David Asensio: «Una mente creativa se entrena todos los días»

20 febrero 2022

Todos tenemos una mente creativa, poderosa, que nos diferencia. Esta es la tesis del último libro de un miembro de nuestra familia, David Asensio. Su título lo dice todo, Mentes Creativas, Cómo pasar de lo Ordinario a lo Extraordinario. David se está convirtiendo paso a paso, de modo silencioso, en uno de los mejores pensadores sobre la creatividad de España. Pero lejos de darnos recetas mágicas nos viene a recordar, una y otra vez, que la creatividad es algo que todos llevamos en nuestro ADN, es lo que nos hace humanos, lo que nos sacó de las cavernas y los que nos llevará a resolver todos los desafíos, por más complejos que sean, que tenemos por delante.

Los creativos no son una ‘clase’ tocadas por un don especial. Creativos somos todos. Pero no todos la usamos igual, ni la trabajamos igual. Ahí radica la diferencia. Leer Mentes Creativas, donde sintetiza grandes ideas de quizás profesionales que han destacado en sus profesionales por cómo usan la creatividad, es un ejercicio fantástico para recordarnos que no podemos descuidar esto que nos hace únicos y diferenciales. Leer a David es siempre un soplo de aire fresco, y con tanta contaminación acústica, informativa y formativa, siempre se agradece.

Definición de “mente creativa”

Todos y cada uno de los lectores de esta conversación contigo es una mente creativa. Es una persona que todos los días está creando su presente poniendo en marcha sus ideas en pro de un futuro mejor. En cualquier ámbito, una persona creativa suele ponerse siempre “modo acción”. Asumen que igual a la primera no tienen el éxito que sueñan. Que esto va de prueba, error, aprender, y volver a probar. Levantarse y seguir adelante. Y, además, saben que el éxito individual es difícil, normalmente es un trabajo de equipo. Una mente creativa necesita a compañeros de viaje que apuesten por su misma visión de la vida.

Una mente creativa explosiona de valor en aquellas personas que creen en sí mismas, no tienen miedo a tropezar, se rodean de buenos compañeros de viaje y asumen que en las quejas de unos, están oportunidades.

—¿Cuál fue tu criterio para elegir a 23 mentes creativas para entrevistar y crear libro?

Nos gusta asumir fácilmente la creatividad nace y vive en “empresas creativas”, como son las empresas de marketing, publicidad o en ámbitos más artísticos — culturales. Pero esto no es cierto.

Ferran Adrià demostró que la creatividad también está en la cocina. Y de ahí nos pasamos, como no, de frenada, y ahora pensamos que la creatividad sólo está en la cocina. Y tampoco es cierto.

Este libro demuestra que la creatividad está en cualquier rincón. En el humor que hace Carlos Latre hay pura creatividad. Al igual que en los anuncios de Toni Segarra o Mónica Moro o lo que es capaz de hacer una persona como DJ Nano.

Siempre hemos sido un país creativo. Pero un creativo no es lo que dice la RAE, no es solamente quien hace una campaña publicitaria. ¿ Y quién hace humor, quien cocina, quién hace música o piensa en una solución financiera compleja para un problema empresarial …no son creativos?

Con el libro hablo con diferentes personalidades de ámbitos que podríamos pensar que no tienen nada en común. Pero sí la tienen. La creatividad se usa como palanca de valor en su día a día. No hay empresa ni profesión no requiera, en mayor o menor medida, el trabajo de sus mentes creativas.

Lo que tienen en común las mentes creativas

—¿Si tuvieras que decir 2-3 características que les unen a toda mente creativa cuáles serían?

  1. Curiosos.  Margarita Álvarez no deja de estudiar sobre el ser humano y la felicidad. Ferran Adrià estudia sin descanso, como el primer día, sobre la innovación y su gestión. Les caracteriza su curiosidad, como dice la camiseta de Andoni Luis Aduriz, tienen en su boca dos palabras: “No sé”.
  2. Siempre están en movimiento. Todos tenemos ideas pero, ¿qué hacemos con ellas? Ahí radica la diferencia. Las ideas hay que probarlas, testearlas, aprender a descartarlas o dedicarles el tiempo que necesiten para saber cuál es su recorrido. Estas mentes creativas son personas de acción, no se quedan la idealización. Su verbo estrella es “hacer”.
  3. Son libres.  La creatividad da libertad. Libertad de hacer lo que sientes que tienes que hacer.  ¿Por qué Andoni Luis Aduriz es considerado el cocinero creativo más importante en activo? Porqué tiene otros negocios que le dan la libertad para crear. Porqué su verdadera pasión es crear. Y no crearían sus platos, proyectos, libros, sino tuvieran esa libertad.

