Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

Ni Euros ni Bitcoins: ¡apuesta por las monedas de plata!


Andrés Alonso
Ni Euros ni Bitcoins: ¡apuesta por las...
Comencemos por un principio sobre el cual hay consenso: cualquier activo sirve como medio de pago, ya sea oro, plata, tonelada de paja, o Bitcoin. Este es un principio inherente a la actividad de trueque, que sencillamente requiere un activo que retenga valor durante un periodo de tiempo mínimo como para asegurar que la transferencia de valor derivada de un intercambio comercial sea justa.

regadera_monedas

Pero el ser humano necesita un periodo largo de tiempo entre el momento de cobro y el momento de pago. De hecho, la estabilidad requerida en el valor del medio de pago es la razón detrás de la existencia del “valor facial” de las monedas. Dicho valor facial permite que las partes que comercian no tengan que preocuparse sobre el valor del oro o toneladas de paja a usar como medio de transacción. Una moneda acuñada con el valor de 10 euros serviría legalmente como un mecanismo estable de valor monetario para ambas partes, con estabilidad temporal y sin lugar a dudas. Mejor oro que paja Una tonelada de paja es más costosa de almacenar que una onza de oro, razón por la que el oro se convirtió en un mecanismo de pago mucho más eficiente desde el inicio de los tiempos. Otro punto a su favor es la estabilidad de su valor: el oro como mineral o metal precioso siempre tendrá un valor positivo (lo llamaremos valor intrínseco), sea utilizado como medio de pago o no (¡algo que no podemos decir de una tonelada de paja!). Por otro lado, el oro tiene valor temporal, que es la potencial revalorización que puede llegar a experimentar si su demanda se incrementa más que su oferta. Sin embargo, el valor temporal no juega a favor del oro como medio de pago, ya que si su potencial alcista (o bajista) es demasiado alto todo el mundo querría atesorarlo (o desprenderse), lo cual, llevado al extremo, haría inviable que sirva como medio para una transacción comercial donde lo que necesitamos es estabilidad: comprador y vendedor deben asumir que el valor intercambiado será el mismo tras la transacción. ¿Por qué creen que las monedas están hechas de metales no preciosos? Un medio de pago precisa de alto valor intrínseco y de bajo valor temporal. Si tuviéramos monedas de oro de curso corriente, ¿quién compraría con ellas un simple viaje a París durante una fiebre alcista del oro? Mucha gente las ahorraría en búsqueda de que el valor temporal se materialice. Por el contrario, si las acciones de Bankia (tomemos este como ejemplo de un activo en proceso de depreciación, pero sin ánimo de particularizar) fueran la moneda de curso corriente todos correríamos a cambiar esas acciones de Bankia por vuelos a París… ¡no vaya a ser que mañana mi moneda no valga nada! El valor facial protege relativamente de estas circunstancias, ya que la autoridad monetaria se compromete a limitar al máximo la volatilidad… ¡o a hacerla al menos predecible!  La excepción más jugosa Existen casos simbólicos donde se permiten monedas hechas de metales preciosos. Debido a algunos homenajes, o conmemoraciones de momentos históricos, hay monedas de curso legal (tienen valor facial) de plata, y son relativamente comunes. Esta excepción hace de este “activo” algo muy interesante: tienen valor intrínseco (material precioso como bien de lujo) y valor temporal (el material cotiza en mercado) además de valor facial. ¿Qué significa esto? Que nos están regalando una opción de compra sobre el valor de la plata de la moneda por encima del valor facial. Es decir, podemos usar la moneda por su valor facial… pero si el valor de la plata que contiene sube, ¡podemos venderla como plata! Es decir, toda moneda de plata tiene un valor añadido al de acuñación: la posibilidad de que la plata se revalorice sobre el valor facial, y su precio de compra es el valor facial. Luego ¡nos están regalando el valor de la opción de compra! Y la única estrategia financiera óptima ante un regalo es cogerlo. Pongamos un ejemplo: Una moneda de plata que pese en torno a 28 gramos (1 onza), a la cotización actual valdría unos 20 dólares, que son 15 euros. Pongamos que el valor facial de las monedas conmemorativas actuales es normalmente de 12 euros, esto significa que tenemos 3 euros de valor temporal que nos regalan por poseer una moneda cuyo valor de intercambio (puedo comprarla a este valor) es de 12 euros. ¿Y si la plata cae de valor? Yo siempre tendré mi valor facial. Por lo tanto, capto todo el valor temporal de la moneda gracias a este umbral (strike en terminología de opciones) que ponen a la moneda de plata. Un auténtico chollo. shutterstock_167009057El único problema se encontraría en el coste de atesorar las monedas de plata… y en encontrar comprador posteriormente: lo que funciona sobre el papel no tiene por qué funcionar en la realidad. El valor de bitcoin ¿paja o oro? Con el cierre de Mt Gox, una de las mayores plataformas de cotización de Bitcoin, vemos en tiempo real la importancia del valor facial o legal del dinero. Cuando hay un corralito bancario, nuestro dinero queda paralizado, pero legalmente sabemos que nos deben un importe nominal determinado por ley, pero si el corralito (o quiebra de Mt Gox en este caso) nos pilla con un activo sin respaldo … cuando nos permitan sacar nuestra inversión ¿qué valor tendremos? No lo sabemos, ya que técnicamente no hay mínimo establecido para el valor de Bitcoin (diríamos que cero …). En tanto que este activo no tenga un valor facial establecido por ley, lo que actualmente tenemos es un activo que posee nulo valor intrínseco (nota: si aceptamos que Bitcoin es una tecnología con aplicaciones diversas, su valor intrínseco puede ser positivo) y exclusivamente valor temporal, por la expectativa cotizada de que en el futuro Bitcoin sea posicionada como un mecanismo de pago bajo algún cambio de paradigma que hoy no sabemos cómo podría materializarse. Por lo tanto, a todos aquellos aficionados a compra/venta de “divisas” llegados al extremo les diría que atendieran más a las monedas de plata que a Bitcoin. Desde el punto de vista del análisis fundamental es un activo que cumple más propiedades deseables para un medio de pago, y además permite aprovecharse de todo el valor temporal de la plata.
Mostrar comentarios (6)

