Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

6 mitos sobre invertir en bolsa


Colaboración
6 mitos sobre invertir en bolsa
Los mitos populares no suelen tener un origen popular. Muchos de ellos son creados por entendidos pero luego, por desgracia, son difundidos hasta que se convierten en una verdad aceptada. En cuanto a la inversión en bolsa, algunos de los mitos que quisiera discutir aquí son los siguientes: * Hace falta un capital elevado para invertir en acciones * Hay que diversificar mucho para reducir el riesgo * Para ganar más, se debe arriesgar más * Hay que comprar cuando todos venden y vender cuando todos compran * Hay que ir un paso adelante respecto a los demás inversores * Es preciso ser un inversor rápido

Bolsa, invertir

Mito nº1: hace falta un capital elevado para invertir en acciones En realidad es posible abrir una cuenta de inversión a partir de cualquier cantidad en la mayoría de las agencias de valores o bancos online. Las comisiones pueden ser disuasorias pero algunos intermediarios cobran gastos de compraventa muy reducidos, sea cual sea el importe de la operación. Hay agencias de valores que tampoco cobran comisiones de custodia ni por dividendos. Con estos intermediarios se puede invertir prácticamente a partir de una sola acción. En cambio, para comprar bonos del Estado sí hace falta un mínimo, que en España son 1.000 euros. Mito nº2: hay que diversificar mucho para reducir el riesgo  Seis de las nueve estrategias que explico en Invertir Low Cost van asociadas a carteras compuestas únicamente por cinco valores. Sin embargo, todas ellas tienen un riesgo inferior al del mercado en general. En el período de ocho años comprendido entre el 31 de marzo de 2006 y el 31 de marzo de 2014, el índice IBEX-35 tuvo ocho trimestres con pérdidas superiores al 8%. En cambio, las seis carteras tuvieron entre tres y siete trimestres con pérdidas de tal magnitud. Cuando se constituye una cartera de acciones a partir de un criterio de selección basado en la calidad, no es necesario diversificar demasiado. Se consigue una mayor reducción del riesgo si uno se concentra en la calidad que si diversifica por cantidad. No obstante, sí es cierto que si no somos cuidadosos en la selección de valores es conveniente evitar una excesiva concentración. Mito nº3: para ganar más, se debe arriesgar más  Puede ser verdad cuando comparamos diferentes activos. Por ejemplo, las acciones tienen más riesgo que los depósitos bancarios pero son más rentables. Sin embargo, cuando comparamos estrategias de inversión en acciones, las más conservadoras tienden a ser las más rentables. Las nueve carteras de Invertir Low Cost han tenido un riesgo inferior al del mercado pero su rentabilidad anual se ha situado entre un 9,14% y un 17,84% en el período antes indicado, mientras que la rentabilidad del IBEX-35 fue del 3,54% y la de la referencia del mercado (las empresas del IBEX, pues las carteras no contienen entidades financieras) fue del 4,64%. Esto también se puede comprobar con los fondos de inversión en bolsa. A partir de los datos de Morningstar, que evalúa el riesgo de cada fondo, podemos ver que de los 30 mejores fondos en bolsa española, el 13% tienen un riesgo alto o superior a la media. En cambio, este porcentaje es del 50% entre los 30 fondos menos rentables. Mito nº4: para ganar en bolsa hay que comprar cuando todos venden y vender cuando todos compran Hay inversores que creen que si compran las acciones que más han caído de precio (las que “todo el mundo” ha estado vendiendo) batirán al mercado. Sin embargo, como demuestro en el libro, se trata de una estrategia perdedora. En Invertir Low Cost hay una estrategia para inversores que compran cuando todos compran, o mejor dicho, que compran sin que les importe lo que hagan los demás, ya que implica comprar cada trimestre, independientemente de cómo esté evolucionando la bolsa. La he denominado ‘Consenso Relativo’ y consiste en seleccionar las quince empresas, de entre las 28 o 30 que cotizan en el índice IBEX-35, que obtienen una mayor rentabilidad sobre los recursos que emplean. Por tanto, se trata de adquirir las acciones de las empresas mejor consideradas por el resto de inversores, puesto que son las más eficientes. El término ‘relativo’ hace referencia a que no se trata de comprar solo las cinco o diez empresas más eficientes sino también las que tienen una eficiencia media porque estas, por razones que sería largo explicar ahora, acostumbran a ser más rentables en bolsa que las otras. Esta cartera generó una rentabilidad del 10,03% anual en el período considerado. Lo más relevante es que obtuvo una ventaja del 5,39% anual respecto al mercado. Así que se puede ganar en bolsa comprando cuando todos compran y lo que todos compran. Sencillamente hay que descartar las empresas menos eficientes. Mito nº5: hay que ir un paso por delante respecto a los demás inversores  La primera versión de este mito afirma que es preciso tener información sobre la situación de las empresas o sobre el contexto económico antes que nadie. Si de veras la información privilegiada tuviera alguna utilidad, ¿por qué tantos bancos estuvieron al borde de la quiebra? Tener información privilegiada puede ser un inconveniente porque, si bien puede funcionar en ocasiones, en otras puede crear una sensación de omnipotencia y seguridad que lleve al inversor a endeudarse en varias veces sus recursos para multiplicar sus ganancias, lo cual le dejará desprotegido ante el más mínimo contratiempo. Dos ejemplos de fondos cuyos gestores estaban muy bien informados fueron el Long-Term Capital Management y el High-Grade Structured Credit Fund. Ambos lo perdieron absolutamente todo por la ocurrencia de un hecho considerado improbable. La segunda versión del mito dice que la bolsa ya descuenta en el precio de las acciones toda la información conocida y que para obtener una ventaja sobre el mercado es necesario anticiparse a los acontecimientos que pueden favorecer a unas empresas más que a otras. Sin embargo, comprar acciones de empresas de las que se espera el mayor incremento de beneficios en el futuro no es una buena estrategia. Esto ya lo demostró en 1991 Michael O’Hgiggins en su clásico Beating The Dow. Las nueve estrategias que comento en Invertir Low Cost se basan exclusivamente en información de dominio público, concretamente en los estados financieros que las sociedades cotizadas deben presentar semestralmente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. No requieren información restringida ni estimaciones de beneficios, ni tampoco fórmulas complicadas. A pesar de ello, han dado una ventaja entre el 4,50% anual y el 13,22% anual respecto al mercado en el período indicado. Mito nº6: es preciso ser un inversor rápido  Este mito ha sido popularizado, en particular, por un libro que tiene el explícito subtítulo de Por qué los inversores lentos pierden y el dinero rápido gana. Parece como si los inversores lentos debieran retirarse del mercado o confiar sus ahorros a un inversor que se mueva por ellos. Las nueve estrategias de Invertir Low Cost están pensadas para diferentes estilos de inversión. Me interesaba transmitir la idea de que no es necesario tener cierta personalidad ni hacer nada extraordinario para ser un buen inversor. Tampoco ser “rápido de reflejos”. La selección de los valores de cada cartera se lleva a cabo en fechas fijas, concretamente cada 31 de marzo, 30 de junio, 30 de septiembre y 31 de diciembre, o alrededor de esos días. Esto implica que nunca se reacciona ante una noticia determinada ni se toma una decisión en base a información de última hora. Tampoco es necesario preocuparse de vender ni de comprar unas acciones si alcanzan un precio objetivo, por lo que desaparece la presión de ir tras la oportunidad. Simplemente se espera a que llegue el día señalado para actualizar la cartera con tranquilidad. La actualización del 31 de marzo se basa en los estados financieros anuales, que son publicados entre finales de enero y finales de febrero (con la excepción de Inditex, que los publica en marzo). Por tanto, la selección de valores se basa en información que ya tiene entre un mes y dos meses de antigüedad. Algo parecido ocurre con la actualización del 30 de septiembre, que se basa en los resultados del primer semestre. En cuanto a la selección efectuada en los otros trimestres, también se toman en consideración los balances semestrales, y no los trimestrales, de modo que en estos casos la información contable puede tener una antigüedad de hasta cinco meses. Con ello quiero decir que es más importante decidir en base a una visión de conjunto que en base a la información más reciente. También hay que tener en cuenta que el balance de situación, que refleja la salud y la solidez de la empresa, y que es tan importante, o más, que la cuenta de resultados, no cambia con tanta rapidez como la cuenta de resultados. Con frecuencia, las acciones de una empresa se disparan cuando los resultados son mejores de lo esperado pero luego vuelven a caer porque el mercado hace una lectura más sosegada de las cuentas o porque ha pasado por alto el balance de situación. Por eso los inversores que reaccionan con demasiada rapidez a la publicación de resultados, a menudo tienen que lamentar su decisión.  Lo que sí es importante es la constancia: seguir siempre un criterio determinado y actualizar las carteras en base a este criterio de forma puntual. Si bien la rapidez o la lentitud a la hora de decidir son rasgos de la personalidad difíciles de cambiar, todo el mundo puede ser constante.