—Toni Segarra hablando de lo importante que son los bares para la creatividad, cuéntame…

La creatividad requiere de entornos relajados, informales pero conectados. Que te inviten a pensar, desafiar, contrastar, hacer. Y un bar es un entorno, a veces, ideal. ¿Quién no ha estado con sus colegas es un bar y no se le han ocurrido mil ideas?

—Pues si, yo te diría David que mi primera idea empresarial salió de una conversación de bar con unos colegas…

Exacto, en los bares ponemos voz a esa creatividad que todos tenemos y que no nos atrevemos a verbalizar en el día a día no vayan a creer que estamos “locos”.

—Pensando en un cocinero, ¿la creatividad se trabaja? ¿Cómo hacen estos profesionales para estar al límite de la creatividad, y de la ejecución, siempre?

La creatividad es un músculo que debes entrenar todos los días. Ese músculo se entrena leyendo continuamente todo lo que está relacionado con tu ámbito profesional, y lo que NO está relacionado. ¿O es que no es creatividad unir dos ideas que pensábamos imposibles y que juntas son la solución que necesitas?

La creatividad también se desarrolla observando lo que hacen tus compañeros, y lo que NO hacen.

La creatividad es un músculo que debes fortalecer todos los días. No es un músculo ocasional. Si la requieres en plena forma, utilízala todos los días. Cuando la necesites al 100%, lo estará.

Si ponemos limites a la creatividad estamos “capando” nuestro talento, y el rendimiento de un equipo. No podemos hablar de innovar, hacer cosas diferentes, estar a la vanguardia y sobrevivir en un mercado complejo si le ponemos límites a la creatividad.

Bastante tenemos ya con la autocensura que nos hacemos cuando nuestra mente creativa nos lleva a ideas que no compartimos por miedo o vergüenza. Esta autocensura puede esconder ideas que, trabajadas, marcan la diferencia. Pero tenemos pavor a la vergüenza del qué dirán. Este es otro factor por demoler.  

Una mente creativa se entrena

—Siempre has defendido que la creatividad está en todos los rincones, y sectores. Tras hablar con los mejores, la pregunta es, ¿qué 3 lecciones te gustaría que se lleve cualquiera que lea tu libro —y no se considere una mente creativa muy sofisticada?

  1. La creatividad no trata de tamaños.  Ser creativo no va de que te consideren el nuevo “Adrià”. Claro que Ferran es una referencia, alguien a quien escuchar, del que aprender y siempre aprender. Pero tus ideas son tu marca, lo que te distingue de los demás. No te compares con nadie, aporta, suma, comparte tus ideas, llévalas a la acción y marca con ellas un nuevo camino. Sé protagonista.
  2. La felicidad es esencial. No se puede crear allí donde no crees. Allí donde no te estiman, donde te aburres, te exprimen o te estresan a límites insospechados. Tener un cierto equilibrio, motivación extra y sentirse parte de algo grande en lo que contribuyes, es un catalizador de grandes ideas. Sin esta felicidad no hay creatividad.
  3. La creatividad no es tener ideas, es encontrar la idea adecuada. Ya pueden llover o diluviar ideas. La clave es tener filtros, analizarlas, testearlas y encontrar de forma efectiva aquella que puede marcar la diferencia.

—¿Una mente creativa se entrena? ¿Cómo?

  • Siendo más curioso que cuando eras de pequeño.
  • Preguntando más que cuando levantabas la mano en el colegio y te llamaban “pelota” o “empollón”. 
  • Haciendo aquello que los demás piensan que es una locura y tú sientes que tienes que hacerlo.
  • Dejando de creer que sabes todo lo que tienes que saber, vacúnate contra la arrogancia.
  • Obligándote a no repetir formulas una y otra vez, por muchos éxitos que te hayan dado.
  • Explora la frontera, paso a paso, siempre avanzando, sin darte por satisfecho. Busca momentos de máxima creación con toda la información, desafíos y problemas que tienes que abordar.

La creatividad es un bien común… está en todos los rincones. Este video de Toni Segarra lo resume bien:

El estrés como arma de destrucción creativa

—Tengo un amigo que en medio de la gran crisis, con su negocio hundiéndose me decía, “ya que no vendemos, pensemos”. Varias preguntas:

1.- En medio del estrés y del caos, ¿cómo podemos utilizar nuestra mente creativa como herramienta?

La creatividad no es una herramienta, es un estilo de vida, de liderar, de ver la vida.

