Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

Enrique Quemada: “las empresas tienen una tendencia a converger hacia la mediocridad, a no crear valor…y quiebran”

Hablar con Enrique es una gran oportunidad para reflexionar sobre negocios, valores, nuevas tendencias de management y de finanzas corporativas.


Javier García
Enrique Quemada: “las empresas tienen una...

Tenemos el inmenso placer de poder entrevistar a uno de los profesionales del mundo de las finanzas y del management más relevantes de España, Enrique Quemada tiene un currículum muy dilatado pero de él me gustaría destacar que es Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y Bachelor en Ciencias Empresariales por la Universidad de Tecnología de Sidney, MBA y PADE por IESE y President Management Progam por la Harvard Business School. Es Presidente del Banco de Inversión internacional ONEtoONE Corporate Finance, entidad especializada en asesoramiento de Fusiones y Adquisiciones de empresas con oficinas en 16 países y 25 ciudades en el mundo. Es profesor de Finanzas en Executive Education en Instituto de Empresa Business School. Es Chairman del International Mergers & Acquisitions Institute y Presidente de CRECE+ (Asociación Española público-privada para la profesionalización de las Fusiones y Adquisiciones de Empresas). Conferenciante internacional y autor de libros especializados es compra y ventas de empersas. Es también miembro del consejo asesor de Expansión y columnista en periódicos nacionales.

Como se puede comprobar hablar con Enrique es una gran oportunidad para reflexionar sobre negocios, valores, nuevas tendencias de management y de finanzas corporativas. Todo un cóctel realmente atractivo para nuestros lectores de Sintetia.

:: Enrique, la primera muy directa, trabajas todos los días viendo modelos de negocios, finanzas, empresas… ¿se pueden aprender cosas nuevas o todo está en los manuales?

Las empresas están vivas y sus propietarios están cargados de emociones.

Vender una empresa es un proceso complejo, que tiene muchas triquiñuelas, especialmente financieras y de negociación. Habitualmente, el empresario es la primera vez que vende una, es inexperto en esa materia y se está jugando algo muy importante. La experiencia aquí, sin duda, es vital. Igual que no conviene enfrentarse a una inspección de Hacienda sin la ayuda de un asesor fiscal ni construirse una casa sin la ayuda de un arquitecto, mi recomendación es que no vendas tu empresa sin la ayuda de un asesor experto.

:: De tu experiencia en ONEtoONE, ¿Cuáles son los 3 elementos más difíciles para cerrar un acuerdo de fusión entre dos compañías?

La primera es que muchos vendedores no saben realmente lo que quieren. En ocasiones se lanzan a un proceso de venta sin pensar ¿qué piensan mis socios? ¿Es mi objetivo el mismo que el de mis socios? Y descubren que no están alineados cuando ya han avanzado en el proceso.

Otro elemento son las ambigüedades. Si quieres que la operación salga, elimina lo antes posible las ambigüedades, pues éstas son las que matan la mayoría de las operaciones de compraventa.

Es muy común entre negociadores inexpertos no llegar al fondo de las cosas, con la idea de que parece que os habéis entendido y crees que tu postura prevalecerá porque tú tienes razón. Es un tremendo error con fatales consecuencias.

Todos nos damos cuenta en el fondo de nuestra conciencia que no ha quedado del todo claro, que hay ambigüedad, pero no lo concretamos para no molestar al otro. Intuimos que quizás el otro haya entendido otra cosa o que tal vez no haya comprado del todo nuestra postura pero como ya se lo hemos mencionado y no ha dicho nada, entendemos que está de acuerdo, lo damos por pactado. Si era un tema relevante y no ha quedado rematado, será causa de conflicto y probablemente de ruptura en la fase final, todo por no haber sido claros cuando había que serlo.

Aspectos que en las fases iniciales del noviazgo entre comprador y vendedor hubieran sido aceptadas de manera inmediata si se hubieran solicitado con claridad, más tarde son causa de grandes disputas si han sido tratadas de forma ambigua. Es una pena pero es una manera tremenda de complicarse la vida por falta de habilidad negociadora.

