Ignacio Albert, @neoalgae “usamos la biotecnología para crear alimentos muy saludables“

27 Marzo 2017 1

El potencial de la biotecnología es imparable. Pero cuando hablamos de ella rápidamente nos vienen a la cabeza imágenes de batas blancas, investigación y algo alejado de nuestras vidas. En cambio esa realidad está cambiando radicalmente. Tras muchos años de investigaciones y avances vez son más y mejores las empresas que están creando nuevo conocimiento, nuevas aplicaciones, nuevos productos y, en definitiva, nuevas posibilidades en una industria de la que depende desde la calidad de lo que comemos hasta los cosméticos que usamos.

Tendemos a hablar una y otra vez de la I+D y de sus grandes dificultades para que ésta se convierta en productos, en empresas, en futuro en definitiva. Y por eso cuando vemos casos donde todo esto es posible, tenemos que comunicarlo y explicarlo. Este es el caso de Neoalgae, una empresa de biotecnología, fundada por Ignacio Albert y Fidel Delgado. Su foco está en las microalgas, a través de las cuales están logrando extraer y generar todo tipo de soluciones tremendamente diferenciales. Su producto estrella es la Spirulina, ya considerada por la OMS como una especie de superalimento. Pero la Spirulina es la punta de lanza de un amplio abanico de productos, unos ya en el mercado y otros en desarrollo, todos ellos con foco en la salud, la alimentación y los cuidados personales. Participan en proyectos europeos de investigación punteros, y el pasado febrero han representado a la Unión Europea en Malasia, donde además se puso de manifiesto la potencia de la biotecnología para mercados como los musulmanes (Neoalgae tiene el sello Halal de sus productos). Tienen una estrecha colaboración la universidad y han ido tejiendo un ecosistema en torno a su empresa que los está convirtiendo en una empresa de referencia a la hora de convertir conocimiento en producto.

En este sentido, lo que más me gustaría resaltar de Neoalgae, y el motivo último por el que para mí es importante esta entrevista, es mostrar cómo las empresas de alto conocimiento también tienen un gran potencial comercial. Tras conocer la estrategia de Neoalgae estoy convencido que: I+D y producto; Universidad y Empresa; conocimiento y estrategia comercial global; estos tres binomios son las verdaderas palancas para competir y crear valor diferencial y, en última instancia, riqueza.

 

:: Perdonar, para quien ni siquiera nos lo imaginamos, ¿Qué es una microalga?

Se puede definir una microalga como microorganismos microscópicos (2-200 μm) fotosintéticos, que pueden crecer de manera autotrófica o heterotrófica. Si utilizan una fuente de carbono externa serían especies autotróficas y si es necesario añadirle una fuente de carbono externa, como pudieran ser la glucosa, hablaríamos de heterotróficas. En nuestro caso solamente trabajamos con especies autotróficas. 

:: ¿Cuáles son los campos de investigación más relevantes en microalgas?

Existe un amplio de investigación para encontrar nuevas soluciones y aplicaciones nutracéuticas y farmacéuticas a través de microalgas. Todos los compuestos que se logran extraer para estas aplicaciones están muy cotizados y esa es una de las razones por las que nosotros estamos centrando todos nuestros esfuerzos en posicionar productos en ese mercado.

:: Vuestra empresa arrancó con una conexión fuerte tanto con la I+D como con la Universidad, ¿Cómo disteis el salto?

Todos los comienzos son duros y el nuestro fue un poco más complicado, ya que emprender desde la biotecnología requiere importantes inversiones económicas. El equipamiento de laboratorio suele ser a veces una barrera difícil de franquear. Ese salto desde el laboratorio a la realidad empresarial ha sido posible gracias especialmente a nuestras tareas de asesoría científica. Hemos aportado servicios avanzados muy específicos y especializados para grandes empresas de ingeniería, que estaban dentro de proyectos de microalgas. También ha sido muy importante el apoyo recibido de las instituciones públicas locales y nacionales, y ahora europeas. Y apoyo no sólo económico, que también. Hay muchas cosas que las administraciones pueden aportar para crear empresas de alta tecnología y no es con dinero

:: Ya es tremendamente difícil emprender…pero emprender siendo ‘científicos’, ¿no añade un plus de dificultad?

Quizás el hecho de tener una formación científica vinculada a un laboratorio, te aleja de la jerga y conocimiento financiero. Tenemos cierta limitación en este sentido, pero a base de pegarte con los bancos, consultores (jeje) y la preparación de propuestas de innovación donde se pretende llegar a mercado, vas dotándote poco a poco de algún que otro conocimiento en esta materia. De cualquier forma, vemos necesario tener en tu equipo de trabajo al menos a una persona con conocimientos económicos y/o financieros; en general, equipos compensados y especializados y no creerte que puedes con todo ni que serás una persona orquesta (aunque lo eres, no es lo deseable serlo siempre :))

:: Se tiende a decir que la I+D o la ciencia no acaba en productos concretos o que no llega al mercado, yo soy fan de vuestra spirulina en pastillas, es decir, toco vuestros productos y por eso estamos hoy aquí, así que dejarme que os haga unas cuantas preguntas al respecto: 

a.- ¿Cómo conseguisteis convertir la I+D en vuestro primer producto?

