Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

7 titulares de la crisis sectorial de empleo en España


Javier García
7 titulares de la crisis sectorial de empleo...

Tras constatar que la crisis ha tenido en España un impacto muy desigual dentro del país, que la I+D está desigualmente distribuida y que los datos de educación ponen de relieve diferencias significativas entre la población española, ahondaremos ahora en el análisis del impacto sectorial de la crisis y las diferencias territoriales. Esta reflexión trata de ser muy gráfica y seguir aportando datos para un posterior análisis. De momento, 7 titulares a tener en cuenta.

1.- En España se han destruido 2,7 millones de empleos en los últimos 4 años. De ellos, más del 53% se corresponden con la construcción. 

Evolución del número de ocupados (en miles) por sectores (TIV 2007 – TIV 2011)

Fuente: elaboración propia a partir de la Encuesta de Población Activa. INE.

La construcción fue el motor de crecimiento económico de España durante el último ciclo expansivo. La explosión de la burbuja ha afectado de lleno al sector y a la industria auxiliar que depende del mismo.

2.- España ha destruido el 13% de su fuerza laboral durante la crisis, pero existen fuertes disparidades regionales, desde el 7,3% del País Vasco al 16,5% de la Comunidad Valenciana.

Destrucción de empleo sobre el total de población ocupada (%), por Comunidades Autónomas (2007 – 2011)

Fuente: elaboración propia a partir de la Encuesta de Población Activa. INE.

3.- La población ocupada sobre la población en edad de trabajar (la denominada tasa de empleo) se ha reducido un 14,4% en España. Además, la crisis ha azotado con mayor fuerza en aquellas Comunidades Autónomas con más problemas (pre-crisis) de empleabilidad.

Tasa de empleo en el año 2011 y su evolución (en %) respecto a la del año 2007

Fuente: elaboración propia a partir de la Encuesta de Población Activa.  INE.

Un problema serio a la hora de analizar el mercado de trabajo es el ignorar el porcentaje de la población que trabaja en el territorio. Es distinta la destrucción de empleo en una comunidad con una alto nivel de empleabilidad que en otra con bajo nivel. Cada empleo destruido en un lugar con una tasa de empleo relativamente baja ahonda en un fango estructural de falta de dinamismo. Y esto es lo que ha ocurrido en España.

Extremadura es el lugar de España donde menor número de personas en edad de trabajar se encuentran ocupadas (casi un 39%). En cambio, en dicha comunidad se ha destruido casi un 15% de su escaso nivel empleo, por encima de la media de España. Lo mismo le ocurre en Andalucía, donde actualmente trabaja menos del 41% de la población en edad de ello, tras una reducción del 17% del empleo. Canarias, la Comunidad Valenciana y Murcia son también territorios con baja tasa de empleabilidad en los que la tasa de destrucción de empleo ha sido mayor.

Por otro lado, Madrid, País Vasco y Navarra tienen tasas de empleo similares a los de la Unión Europea (52%) y la crisis las ha afectado de una forma notablemente inferior que al resto de comunidades.

4.- El impacto en la construcción ha sido también dispar entre Comunidades Autónomas: Andalucía o Murcia frente a Madrid o País Vasco.

Diferencias entre la aportación a la destrucción de empleo de la construcción en España y el peso de la población por Comunidades Autónomas (2007 – 2011)

Fuente: elaboración propia a partir de la Encuesta de Población Activa. INE.

¿Qué Comunidades Autónomas han aportado más a la destrucción de los 1,4 millones de empleos en construcción en España? El gráfico muestra la diferencia, para cada Comunidad Autónoma, entre el porcentaje del total de empleos destruidos de España y su aportación en términos de población: si aporta más a la destrucción de empleos en el sector que a la población, existe una incidencia mayor de ese sector en dicha Comunidad que en el resto.

Este es el caso de Andalucía, Murcia, Canarias y Comunidad Valenciana, las cuatro comunidades que más han contribuído a la destrucción de empleo en la construcción. Por el contrario, los territorios con menor incidencia relativa en construcción en España son las comunidades del norte (País Vasco, Castilla y León, Galicia y Asturias), así como Madrid.

Estas disparidades en destrucción de empleo están, lógicamente, correlacionadas con la especialización relativa por sectores en cada territorio. El modelo productivo del mediterráneo tiene una dependencia mucho mayor de la construcción, los servicios intensivos en actividades turísticas y una industria muy ligada a la actividad de la construcción (cerámica, carpintería, material de construcción, etc).

5.- Las industrias catalana y valenciana son las más afectadas en la destrucción de empleo del sector en España. La industria es el segundo sector en impacto laboral de la crisis y ha incidido de forma notable en las zonas más especializadas de España.

