Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

Emprender no tiene edad: el potencial de nuestros mayores puede ser clave para España


Colaboración
Emprender no tiene edad: el potencial de...
Recientemente le sugerí a mi padre – retirado en la Isla de San Fernando, Cádiz- que montara una empresa. Esa fue mi idea después de escuchar sus quejas ante la falta de una actividad que le motive y la necesidad de generar algo más de dinero a una pensión siempre insuficiente. “– ¿Acaso estás loco? …No, no, eso es imposible.­-”   Respondió. ¡Qué diferencia con lo que veo en el día a día en los Estados Unidos, país donde me tuve que auto-exiliar en busca de mejores oportunidades!  Los emprendedores de más de 50 años constituyen uno de los segmentos de más rápido crecimiento entre los nuevos empresarios. Se les conoce como “Encore Entreprenours“, algo así como “Emprendedores Bis”. Tiene lógica que después de una vida de conocimiento y experiencias se decidan a crear un nuevo negocio o reinventarse profesionalmente. Plan B : Emprender de mayor La creación de una nueva iniciativa empresarial puede llenar de satisfacción y suplir lo que puede ser un vacío laboral y personal. Muchos retirados o personas de más de 50 años están más que listos para empezar una segunda carrera profesional; tienen la sabiduría, el conocimiento, la experiencia y todavía tienen mucha vitalidad. Y cada vez más años de esperanza de vida durante la que aprovechar todo su potencial. España y el mundo envejece, cada vez son más las personas mayores que lo habitan. Esto afectara entre otras cosas a la fuerza de trabajo, al mercado de consumo y todos los sectores de la sociedad. La edad del retiro es algo impuesto desde hace más de 100 años. Por qué no pensar en cómo sacar provecho de todo ese capital humano que significan las personas mayores. Es lo que pude ver cuando terminé de leer el libro “De vuelta. Diálogos con personas que vivieron mucho y lo cuentan bien” de mi amigo el Dr. Diego Bernardini, un especialista en temas de envejecimiento y la nueva longevidad, donde la mayoría de esas personas de más de 70 u 80 años aún se sienten motivadas a aportar a la sociedad.  Como oscuro contraste casi el 60 por ciento de los profesionales españoles de más de 55 años están sin empleo o en condiciones de perderlo y ya no recuperarlo jamás. No solo cambió nuestra esperanza de vida, también cambió la realidad económica. La idea de que un directivo o un trabajador fiel a su empresa tiene un plan de vida asegurado es ya un viejo y olvidado sueño.  No hay fidelidad de la empresa al trabajador ni viceversa. Luis Conde, el prestigioso HeadHunter español, en su breve y muy inspirador libro “La fórmula del talento y MAHLER. Los retos en la vida“, nos urge a tener un PLAN B, invertir en una pequeña empresa tan pronto sea posible a partir de los 40 años. Sugiere con acierto, que “los empresarios deberían no solo permitir, sino impulsar a sus ejecutivos a que montaran su plan B.” Emprender_a_los_50 Desafortunadamente, el marco regulatorio y legal de España hace muy difícil la creación de nuevas empresas y emprendimientos, particularmente para los más mayores. Básicamente las políticas existentes ponen freno al magnifico potencial de emprendedores mayores. El nuevo gobierno debe proponer medidas reales que les abran las puertas a la creatividad y emprendimiento de nuestros mayores. ¿Es imposible lanzarse al Plan B?  Aunque no es fácil, ciertamente no es imposible. Es importante marcarse retos y conseguirlos. Pocos tenemos la capacidad de marcarnos como reto dirigir la Segunda Sinfonía de Gustav Mahler, como consiguió Luis Conde a pesar de no tener estudios de solfeo y ya pasado los 50.  Pero cada uno de nosotros tenemos nuestras propias pasiones, hobbies o intereses y es idealmente de allí de donde hemos de tirar para lanzar nuestra empresa. Tenemos casos como el Sr. Eulogio Naz, que a pesar de estar retirado se metió en la iniciativa de lanzar, Mashme https://www.mashme.tv una empresa tecnológica para meetings virtuales y ya está en una segunda ronda de financiación. José Luis Rodríguez que después de toda una vida trabajando en empresas de tecnología decidió lanzar una start-up tecnológica, AgroBigData, enfocada a la agricultura que siempre amó. No todo es tecnología, mi misma madre que después de una sequía laboral decidió lanzar un nuevo y exitoso modelo de negocio innovador en el sector del libro. El límite es la propia creatividad, la actitud de cada uno de nosotros y el marco legal. Ciertamente ni todos los jóvenes ni los mayores tienen la psique del emprendimiento. Hay otras formas de apoyar la economía y ayudar a la sociedad. En los USA existe un programa – SCORE- https://www.score.org, en el que los retirados ofrecen su tiempo para ser mentores y ayudar a emprendedores y empresarios. Recientemente en la ciudad de Baltimore fui testigo de cómo un voluntario de muy avanzada edad recibía un premio por haber ayudado en los últimos 3 años a crear 37 empresas que en total han generado 2.000 puestos de trabajo. El coste anual de este programa para el gobierno de los EEUU es de unos 7 millones de euros y cubre todo el territorio nacional. Ni pensar lo que puede costar el programa medio de promoción de empleo de cualquier autonomía (o sí…después de leer a Simón González de la Riva en Sintetia :)). La única pregunta que resta es…Cual es tu plan B?

Sobre el autor:

Martín Gurria

Board member USEC http://www.usspainexecutives.org/en/

MA, International Economics & International Relations of the School of Advanced International Studies (SAIS), Johns Hopkins University  https://www.sais-jhu.edu/

@pngnbcn

Mostrar comentarios (1)

Comentarios

  • Abrir tienda

    Completamente de acuerdo con el artículo, En mi trabajo, cada vez, mas encuentro un perfil de emprendedores mayores de 50 años que no se resignan a continuar en el desempleo o en trabajos precarios. La actitud ante el reto de emprender es bastante diferente a los mas jóvenes, aunque derrochan entusiasmo, se notan las tablas y la experiencia a la hora de negociar cada punto del negocio. Se toman tiempo para decidir, y son bastante mas exigentes, también son buenos clientes, serios y buenos a la hora de cumplir con los tratos.

    • Article Author

Artículos relacionados

Economía

Llegó, la podemos tocar y deberíamos trabajar en sus oportunidades: la Transformación Digital 4.0

El mundo asiste a una ola de digitalización masiva. Las grandes plataformas digitales y los líderes empresariales de la economía post-crisis van extendiendo su dominio a todos los...

Publicado el por Xavier Ferrás
Economía

Y se encendió la mente humana: un recorrido por la paleontología y la empresa

El 21 de junio de 2017, en el Centro Cultural del Born de Barcelona, se celebró la primera edición del evento “Conversaciones, relaciones y copas” que organizó el Instituto...

Publicado el por Claudio Drapkin