Comentarios

  • Nacho

    ¿Que valor tendremos cuando nos devuelvan nuestros bitcoins? Sencillo, el de mercado. Ahora mismo en torno a 550$.
    Y las bondades de la plata como inversión son muchas pero como medio de pago tiene serios problemas de transporte, divisibilidad y falsificación.

    • Article Author
  • Andrés Alonso

    Ese valor de BTC es el cotizado en MtGox ? No creo ….

    • Article Author
  • Nacho

    La cotización en mtgox es irrelevante fuera de mtgox, si alguien recupera sus bitcoins no valdrán en función de la cotización de mtgox si no lo que diga el mercado, unos 550$ ahora mismo. Una barra de pan no vale lo mismo en todos los países, de la misma forma que una moneda de plata no vale lo mismo en todas las joyerías o numismáticas. No veo el problema.

    • Article Author
  • Andrés Alonso

    No es irrelevante si tus fondos están allí congelados … No es inflación el asunto, es riesgo de crédito (quiebra). Pagarías más en una panadería porque es seguro que te da el pan a diario ? O es algo que esperarías de todas las panaderías ?

    • Article Author
  • Juan
    • Article Author
  • Sintetia » La fungibilidad del dinero y la política impositiva

    […] de las consecuencias del amplio debate sobre Bitcoin de los últimos meses ha sido la amplia divulgación sobre qué es el dinero, sobre qué […]

    • Article Author

Artículos relacionados

Finanzas

Optimiza la tesorería y ¡vencerás!

Una empresa no muere por su EBITDA, antes lo hace por su caja. Tendemos a pensar que el beneficio es la variable fundamental. Y lo es, porque quiere decir dos cosas: 1) vendes...

Publicado el por Javier García
Finanzas

10 errores típicos en la estrategia financiera de una empresa

En uno de tantos de esos eventos para emprendedores, donde siempre hay una mesa redonda de casos de éxito, con empresas a las que le ha ido bien y cuentan con el reconocimiento de...

Publicado el por Javier García