Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

¿Ha sido Míchel peor entrenador que Mourinho o Guardiola?


Colaboración
¿Ha sido Míchel peor entrenador que Mourinho...

El pasado domingo ha finalizado la Liga y muchos aficionados aún están celebrando o llorando los resultados obtenidos por su equipo. Finalizada la temporada es momento de hacer balance y prepararse para la temporada que viene. Una de las primeras decisiones que los clubes han de tomar es la continuidad del entrenador. Para ello deben evaluar la actuación del entrenador mediante la comparación entre los resultados obtenidos y los resultados esperados.

Recientemente el actual entrenador del Getafe, Míchel, ha declarado que “Me gustaría ver a entrenadores de la talla de Mourinho o Guardiola entrenando a equipos como el Getafe o el Sporting”. Esto lógicamente no es posible pero sin embargo si es posible calcular la ratio entre el porcentaje de puntos conseguidos y el porcentaje que podría haber conseguido con los recursos disponibles. Esta ratio se conoce como nivel de eficiencia, que está acotada entre 0 y 1, de tal forma que cuanto más cercano a 1 más eficiente. Por otra parte, el porcentaje de puntos que podría haber conseguido con los recursos disponibles puede calcularse usando un modelo estadístico.

Para determinar los recursos disponibles de cada entrenador debe escogerse un parámetro que valore la calidad de la plantilla al inicio de la temporada. En concreto, hemos utilizado los precios de intercambio de los jugadores al principio de la temporada en el Comunio, un juego de Liga Fantástica en el que los usuarios asumen el papel de entrenador elaborando una plantilla con el presupuesto asignado. Los jugadores van acumulando puntos en función del rendimiento, en el campo, de sus futbolistas. Este rendimiento viene dado por una serie de ítems: goles marcados, goles encajados, expulsiones o victoria del equipo dependiendo el valor asignado de la posición en el campo que ocupe el jugador.

Aunque la plantilla suele componerse de unos 25 futbolistas, el número de jugadores que juegan la mayoría de los minutos está en torno a 17, que habitualmente se distribuyen en 1 portero, 6 defensas, 6 centrocampistas y 3 delanteros. Visto esto, se utiliza el valor promedio del precio de intercambio en Comunio de los 6 defensas, 6 centrocampistas y 3 delanteros más valiosos de cada equipo. Por una parte, los resultados muestran que, en general, cuanto mayor sea el valor de los jugadores en una posición mayor debe ser el porcentaje de puntos conseguidos y por la otra a medida que se aumenta la calidad de la plantilla resulta más complicado aumentar el porcentaje de puntos conseguidos. Por último, los valores obtenidos de la eficiencia son los siguientes:

De esta tabla se desprenden los siguientes resultados:

  • No parece que haya ninguna relación entre nivel de los jugadores y el índice de eficiencia de los entrenadores.
  • Varios de los entrenadores contratados una vez comenzada la temporada (Aguirre, Marcelino, Pellegrini, Djukic) muestran niveles de eficiencia muy altos. Por tanto el cambio de entrenador resultó un acierto que en algunos casos resultó vital para lograr la permanencia.
  • Todos los entrenadores con un índice de eficiencia menor del 60% fueron despedidos.


Hay que matizar que este índice solo tiene en cuenta la actuación en la liga española. Sin embargo los clubes no sólo compiten en la liga sino que también compiten en competiciones europeas y la Copa del Rey. Este hecho resulta de especial importancia para el entrenador del Villarreal, equipo que una vez garantizada su plaza de Champions League dejó la liga un poco de lado y se centró en la Europa League. Por lo tanto, todo parece indicar que el nivel de eficiencia de Garrido está sesgado a la baja.
Como puede observarse Míchel no sale muy bien parado dado que tiene el nivel de eficiencia más bajo de todos los entrenadores que no han sido despedidos. Por ello, se puede concluir que Míchel ha sido peor entrenador que Mourinho y Guardiola. Aunque a pesar de este análisis nunca se sabrá que le hubiese sucedido al Getafe o Sporting de Gijón si el entrenador hubiese sido otro.

Julio del Corral Cuervo es profesor de Economía en la Universidad de Castilla-La Mancha y miembro de la Fundación Observatorio Económico del Deporte.

Mostrar comentarios (3)

Comentarios

  • Anónimo

    Un artículo muy interesante, enhorabuena al autor y a la web. Sin embargo, me gustaría hacer algunos comentarios.

