Mujeres emprendedoras: el caso de Ana Bru, la primera mujer española en volar al espacio

1 Agosto 2017 0

Los datos son claros: en España, las mujeres emprenden menos que los hombres, en torno a un 17% menos. Pero también las que lo hacen logran una mayor probabilidad de éxito. Y en el caso de los proyectos financiados con Crowdfunding, ellas logran más financiación para sus ideas en la mayoría de los sectores.

En mi post ‘Startups y empresas fundadas por mujeres. 7 ejemplos que nos inspiran’, Empar Fayos, fundadora de Viscoform, comentaba que a la hora de emprender el consejo que le daría a una mujer es el mismo que para un hombre:

«Mi consejo como mujer y emprendedora seria el mismo que si fuera hombre y emprendedor, no existen diferencias, las limitaciones, las barreras y las normas hay que saltárselas a la torera. Para emprender todo esto sobra… para emprender como mujer tienes que ser fiel a ti misma, no te pongas limites, camina con paso firme y sin prisas, ponte hitos cortos pero ten presente cuál es tu objetivo, tu meta y no pares hasta conseguirlo, no te rindas. Un paso más puede ser la diferencia entre el fracaso y el éxito».

Ana Bru, fundadora de Bru&Bru, en otro sector pero también emprendedora, reconoce que «no tuvo ningún problema a la hora de emprender. En cuanto tomó la decisión de crear su propia empresa, siguiendo su pasión y filosofía empresarial, todo fluyó de manera natural». Ana Bru siempre ha sido viajera. Es algo que forma parte de su ADN. Ya durante su adolescencia, Ana acompañaba a su padre, Lluís Bru, en sus viajes de negocio. Él fue el fundador de Lavadoras Bru, la primera empresa en introducir en España las lavadoras de turbina primero y las lavadoras automáticas más tarde.

Ana Bru ha heredado el carácter innovador y emprendedor que caracterizó a su padre, así como su pasión por los viajes. Ya desde adolescente, Ana acompañaba a su padre por las ferias internacionales de electrodomésticos que se celebraban en diferentes países de Europa. Ana disfrutaba viajando con su padre y le ayudaba repartiendo catálogos y folletos de las lavadoras que comercializaba la marca BRU.

Pese a iniciar en la universidad sus estudios de Derecho, carrera que cursó hasta cuarto año, Ana se dio cuenta de que lo que verdaderamente le apasionaba era dedicarse al mundo de los viajes. De esta manera entró a trabajar en una agencia. Allí realizó un training intensivo pasando por todos los departamentos de la compañía hasta alcanzar el puesto de responsable del departamento de empresas en el cual se ocupaba de las grandes cuentas.

En 1998, Ana Bru revolucionó el sector de las agencias de viaje introduciendo un nuevo concepto: el “luxury travel”. Viajes de lujo muy especializados y cuidados. Tras unos años de éxito en el ámbito de los viajes de lujo, Ana Bru sintió que había llegado el momento de avanzar, seguir innovando y dar un paso más en su dilatada carrera en el sector aprovechando su know-how y experiencia de todos estos años. Ese momento llegó en junio de 2005, cuando fundó su propia agencia de viajes, BRU&BRU, y volvió a avanzarse de nuevo a las tendencias acuñando un nuevo concepto: “exclusive travel designer”.

Ana Bru no quiere identificar su agencia con el lujo sino con la exclusividad. BRU&BRU es una agencia boutique que ofrece viajes exclusivos diseñados a medida. Una exclusividad que radica en llegar donde nadie llega. Desde poder disfrutar de una playa solitaria en una isla privada hasta entrar en un templo de Bután cerrado al público y al que sólo pueden acceder unas decenas de personas al año. Ana Bru ha recorrido todo el mundo. Su filosofía de trabajo hace que no recomiende a un cliente nada que ella no haya visitado o probado con anterioridad. En cuestión de viajes no tiene una ciudad o país predilectos. Cuando no tiene que viajar por motivos laborales, lo hace siempre acompañada de su marido y de su hija, que hace tiempo que ha descubierto el placer de conocer paisajes, culturas y personas muy diferentes a los de su país natal. Una diversidad y multiculturalidad que Ana ha querido inculcar a su hija para que aprenda que vale la pena cuidar un planeta que acoge tantos pueblos, territorios y maneras de vivir distintos al nuestro, pero siempre fascinantes y enriquecedores.

En julio de 2007, BRU&BRU fue seleccionada por Virgin Galactic como primera y única agencia acreditada en España para comercializar sus vuelos suborbitales al espacio. Este nombramiento supuso un paso más en su exitosa trayectoria en el sector de los viajes y, fiel a sus principios de no recomendar nada que no conozca personalmente, reservó su plaza para volar al espacio con Virgin Galactic. Será la primera mujer española que lo haga con la plaza Pioneer 42. Como nos comenta Ana Bru: «empezamos a comercializar los vuelos de Virgin Galactic en 2007; Richard Branson confió en BRU&BRU, especialistas en diseñar viajes únicos, para comercializar los vuelos suborbitales de manera exclusiva en España y Andorra». 

La diferenciación frente a otras empresas de viajes de lujo es principalmente su expertise: «Sin duda, la diferenciación es nuestro expertise y nuestros constantes viajes de inspección. Siempre estamos buscando nuevos destinos y experiencias para nuestros clientes. Nos gusta explorar el mundo y siempre vamos un paso por delante del resto de agencias del sector. Siguiendo nuestra filosofía de empresa, los miembros del equipo viajan constantemente para conocer nuevos destinos para recomendar a nuestros clientes. También nos centramos muchísimo en las experiencias que proponemos, porque lo importante no es adónde vas, si no lo que vas a hacer y con quién».

 

En Bru&Bru también están innovando en la forma de ofrecer sus servicios en su espacio físico.

«Nuestra oficina es un espacio diáfano: en una zona está la work-station y tenemos dos zonas con sofás, una mesa grande, etc. Allí es donde recibimos a nuestros clientes y a nuestros colaboradores. Queremos que se sientan cómodos, como en casa, por eso nos sentamos con ellos en una zona con sofá y butacas, les servimos un café o un refresco, y hablamos con ellos sin prisas. En nuestra oficina también organizamos presentaciones, charlas, eventos, exposiciones para viajeros. Se trata de un espacio interactivo más parecido a un showroom que a una agencia convencional con sillas y mesas». 

Para Ana Bru las nuevas tecnologías ayudarán al sector del turismo: “serán un buen complemento, pero no sustituirán el trabajo de un buen travel designer. Creemos firmemente que lo importante son las personas, nuestro equipo y nuestros colaboradores son los que hacen la diferencia. Además, nuestros clientes valoran el trato humano.” y respecto al sector del turismo, considera que «en nuestro país se ha buscado más la cantidad que la calidad. Siempre se habla del número de turistas que nos visitan”, pero ella se pregunta qué nos aportan. Una de las misiones de Ana Bru es dignificar el sector de los viajes, “por eso en BRU&BRU nos centramos en la calidad, no en el volumen».

En el caso de Ana Bru, el consejo que daría a otras personas que quisieran emprender es: «lo importante es que sean coherentes con ellos mismos, que actúen con asertividad y que emprendan en algo que les apasione. También es muy importante rodearse de un buen equipo».

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario, o enlace permanente (trackback) desde tu propio sitio. También puedes suscribirse a estos comentarios vía RSS.

Sé educado. Cíñete al asunto. No introduzcas spam.

Puedes utilizar estas tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Está activado Gravatar. Para utilizar tu propio avatar, regístrate en Gravatar.