Si queremos utilizar nuestra mente creativa en momentos de desesperación cuando hasta el momento no hemos creído en ella, quizá “nazca” un salvavidas que nos permita llegar hasta la  orilla.

La creatividad nos permite adelantarnos a los tiempos, no esperar a que los cambios vengan y nos zarandeen. Se trata de crear el futuro, pensar en escenarios posibles, potenciales y anticiparnos a ellos.

Una mente creativa es el bastón que nos hace pisar fuerte ante los vestigios de la incertidumbre. ¿Quiénes están saliendo más fortalecidos de toda está vorágine? Quienes siempre han creído en sus propias ideas, las han trabajado profundamente y no descansan hasta ver resultados.

2.- ¿Qué conexión existe entre nuestro trabajo mental y la creatividad? ¿Puede una persona estresada y atacada de problemas usar el recurso de la creatividad?

El estrés, a ciertos niveles, mata nuestra capacidad creativa.

Cuando estoy estresado necesito andar para despejar la mente. Necesito ver una película que me haga reír. A cada uno le hace bien una cosa que le hace “desconectar”. Cuando estás estresado, no creas, vives en “modo avión”. No ves más allá, no te fijas en pequeños detalles. En el estrés no nace la excelencia.

Así que paren, desconecten y verán la situación desde otra perspectiva, viendo la solución diferente que necesitaban.

—Como bien dices, la creatividad no es para sacar en los momentos duros. Sino que es algo que se tiene que convertir en un hábito, en una forma de vivir, de hacer, de trabajar. ¿Algunas pautas para empezar a entrenar TODOS los días nuestro músculo creativo?

Apuntar todas las ideas que tengas. Deja de llenar el móvil de videos sin sentido y llénalo de ideas.

Haz memoria, ¿En qué eres critico? ¿Qué te pone de los nervios cuando ves cómo se hace una cosa y tienes ideas alternativas para hacerlo mejor?

Y pregúntate: ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo nuevo en tu vida, en tu día a día? Si la respuesta es desde “hace ya ni me acuerdo” … Houston tenemos un problema.

La mente creativa y el trabajo en equipo

—En un equipo, ¿Qué 3 factores MATAN la creatividad?

  • La burocratización y normas incomprensibles.

Las normas y la creatividad son como Ayuso y Pablo Casado, como que no se llevan muy bien. 

Si tenemos que pasar dos años hasta que nos den el Ok para poner en marcha una idea… la motivación del equipo, la iniciativa…empezará a disminuir. Tras la burocracia a veces hay mecanismos estúpidos para matar la iniciativa y el valor que transforma una organización.

  • Un liderazgo mal entendido.  Líderes que se apuntan medallas, que no valoran el equipo por encima de todas las cosas; los que no son transparentes o, incluso, los que se venden en pro de un ascenso… esos líderes de cartón matan las capacidades creativas.
  • Asumir que la creatividad es una moda más o un salvavidas. Una mentalidad que es pan para hoy y hambre para mañana.

—En un equipo de alto rendimiento, ¿Qué 3 factores hacen EXPLOTAR la creatividad?

Un líder que deje hacer. Si no dejas que el talento de las personas a tu cargo, y con capacidades, experiencias y motivaciones adecuadas, desarrolle su potencial, ¿para qué los has contratado?

No contratando en función de la Universidad dónde han estudiado o dónde han trabajado, sino en función de cómo aplican su creatividad en su día a día o qué proyectos participan fuera de su puesto de trabajo.

Es crítica la pasión por lo que se está haciendo en ese equipo. De nada sirve tener una gran formación si lo que hace ese equipo de alto rendimiento te importa más bien poco. No sumarás, jamás.

Un equipo de alto rendimiento necesita retos ambiciosos. No duermas a tu equipo, motívales a que rompan las normas (con cuidado, claro está ), evalúales, dales recursos y enfócales dentro de un marco de libertad.

Error y acción

—Cometer errores en procesos inciertos y creativos es lógico. Supongo que la clave es 1) protegerte de que ese error no te mate, 2, aprender de los errores. ¿Cómo hace un forense creativo un análisis de los errores?

Primero, hay que saber que si lo que hemos creado es un error o no. Que esté por debajo de nuestras expectativas o que aún no sea todo lo perfecto que necesitamos, no necesariamente es un error. Hay que analizar bien qué le falta a ese resultado para ser una solución adecuada y saber si tenemos los recursos para ello.