Los primeros proyectos de I+D que hicimos se enfocaron a optimizar los sistemas de cultivo, por lo que no hubo un salto directo a la elaboración de un producto. Posteriormente sí que solicitamos proyectos más enfocados a mercado o bien que nos financiasen una parte de la fase de comercialización. De cualquier forma, tal y como está instrumentalizado el I+D en España (elaboración de propuestas, aprobación, justificación, etc), y analizando este tema con cierta perspectiva, creemos que si tienes muy claro qué producto quieres sacar al mercado, quizás sea mejor no utilizar los proyectos de este tipo para llegar a mercado. Depende del producto y el mercado al que quieras llegar, claro está. Probablemente en fases muy iniciales de desarrollo de producto sí que vemos interesante el hecho de apoyarse en ese tipo de financiación.

b.- ¿Por qué la spirulina?

Básicamente porque es el producto de microalgas más demandado a nivel mundial. Además, está aprobado en Europa su consumo en humanos y es de gran versatilidad en distintos mercados objetivo.

c.- ¿A quién va dirigido vuestros productos?

A nivel alimentario, tanto spirulina como chlorella van dirigidos a personas que se preocupan por llevar una vida más saludable o que tengan ciertas carencias en su dieta. Lo mismo ocurre si hablamos de Vesana Superfoods, marca para veganos o celiácos, que no emplea aditivos ni conservantes. Por resumir, se tratan de cremas de verduras con superalimentos realizadas a partir de verduras frescas y de una manera tradicional pero que cuentan con ese puntito innovador que son los superalimentos como la maca, la chía o la ya mencionada spirulina (de producción propia). Respecto a la línea de cosmética natural que estamos lanzando al mercado, buscamos a todas esas personas que buscan una cosmética de alta calidad en nutrientes y propiedades. Buscamos a ese consumidor inquieto que no deje llevar sólo por el marketing. Que pruebe y quiera mejorar con nosotros.

Y por último, todos nuestros productos están certificados bajo el certificado HALAL para garantizar que los productos y servicios dirigidos a los musulmanes cumplen con los requisitos exigidos por la ley islámica y por lo tanto son aptos para su consumo.

d.- ¿Cómo creéis que va a evolucionar o está evolucionando el mercado de la alimentación?

La realidad es que todos estamos cada vez más concienciados y más preocupados por lo que comemos. Existe una demanda creciente y exigente de alimentación saludable con una clara trazabilidad (dónde, cómo y bajo qué condiciones se produce, ingredientes, aditivos, etc.…) Pensamos que poco a poco el sector de la alimentación se irá especializando cada vez más, con nuevos consumidores muy exigentes que miran con lupa lo que comen ellos y sus hijos. Que se cuidan, hacen deporte y quieren tener un estilo de vida saludable. Hoy hay una fiebre por el deporte (running, bici, montaña,…) y éste siempre se acompaña de una alimentación adecuada. La biotecnología tiene mucho que aportar a ese mercado. Nosotros lo estamos intentando y con resultados, creemos, que muy interesantes. Además de esto vemos opciones tremendas en que cada vez se buscan nuevos ingredientes para veganos, para alta cocina o para solventar problemas de intolerancias.

e.- Rápidamente asociamos químicos…y poco saludable, ¿cómo soléis afrontar este argumento en el mercado?

Con nuestra marca Vesana Superfoods dejamos muy claro qué es lo que vendemos: producto natural realizado de forma tradicional sin ningún tipo de sustancias químicas. En cuanto a los productos de Neoalgae (suplementos alimenticios) insistimos en todas nuestras charlas, intervenciones y relaciones comerciales que su origen es totalmente natural. Y que en el caso de los compuestos que extraemos de las microalgas, el proceso es totalmente natural y sostenible al emplear técnicas novedosas que no emplean solventes orgánicos. Y estos extractos los empleamos para desarrollar toda nuestra línea de cosmética natural ALSKIN.

:: Parece que NeoAlgae como empresa biotecnológica puede ser un caldo de cultivo para más I+D que se pueda convertir en productos: 

:: ¿Dónde están vuestros intereses de investigación?

Nuestra línea de investigación principal se centra en el mercado nutracéutico, cosmético y farma. No obstante, tenemos varios proyectos de I+D a través de los cuales buscamos aplicaciones, por ejemplo, para la salud ocular. O también en el campo ambiental, al aprovechar los de gases de incineración y de lixiados de un centro de tratamiento de residuos.

:: Por otro lado, a medida que vais sacando más productos parece que todo fluye hacia un eCommerce:

a.- ¿Es así? Ya tenéis una plataforma para empezar a vender vuestros productos

Así es. Actualmente tenemos tres plataformas de venta online, NEOALGAE, VESANA y ALSKIN, pero tenemos una idea que está cobrando forma y será una realidad en breve, sobre una novedosa marketplace que anunciaremos en nuestras redes sociales. Lo que sí os podemos anunciar es que se llamará Supersaludables.com

b.- ¿Qué novedades de producto podemos esperar para 2017 que se pueda contar?