Sobre el Autor:

Carlos Torres Blánquez

Autor de Invertir Low Cost: Nueve grandes estrategias de inversión en acciones con pequeños capitales

Mostrar comentarios (5)

Comentarios

  • Cómo invertir sin estresarse | Invertir low cost

    […] Seis mitos sobre la inversión en bolsa (artículo publicado en Sintetia) […]

    • Article Author
  • Seis mitos sobre la inversión en bolsa | Invertir low cost

    […] El bog Sintetia ha publicado este artículo mío 6 mitos sobre invertir en bolsa. […]

    • Article Author
  • Emilia Lara

    Siempre es bueno invertir en la bolsa, por algo lleva tanto tiempo posicionado este modelo, pero creo que deberíamos virar hacia las criptomonedas. Desde mi perspectiva, con menor riesgo [si se es prudente] y más seguras. Estoy interesada en una llamada TRADER que además de no generar comisiones por transferencias, estas son confirmadas en segundos. Sería muy bueno mayor información al respecto.

    • Article Author
  • Robert Dayum

    Siempre vale la pena encontrar nuevos medios para invertir y ahorrar e increíblemente puede que haya encontrado una pequeña joya, por lo menos en el ámbito de las criptomonedas
    Particularmente Bitcoin y TRADER que me dan un gran valor y mucha seguridad

    • Article Author
  • Inversor

    Buena artículo, hacía falta desmentir estos falsos mitos, espero que la gente se anime a invertir en bolsa después de leer esto.

    Un saludo!

    • Article Author

Artículos relacionados

Finanzas

Optimiza la tesorería y ¡vencerás!

Una empresa no muere por su EBITDA, antes lo hace por su caja. Tendemos a pensar que el beneficio es la variable fundamental. Y lo es, porque quiere decir dos cosas: 1) vendes...

Publicado el por Javier García
Finanzas

¿Miedo a perder (en bolsa)? Algunas ideas para afrontarlo

Imagina que empiezas hoy a invertir en bolsa. Lo mejor que te puede ocurrir es que empieces perdiendo. Utilizar ejemplos relacionados con el dinero tiene la ventaja de que nos...

Publicado el por Colaboración