es aplicable a otros ámbitos, porque una empresa no es otra cosa que un grupo de personas, lo mismo que ocurre en otras parcelas de la vida: familia, amigos, grupos de voluntarios, etc.

—¿Paco Alcaide trabaja con rutinas sólidas o no crees en ellas?

Creo en las rutinas que te dan dirección, enfoque y productividad. Las rutinas te defienden del caos y del capricho. Otra cosa es que dentro de esas rutinas pueda haber espacios de tiempo dedicados a no hacer nada o a hacer cosas completamente diferentes a nuestra área de expertise. Ambas cosas pueden ser enriquecedoras para generar ideas y ser más creativos, ya que la creatividad y la innovación nacen del roce, cruce e intersección de cosas diferentes.

— ¿Qué crees que quedará obsoleto en el campo del management en cualquier momento ya…?

El éxito se basa en Principios y Fundamentos que se repiten siempre con independencia de las coordenadas de espacio y tiempo. Eso es lo que hay que conocer: los Principios y Fundamentos.

Al final, las grandes cuestiones humanas son y siguen siendo las mismas, a nivel humano, de desarrollo personal o empresarial. Cambia el contexto, el marco en el que se desarrollan esas realidades, pero la esencia sigue siendo la misma. Si conoces los Principios y los aplicas, ganas; si los desconoces o los ignoras, pierdes.

Más información sobre Francisco Alcaide: www.franciscoalcaide.com | www.aprendiendodelosmejores.es | www.fastgoodmanagement.com

Artículo escrito por Javier García

Editor de Sintetia

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Raúl Carrión Estudio, S.L. es la Responsable del Tratamiento de tus datos, con la finalidad de moderar y publicar tu comentario con tu nombre (en ningún caso se publicará tu correo electrónico).
Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición al tratamiento y portabilidad. Puedes ejercitar tus derechos en [email protected]

5 × 5 =