El balance competitivo en la Premier League y la Primera División en España: ¿existe realmente un problema?

6 septiembre 2011 2

Mucho se está hablando estos días sobre la diferencia existente entre el F.C Barcelona y el Real Madrid C.F. con el resto de equipos de la liga española de fútbol. En la primera jornada del campeonato liguero ambos equipos ganaron con mucha facilidad sus respectivos partidos. Este hecho ha propiciado un fuerte cruce de declaraciones entre los que proclaman una liga más igualada con los que prefieren tener una liga doméstica poco competida a cambio de que los dos clubes más importantes puedan ser muy competitivos en la Champions League, es decir, se está hablando sobre la importancia del balance competitivo para la existencia de un buen espectáculo.

El análisis del balance competitivo en la Economía del Deporte comenzó cuando Simon Rottenberg escribió en 1956 “Es necesario que la distribución del talento sea más o menos equitativa para que exista incertidumbre sobre el resultado y la existencia de incertidumbre en el resultado es necesaria para que los consumidores estén dispuestos a pagar por ver un partido”. Desde entonces muchos autores han analizado la relación entre la igualdad de los competidores con el espectáculo que se genera, pudiendo ser medido éste como el número de espectadores. Aunque la evidencia empírica no ha resultado siempre favorable a la hipótesis de Rottenberg si se ha corroborado dicha hipótesis en muchos trabajos. Uno de los motivos que se arguyen para el no cumplimiento de esta hipótesis es la existencia del efecto superestrella. Este efecto consiste en que los espectadores ante la disyuntiva de ver un partido a priori ajustado o ver a su equipo/jugador preferido, aunque sepan con cierta certeza que va a ganar, prefieren lo segundo.

Uno de los motivos que se aducen para la existencia de este “duopolio” es el desigual reparto de los derechos televisivos en España. Como puede verse en el cuadro mostrado posteriormente el reparto de los derechos televisivos en España es el reparto más desigual de las cuatro principales ligas de fútbol europeas. Sabiendo que en otras ligas el reparto de los derechos televisivos es más equitativo podemos analizar el efecto que tiene un reparto equitativo sobre el balance competitivo. En esta entrada me voy a centrar en la Premier pero también podría compararse fácilmente con otras ligas.

Existen muchas formas de medir el balance competitivo. Una de ellas consiste en conocer si a priori un encuentro va a resultar igualado o por el contrario puede establecerse con cierta seguridad quien va a resultar vencedor. Una forma sencilla de realizar esto es utilizar las cuotas de una casa de apuestas. Las cuotas reflejan el inverso de las probabilidades establecidas por la casa de apuestas ajustadas ligeramente para que la casa tenga un pequeño margen (este suele rondar el 10%). Por ejemplo, en un partido entre Z e Y, siendo la cuota de la victoria de Z 1,25/1; siendo la cuota del empate 5/1 y la del equipo Y 10/1; significa que la probabilidad de victoria para la casa de apuestas del equipo Z es del 73%, la probabilidad de empate es del 18% y la probabilidad de victoria del equipo Y es del 9%. Como puede verse, este ejemplo, se corresponde con un partido muy desigual. Si hay muchos partidos de esta naturaleza en una liga, dicha liga, presenta un bajo balance competitivo.

El siguiente gráfico muestra la evolución de la probabilidad de victoria media de los cuatro principales equipos en la Liga española (Barcelona, Real Madrid, Sevilla y Valencia) y de los cuatro principales equipos en la Premier (Arsenal, Manchester United, Liverpool y Chelsea) en las últimas 11 temporadas (2000/2001-2010/2011).

En el gráfico de la liga española se ve claramente como las probabilidades de victoria promedio a lo largo de una temporada del F.C Barcelona y el Real Madrid han aumentado considerablemente pasando de estar en torno al 50% a cerca del 70%. Esta tendencia también se está produciendo en la Premier League, aunque en menor medida, donde los cuatro equipos tienen una tendencia creciente. Un hecho diferenciador es que ni el Sevilla ni el Valencia alcanzaron un promedio superior al 50% en ninguna de estas temporadas; mientras que en la Premier, durante varias temporadas, los cuatro equipos analizados estuvieron por encima del 50%. Hay que destacar que la probabilidad promedio del empate es muy similar en ambas ligas por lo que la comparación resulta más homogénea.

Utilizando las probabilidades promedio de cada equipo a lo largo de una temporada se puede medir la dispersión existente entre éstas mediante la desviación típica. Si la desviación típica es cero, indica que la media de probabilidad promedio de todos los equipos es la misma siendo en este caso la liga de una igualdad máxima. En cambio, cuanto mayor sea el valor de la desviación típica mayor será la diferencia entre unos equipos y otros. En el gráfico siguiente presento la evolución de la desviación típica en cada temporada de la probabilidad promedio de victoria de cada uno de los equipos.

Observando el gráfico se ve como ambas series tienen una evolución bastante similar. Ambas muestran una tendencia creciente, es decir, la desigualdad entre los equipos es cada vez mayor y, además, con la única excepción de la última temporada, ¡la desigualdad es mayor en la liga inglesa!

Sí, señores, la liga inglesa que tiene unos derechos televisivos mucho más equitativos presenta una desigualdad mayor que la liga española. Bajo mi punto de vista este hecho se debe a la existencia de equipos globales y equipos locales. Los equipos globales son aquellos que consiguen recursos en todo el mundo, mientras que los equipos locales son equipos que sólo consiguen ingresos en su territorio. Las diferencias entre los dos tipos de equipos no sólo han aumentado en los últimos años sino que preveo que van a aumentar más en los siguientes. Por lo tanto, para tener una liga más equitativa, no sólo hay que ahondar en un reparto más equitativo de los derechos televisivos sino que habrá que analizar otras alternativas para aumentar el balance competitivo. Algunas de estas alternativas pueden ser la implementación de un techo salarial, el reparto más equitativo de otros recursos como la taquilla (esto se hace en la NFL), establecer drafts con jugadores extranjeros y/o nacionales…

Julio del Corral Cuervo. Profesor de Economía en la Universidad de Castilla-La Mancha.

2 comentarios

  • Txarrak  

    Te estas equivocando en que sea mayor la desigualdad entre equipos que puedan ganar la premier, no es mayor que en la liga española, dado que hasta el swansea puede ganar la liga… En la liga española, quién va a ganar si o si la liga es el Barcelona o el Madrid estos años últimos. En cambio en la liga inglesa, hay diferentes equipos que pueden alzarse con el título, estos son: Chelsea, Man United, Man City, Arsenal, Tottenham, mientras otros tienen bastantes posibilidades, aunque menos, Newcatle, Everton, Liperpool, Fulham… incluso el Stoke City puede terminar alzando la copa.

  • […] de fútbol en la temporada 2011-2012 (también podemos ver aquí los gráficos para la liga BBVA y aquí otro análisis usando apuestas deportivas sobre el balance competitivo en la liga BBVA y en la […]

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario, o enlace permanente (trackback) desde tu propio sitio. También puedes suscribirse a estos comentarios vía RSS.

Sé educado. Cíñete al asunto. No introduzcas spam.

Puedes utilizar estas tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Está activado Gravatar. Para utilizar tu propio avatar, regístrate en Gravatar.