Diferencia entre la aportación a la destrucción de empleo de la industria en España y el peso de la población por Comunidades Autónomas (2007 – 2011)

Fuente: elaboración propia a partir de la Encuesta de Población Activa. INE.

6.- El sector servicios ha tenido un severo efecto en la destrucción de empleo en Comunidades como Cataluña, Valencia, Andalucía y Madrid. 

Diferencia entre la aportación a la destrucción de empleo de los servicios en España,y el peso de la población por Comunidades Autónomas (2007 – 2011)

Fuente: elaboración propia a partir de la Encuesta de Población Activa. INE.

7.- La crisis económica está generado una reestructuración laboral y productiva en España. El sector de la construcción mengua en casi 6 puntos porcentuales y se consolida el peso de los servicios. 

Los siguientes dos gráficos resumen a la perfección las mencionadas disparidades sectoriales en España. En primer lugar, ¿cuál es la distribución sectorial actual del empleo en España?

Distribución del empleo por sectores en cada Comunidad Autónoma en el año 2011 (%)

Fuente: elaboración propia a partir de la Encuesta de Población Activa. INE.

La distribución del empleo por sectores económicos es sustancialmente diferente entre Comunidades Autónomas:

– Murcia, Extremadura, Andalucía, Galicia y Castilla La Mancha mantienen todavía una gran especialización en el sector primario.

– La industria aporta una mayor proporción de empleo en comunidades como Navarra, La Rioja, País Vasco, Aragón, Cataluña o la Comunidad Valenciana.

– Mientras tanto, la construcción mantiene aún un peso relativamente elevado en el empleo de comunidades como Baleares, Extremadura, Castilla La Mancha, La Rioja o Asturias.

– En el lado de los servicios, el mayor sector en volumen de empleo desde hace décadas, Canarias, Madrid y Baleares son las que mayor especialización relativa presentan.

Asimismo, dentro de cada sector existen disparidades: los servicios en Canarias son principalmente por las actividades turísticas, mientras en Madrid se concentran en mucha mayor medida tanto servicios públicos como los servicios avanzados a las empresas (éstos últimos mucho más intensivos en tecnología y de alta productividad). Y tampoco es igual la industria de Murcia que la del País Vasco (esta última más volcada en la fabricación de productos de tecnología media y media-alta tecnología). Así, para explicar las diferencias en productividad y renta per cápita no basta con analizar la composición sectorial, sino también las disparidades en la “intensidad tecnológica” de las actividades productivas.

La siguiente tabla explica cómo han cambiado los pesos sectoriales del empleo en España entre 2007 y 2011, y el análisis que emerge resulta realmente interesante.

Cambios en la distribución del empleo por sectores (en puntos porcentuales) en cada Comunidad Autónoma (2007 – 2011)

Fuente: elaboración propia a partir de la Encuesta de Población Activa. INE.

El sector de la construcción se ha “desinflado” como generador de empleo en Murcia, Canarias y Andalucía. Las tres comunidades han pasado de tener una proporción de empleos en la construcción superior a la media de España a presentar, en la actualidad, una estructura laboral con un peso sensiblemente inferior en dicho sector. 

Por ejemplo, casi 9 de cada 10 empleos destruidos en Murcia se encuentran en la construcción, mientras en Canarias y Andalucía el sector ha sufrido en torno al 63% de las pérdidas. En estas mismas comunidades, con una fuerte especialización en servicios turísticos, se han destruido en servicios un menor número de empleos que en el resto de sectores, lo cual ha hecho que los servicios vuelvan a adquirir un mayor protagonismo.

Los datos son claros: la crisis de empleo en España ha hecho que los servicios sigan ganando peso como el sector que más empleo proporciona, la construcción “adelgaza” de forma dramática y la industria aguanta el tirón. No obstante, las fuertes disparidades en especialización productiva influyen en la capacidad de re-inventarse, de generar empleo y de salir de una situación de asfixia. Éste será el punto inicial de las próximas reflexiones alrededor de la crisis.

Mostrar comentarios (0)

Comentarios

Artículos relacionados

Economía

El dilema de Morfeo

Se llama Sofia, tiene tres años y ha sido reconocida como ciudadana de los Emiratos Árabes. Se llama Duplex, tiene meses de vida y es capaz de hacer reservas en un restaurant o en...

Publicado el por Claudio Drapkin
Economía

La última moda en innovación: el intraemprendimiento

Todos tenemos ideas. Y las podemos convertir en proyectos. Fuera de una empresa, podemos ser emprendedores o crear nuestro propio autoempleo. Pero en una empresa, en una...

Publicado el por Ángel Alba