Por último están las expectativas irracionales. Tuvimos un mandato de compra de una empresa y el vendedor nos indicó que su precio eran seis millones de euros. Al preguntarle el porqué nos indicó que tenía seis hijas y quería un millón para cada una. Le expliqué que buscaría otro vendedor con una empresa similar y menos hijas. No nos parecía justificado que hiciese pagar a nuestro cliente su fertilidad.

:: La crisis ha llevado al cierre a muchas empresas, también han emergido otras. ¿Hay alguna fórmula o ‘hechos estilizados’ que ayuden a las empresas a mantenerse a flote?

Si quieres tener éxito duradero, tu empresa debe añadir valor real al cliente. Por valor real me refiero al valor que se perdería en el mundo si tu empresa desapareciese. Las empresas tienen una tendencia a converger hacia la mediocridad, a no crear valor y por eso acaban quebrando.

:: ¿La deuda puede matar? ¿Cuáles son las claves para que una compañía use el endeudamiento desde una perspectiva razonable?

El banco te presta dinero y si las cosas salen bien recupera el capital y sólo cobra unos intereses, pero si salen mal también puede perderlo todo. Tiene por tanto más que perder que ganar, y por eso su obsesión es fijarse en lo que puede ir mal y no les preocupa todo lo que puede crecer o ganar la compañía, sino la capacidad de la Empresa para generar caja y hacer frente a la devolución del principal y de los intereses.

Esto lo han aprendido ahora y por eso tienen mucho cuidado a la hora de prestar a pymes.

Las compañías más grandes, las que tienen activos físicos para dar en garantía y las que gozan de flujos estables pueden acceder a más deuda, las de servicios o con mucho crecimiento, obtendrán menores ratios de financiación.

Por eso, muchas empresas pequeñas se han dado cuenta de su fragilidad y están buscando fusionarse o ser adquiridas por otras más grandes que les den estabilidad.

:: En tu último artículo en Expansión hablabas de los nuevos esclavos… a este respecto me gustaría hacerte dos preguntas:

1.- ¿Tenemos una visión distorsionada de lo que significa éxito?

Los líderes más exitosos han sido aquellos capaces de combinar las cuatro dimensiones: 1) felicidad (sensación de placer y satisfacción sobre tu vida); 2) logro (sensación de haber superado retos), 3) impacto (sensación de ayudar a gente que te importa) y 4) legado (ayudar a otros a su éxito futuro).

Si te falta alguno de estos elementos, aunque triunfes en los otros, sentirás que te falta algo y estarás insatisfecho. El placer de tus logros se desvanecerá según los consigas.

Para tener un equilibrio en los cuatro frentes, tienes que limitar tu búsqueda del éxito en una de las categorías en persecución del todo. No tiene sentido por tanto ser maximalista en una categoría, pues dañaría a las otras. Te tienes que imponer límites. Tendrás éxito si aprendes a saltar de una categoría a otra y a enfocarte absolutamente en la categoría en la que estás.

Lo mismo sucede en la empresa. Es absurdo buscar gente equilibrada si sólo fichas workaholics. Se destruye la cultura si vives en la incoherencia, diciendo que la empresa ayuda a equilibrar la vida personal y convocas al tiempo reuniones de trabajo por la noche.

Para que una empresa sea exitosa, la felicidad es esencial y ésta crece en culturas de confianza y respeto. El éxito no es la clave de la felicidad, la felicidad es la clave del éxito.

2.- ¿La crisis, la presión del desempleo deja a las personas ‘sin opciones’ y perdemos derechos y libertades?

La diferencia entre la persona exitosa y las demás no está en su fuerza ni en su conocimiento, sino su tenacidad.

