Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

¿Es rentable organizar un Mundial de fútbol?


Abel Fernández
¿Es rentable organizar un Mundial de fútbol?

Mint.com nos trae un gráfico con un resumen de cifras al respecto. Analiza varios mundiales aunque lo hace en mayor profundidad con Alemania 2006 y Suráfrica 2010. Las cifras más relevantes del actual mundial se resumen así:

Gastos

Hay dos grandes partidas de gastos, inversiones en infraestructuras e inversiones en estadios. Por su carácter de inversión no son gastos propiamente dichos, pues proveerán servicios del capital durante su vida útil. La cuestión es si dichos servicios futuros serán realmente útiles o rentables: Suráfrica parece haber gastado casi 5.000 millones de dólares (M$) en la construcción de estadios. El resto, hasta un total cercano a los 6.000 M$, ha consistido en infraestructuras.

Ingresos por sponsors

Los partners pagan alrededor de 100 M$ cada uno durante el período 2007 – 2010, mientras los sponsors pagan unos 28 M$. Los patrocinadores nacionales, bastante menos. Un cálculo muy aproximado indica unos ingresos por patrocinio para Suráfrica 2010 de 900 M$.

 

 

Ingresos por entradas

Los ingresos por entradas más la compensación de la FIFA por albergar el Mundial ascienden a casi 1.000 M$

Ingresos por merchandising

Los productos con el logo de la FIFA son una mina. Se estiman unas ventas de 2.600 M$ en merchandising para el Mundial 2010. Pero la FIFA se queda con la mayoría de dichos beneficios.

Ingresos por derechos televisivos

Walt Disney y Univision han pagado 425 M$ por los derechos de este mundial y del próximo. Ingresos que, de nuevo, van a la FIFA.

Ingresos de los negocios locales

En Suráfrica 2010 se estima que los negocios locales (hoteles, restaurantes y otros) ingresarán unos 620 M$. Esta cifra es superior a la habitual debido a que las estancias medias serán más largas por la lejanía del destino. En Alemania 2006, los ingresos ascendieron a 300 M$.

 

 

Conclusiones

Las conclusiones son evidentes. El mundial de fútbol es un negocio redondo para la FIFA, un buen estímulo temporal para las empresas de hostelería del país que organiza el evento y una inversión muy dudosa para el país en su conjunto; el que el proyecto tenga una cierta rentabilidad a largo plazo o sea ruinoso económicamente depende de la utilidad real, fuera del evento, de las infraestructuras y estadios construidos para albergarlo.

 

Mostrar comentarios (0)

Comentarios

Artículos relacionados

Economía

La empresa que viene

No está claro si Sebastián de Covarrubias y Horozco (1539-1613) puso especial interés en el estudio etimológico de la palabra Empresa por el hecho de ser en un momento dado de su...

Publicado el por Javier Ongay
Economía

El trabajador como inversión

Aclaremos, el título no incluye ninguna intención provocadora. Sé que puede haber espíritus proclives a encontrar siempre un matiz que retorcer, así como puristas de la “clase...

Publicado el por Javier Ongay