Segundo, tener una cultura empresarial flexible con el error no quiere decir que puedan errar el tiro siempre. Eso sería la crónica de una muerte anunciada. Se debe aprender del error para que no vuelva a ocurrir. Aprender del error es el principio del comienzo de una nueva innovación. Trata de que el error tenga un cierto grado de “confort financiero”, que no te ahogue si te equivocas. Esa presión es terrorífica.

Por eso es importante que la presión no penalice el error.

—He visto a líderes creativos que rápidamente desconectan cuando hay que ponerse manos a la obra. Pasar de la cabeza al duro trabajo día a día es duro y complicado. ¿Hay que separar el liderazgo creativo del liderazgo de ACCIÓN?

En el libro hay un capitulo que se llama “Los otros”. En él he querido mostrar el otro lado de las “Mentes Creativas”. Personas que acompañan a los líderes creativos para ‘aterrizarlos’ a la realidad. Ayudan a filtrar, a valorar las ideas, a saber si son o factibles en ese momentos. Sin “los otros”, el trabajo de un líder creativo podría ser un peligro.

Un líder tiene que saber en lo que es bueno y en lo que no. Y debe trabajar en equipo, y eso implica saber quién es el mejor en cada cosa y facilitar el desarrollo personal. No por tener ideas, por buenas que sean, el tema ya está resuelto. Las ideas las ejecutan los equipos. Ahí está la clave.

—Branding, valores, creatividad… ¿hay un nuevo management en camino?

Desde luego, si queremos seguir avanzando, debemos impulsar un nuevo management. Yo no lo etiquetaría como nuevo porque ya personalidades como Peter Drucker, Xavier Marcet o tú a través de Sintetia, ya lo lleváis mucho tiempo promulgando. La gente lo leía y os daba la razón, soñaba con una empresa así, en el que las personas fueran el centro neurálgico de toda decisión. Pero había un management que aún domina, el de los resultados, el de llenar la nevera de los accionistas cada trimestre.

¿Y cómo nos enfrentamos a los imprevistos de la vida? Con creatividad. Pero eso depende de las personas. Si queremos liderar, innovar, llegar a clientes mucho más exigentes, debemos desarrollar la creatividad de cada uno de los integrantes de nuestro equipo. No somos máquinas autómatas que dejamos la pasión en casa y hacemos tareas repetitivas. Esas empresas están en proceso de extinción.

Las empresas que sobreviven y conquistarán el futuro saben que las personas son críticas. Y por eso necesitan crear organizaciones más humanas (en el sentido de fomentar el máximo rendimiento a nuestras capacidades no imitables por una máquina)

El nuevo management no está en Mad Men

—Si tuvieras que recomendar a una empresa que está creando una nueva marca, desde cero, para un negocio muy rompedor, ¿qué 3/5 claves le dirías y por qué esto no es igual que lo que nos explicaban en Mad Men?

  • Si quieres crear una tendencia, que nazca desde tu silencio, no desde la imitación.

¿Dónde está eso que te hace diferente a ti? Eso es lo que busca la gente, lo diferente, no copias iguales. Ahí está tu creatividad, tu marca y con ello, la innovación que produzcas en el mercado.

  • Si no hay una cultura creativa que impregne todo, no empieces.

Sin una cultura sólida de verdad, la que corre por todos los puestos de trabajo, con las relaciones con tus clientes o la sociedad… y sin creatividad como clave constante y consistente de la cultura empresarial, una vez que hayas alcanzado tus expectativas, te dormirás. Y lo que decías que hacías perderá frescura. Dejará de impresionar. La cultura te hace fuerte, trabaja en ella desde el minuto uno.

  • Se trata de personas, no de tu ego

No se trata de tu éxito, ni de tu legado, ni de tu marca… Se trata de solucionar los problemas de las personas. No de satisfacer tu ego siempre.

  • Obsesiónate para provocar el efecto WOW en todos los actores que te rodean.

Sorprende, sorprende y vuelve a sorprender. Que nadie diga que te has repetido, sino que siempre le sorprendes, que no eres predecible.

  • ¿Quieres excelencia? Contrata a humanos, no a títulos.

Contrata siempre a personas que estén dispuestas a poner su creatividad y su pasión en tu proyecto. Dales la oportunidad para desarrollarse, sin miedo.  

Artículo escrito por Javier García

Editor de Sintetia

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Raúl Carrión Estudio, S.L. es la Responsable del Tratamiento de tus datos, con la finalidad de moderar y publicar tu comentario con tu nombre (en ningún caso se publicará tu correo electrónico).
Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición al tratamiento y portabilidad. Puedes ejercitar tus derechos en [email protected]