La deuda de las Comunidades Autónomas. ¿Todavía negamos el problema?

1 diciembre 2010 1

En medio de las peores turbulencias financieras recientes para la deuda española, el mercado de deuda pública estatal no es el único que sufre.

El sector de la deuda soberana pasa por momentos críticos de credibilidad. Estamos en la siguiente fase del pánico. Ahora no se trata de pérdida de confianza, sino de ausencia de credibilidad. Grecia miente en su déficit y niega la necesidad del rescate hasta que recibe más de EUR 100.000 millones. Luego Irlanda afirma estar pre-financiada hasta mayo de 2011 y que su único problema es un sistema bancario en mala situación; finalmente recibe el Gobierno irlandés EUR 50.000 millones y su sistema financiero una cuantía inferior, de EUR 35.000 millones.

Pasemos al caso de España. Se acaba de anunciar que el gobierno de otra CCAA, el de la Generalitat Valenciana, ante la imposibilidad de captar financiación en los mercados mayoristas anuncia una nueva emisión (siguiendo la experiencia reciente de Catalunya) de bonos a minoristas.

Se tratará de una emisión a un año con un tipo de interés del 4,75%. Las comisiones de los bancos colocadores ascenderán a cerca del 3%. Por lo que el coste fijo total para el emisor, la Comunitat Valenciana, será de un 7,75% a un año.

Debemos recordar que del total de la deuda pública española, alrededor del 77% corresponde a la Administración Central, el 17% a las CCAA y el 6% a las Corporaciones Locales.

Repasemos: en Grecia se negó el problema del déficit; en Irlanda se negó el problema con los bancos; y en España ¿negaremos el problema con las CCAA?

Para sacar conclusiones basten tres números que contextualizan los precios frente al 7,75% que pagará la Generalitat:

– Grecia paga a 6 meses una rentabilidad del 7,4%
– Irlanda paga a 2 años una rentabilidad del 5,4%
– Los pagarés de Nueva Rumasa, con toda la casuística legal a su alrededor, salieron al 8% anual.

Hoy, Société Générale hace referencia, en su nota de análisis de mercado diario titulada “Engaños populares”, a las etapas típicas que se viven en esta situación:

“Negación del problema; negación de que el problema es grande; negación de que el problema fue nuestra culpa”.

¿En qué punto nos encontramos?

1 comentario

  • Abel Fernández  

    Hoy en día, parece que nada se toma nada en serio si no viene escrito en un cable diplomático filtrado…

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario, o enlace permanente (trackback) desde tu propio sitio. También puedes suscribirse a estos comentarios vía RSS.

Sé educado. Cíñete al asunto. No introduzcas spam.

Puedes utilizar estas tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Está activado Gravatar. Para utilizar tu propio avatar, regístrate en Gravatar.