🙂 pues te podemos avanzar que sacaremos con Vesana una línea en ecológico de cremas de verduras. Además, acabamos de presentar un producto que en el poco tiempo que lleva en el mercado (menos de un mes) está teniendo una estupenda acogida. Se trata de EQUIALGAE, un aditivo para piensos de caballos de competición. Y, por supuesto, que sacaremos nuevos suplementos alimenticios con Neoalgae y algún producto dentro de VESANA a nuestro juicio muy disruptivo: para el mundo del deporte, por un lado, y nuevas recetas de cremas de verduras con superalimentos.

:: Estáis en un proceso de crecimiento, ¿cuáles son vuestras 3 prioridades estratégicas en estos momentos?

Este 2017 y durante 2018 nuestra prioridad es la identificación de nuevos mercados para cada una de las líneas de productos. Definir y ejecutar con energía un plan de internacionalización en el que estamos trabajando. Todo esto apoyándonos en esa nueva plataforma de ventas online que vamos a sacar en breve que os comentaba.

:: En España siempre decimos que existen muchas dificultades para hacer I+D, mucho más para rentabilizarla. ¿Habéis tenido problemas de financiación para vuestros proyectos? ¿Cuáles son los principales hitos en este sentido?

Ciertamente la I+D es riesgo y no siempre la rentabilidad parece clara; aunque otras te la encuentras donde menos lo esperabas al principio. Como empresa dedicas muchos esfuerzos en articular bien los proyectos y lograr algo de financiación para la misma, porque sin ella las microempresas no podríamos generar ningún tipo de conocimiento. En biotecnología hay inversiones, personas altamente cualificadas a las que hay que pagar, hay que hacer pruebas, ensayos y usar tecnología y proveedores muy avanzados. Todo eso son recursos que son difíciles de recuperar sino es con cierto impulso público. La recuperación viene cuando lograr crear productos, que suelen ser muy cotizados y valorados en el mercado y que te permiten rentabilizar todo ese conocimiento.

Por otro lado, el clima institucional y geopolítico afecta a todos los niveles. Por ejemplo nosotros lo vivimos en primera persona con un proyecto en Turquía.

Con todo podemos decir que nosotros hemos logrado hitos en I+D muy importantes para nuestro tamaño: en Europa conseguimos la fase II del Instrumento Pyme y un proyecto EUROSTARS. A nivel nacional un proyecto NEOTEC, una Torres Quevedo, un RETOS-COLABORACIÓN, etc.

:: Decís que buscáis un socio industrial para impulsar vuestra pata comercial, ¿Cuál sería vuestro perfil ideal?

Es prioritario tejer una red de partners que te complementen. Nosotros somos especialistas en crear productos, incluso en investigar y tratar de buscar soluciones diferenciales para el mercado. Pero si queremos ser una empresa más global y competitiva necesitamos apoyarnos en socios especialistas en lo que hace una compañía fuerte en venta: canal de distribución, desarrollo de negocio B2B o internacionalización. Profesionalizar todos los departamentos de la compañía, aprender de aquellas que tienen más bagaje comercial y utilizar nuestra potencia en I+D creemos que puede funcionar muy bien. Ahora mismo somos dos socios y disponer de socio industrial muy introducido en el ámbito alimentario creo que nos aportaría un grado de diversificación y de rentabilidad muy interesantes. En eso estamos trabajando y esperamos lograrlo.

:: ¿Qué tres errores les diríais a un emprendedor que nos lee para que no los cometa, y que vosotros sí lo hicisteis?

Nosotros hemos cometido muchos; supongo que no habrá dos emprendedores iguales ni dos empresas y peculiaridades idénticas. Pero créeme que si hay algo singular es la biotecnología y, aún más singular añadirle la especialización en microalgas. Nosotros nos equivocamos en destinar mucha energía y esfuerzo en convencer a otras empresas para que en sus desarrollos usaran microalgas y mejoraran sus procesos o productos; y a veces con poco éxito. Lo mejor que hicimos fue colocar nuestro foco en nuestros productos, y no tanto en los de los demás –como consultores científicos-. Creemos en el potencial de las microalgas y el mercado de la alimentación y poco a poco se impondrán. Un error típico es querer acelerar más de lo que pueden. Las cosas, sobre todo excelentes y de calidad, llevan su tiempo. Cierto que en una empresa pequeña la liquidez y el dinero son una prioridad infranqueable. Pero lo cierto es que los buenos productos llevan tiempo. Y un tercer error es olvidarte del mercado. Si lo que haces nadie quiere pagar por ello, no resuelve ningún problema importante y no es diferente a lo que hay, da igual la I+D que hagas y lo excelentes que seas. Foco en producto, calidad, procesos y mercado. Esa fórmula es la que aprendes si o si en el día a día de una empresa.

1 comentario

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario, o enlace permanente (trackback) desde tu propio sitio. También puedes suscribirse a estos comentarios vía RSS.

Sé educado. Cíñete al asunto. No introduzcas spam.

Puedes utilizar estas tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Está activado Gravatar. Para utilizar tu propio avatar, regístrate en Gravatar.