La mayoría de las veces las personas no cambiamos hasta que no somos empujados al cambio, pues solemos ser prisioneros de la inercia profesional. En nuestra mano está buscar alternativas si no estamos contentos. Las opciones están ahí para quien decida buscarlas con tenacidad.

:: En Sintetia somos fans, yo declarado, de Gary Hamel y sus propuestas sobre el nuevo management, los valores importan, las personas son claves y la forma en la que nos organizamos parece que se tiene que transformar de forma radical. ¿Compartes esta visión? ¿Qué elementos consideras diferenciales en las compañías a las que admiras y que crees que marcarán el rumbo en el siglo XXI?

Creo que el mundo ha cambiado y ya no predominan las organizaciones jerárquicas, donde hay un jefe y los demás obedecen. Ahora todos son jefes.

Los líderes de las empresas están para ayudar a sus colaboradores a ser mejores y para que su trabajo resulte más fácil. Su misión es proveerles de las herramientas para que puedan dar lo mejor de ellos mismos. De hecho, un buen líder está detrás, facilitando las cosas.

:: Cuando ocurren casos Volkswagen, ¿qué se te pasó por la cabeza?

Codicia y estupidez humana.

:: Al igual que le hemos preguntado a Aswath Damodaran, ¿Cuáles son los 3 errores más comunes a la hora de hacer valoraciones financieras de las empresas? 

1.- El palo de jockey: proyectar crecimiento elevado a futuro cuando ni la empresa ni su sector lo están teniendo en el momento actual.

2.- Sobreestimar las sinergias en las operaciones de adquisición. Especialmente el crecimiento en venta cruzada.

3.- Descontar los flujos futuros de la empresa a una tasa demasiado baja, lo que suele disparar el valor.

:: Por último, me gustaría que nos comentaras qué piensas cuando escuchas o lees frases como las siguientes:

1.- Lo principal de un negocio es ganar dinero, lo demás es secundario…

Igual que el futbol, la empresa es un juego de equipo y los beneficios son el contador para medir qué tal lo estáis haciendo. Las empresas deben crear valor para sus clientes y, como consecuencia, ganar dinero para sus accionistas.

Enrique_Quemada_Exito_Sintetia

2.- Una empresa no se puede valorar, el futuro no se puede predecir…

No se puede determinar un valor exacto de una empresa, pero sí se puede aproximar un rango de valor lógico.

Cuando compras una empresa, lo importante es que juzgues con frialdad si tú vas a conseguir crear valor (por encima del precio pagado) aportando tus habilidades, tu conocimiento del sector o tu capacidad superior de gestión.

3.- Las fusiones siempre son problemáticas, choque de culturas…

La clave para el éxito de una fusión es el respeto a las personas. Si humillas a los empleados de la empresa comprada, haces un daño terrible a tu propia operación de adquisición.

4.- Esto siempre se ha hecho así…por ello experimentos ‘con gasesosa’…

Hay industrias en las que todas las empresas se comportan de una manera determinada, como si esa fuese la forma como deben hacerse las cosas, nadie se plantea que se pueden realizar de otra manera. Incluso han educado a los consumidores a no esperar nada distinto. Pero el valor está en la diferencia. Tienes que inventar el juego en el que vas a competir y definir tú sus reglas. No se trata de que seas el mejor, se trata de que seas el único que hace lo que tú haces.

5.- El talento sólo busca dinero…

El talento busca crecer, superarse.

Mostrar comentarios (0)

Comentarios

Artículos relacionados

Economía

“Oh Capitán mi Capitán”, lecciones de Marketing sobre un pequeño velero

“Twenty years from now you will be more disappointed by the things that you didn’t do than by the ones you did do. So throw off the bowlines. Sail away from the safe harbor. Catch...

Publicado el por Alberto Terol Conthe
Economía

Culto (que no peaje necesario) al fracaso

Está en la ciudad sueca de Helsingborg y para un Emprendedor debería ser lugar de peregrinación; algo así como el estadio de Maracaná para un amante del fútbol o Graceland para un...

Publicado el por Javier Ongay