    En primer lugar, respecto a la metodología, resultaría interesante saber cómo se han modelizado los puntos que podría haber conseguido. Creo que es un punto clave para explicar las puntuaciones, puesto que los resultados son un tanto extraños. Guardiola y Mouriño han conseguido unos ratios de puntos ganados sobre puntos disputados enormes y, a pesar de ello, salen bastante bajos. Creo que podría ser debido a que, como se apunta posteriormente en el artículo, hay rendimientos decrecientes en la calidad de la plantilla. De hecho, si estos dos entrenadores hubiesen hecho el máximo de puntos posibles, mi sospecha es que el modelo actual les seguiría sin considerar como los mejores por el alto valor de sus plantillas. Para corregirlo, el modelo estadístico debería permitir que efectivamente existan relaciones no lineales entre las dos variables, cosa que creo que no se está haciendo.

    Asimismo, creo que es importante matizar el efecto de las otras competiciones, sobre todo las europeas. El alcance de la plantilla, tanto en cantidad como en calidad, se configura pensando en todas las competiciones en las que se juega, por lo que cabría esperar que a igualdad de calidad de una plantilla que juegue en la Champions frente a otra que no lo haga se consigan menos puntos en Liga. Esto puede ayudar a explicar también el fenómeno de los rendimientos decrecientes, puesto que son generalmente los clubs con mejor calidad los que juegan estos torneos.

    En segundo lugar, respecto a los datos utilizados, hay algunas sugerencias que se podría hacer. El valor de los jugadores que se usa es el valor a principio de temporada, pero se trata de un dato que puede cambiar mucho a lo largo del año. De hecho, dentro de unos meses, sin jugar ningún partido más de liga, aparecerán las nuevas valoraciones que serán en algunos casos muy distintas a las actuales. Seguro que Guaita valdrá mucho más y Drenthe, si sigue jugando en la Liga, mucho menos. Para solucionarlo, se podría coger la media entre la valoración a inicio de temporada e inicio de la siguiente.

    Otro tema relacionado con los datos es que no se tiene en cuenta el mercado de invierno. Aunque para muchas comparaciones no habrá efectos significativos, sí pueden distorsionarse algunos resultados. Por ejemplo, parece que parte del resultado de Pellegrini frente a su antecesor, Ferreira, pueden ser los fichajes de gente como Baptista, Asenjo, Demichelis y Maresca.

    Finalmente, existen efectos adicionales derivados de la consecución temprana de los objetivos. Como se apunta, el Villareal puede haberse dejado puntos una vez clasificado para la Champions. Bien, eso puede explicar también porque Barcelona y Madrid se han dejado una gran cantidad de puntos (en términos relativos) en las últimas jornadas, una vez que quedó más o menos claro el desenlace para el primer puesto. Justo lo contario sucedería con los equipos que se jugaron el descenso hasta la última jornada, como son el Zaragoza, el Mallorca, el Deportivo, el Getafe y la Real Sociedad. No tengo muy claro cómo se podría “limpiar” este efecto, pero a lo mejor se podrían dejar de contabilizar las últimas jornadas.

    • Article Author
  • Abel Fernández

    Hola, Jordi:

    Respecto a la metodología, aunque Julio te lo puede explicar mejor, lo que se hace es estimar para toda la liga los puntos conseguidos (respecto a los posibles) en función de la calidad de la plantilla. La calidad de la plantilla se estima a partir de la valoración subjetiva que realizan los aficionados al fútbol a través del juego mencionado. Esto tiene la ventaja de que los aficionados solo se basan en el resultado que les puede dar su jugador, no en otras consideraciones que los clubes sí pueden tener a la hora de fijar un salario. Una vez estimada esta relación, se compara el resultado de cada entrenador con el que predice la calidad de los jugadores. Es por ello que Guardiola o Mourinho bajan algunos puestos, por ejemplo, porque el modelo descuenta la altísima calidad de sus jugadores.

    • Article Author
  • Anónimo

    Jordi, soy Julio del Corral, el autor, muchas gracias por el interés.
    La metodología la puedes ver en mi página web. http://www3.uclm.es/profesorado/jcorral/Index.php, en la sección Blog hay una reseña de este trabajo algo más extensa que el artículo publicado en Sintetia. Pero resumiendo para saber los puntos que se podrían haber conseguido estimo una función de producción frontera (esto significa que va por encima de los datos) del porcentaje de puntos usando como inputs los valores medios del Comunio de los porteros, defensas, medios y delanteros.

    Está claro que este análisis sólo tiene en cuenta los resultados de la liga. Pero ya está matizado en el artículo.
    Yo creo que la valoración adecuada es al principio de temporada, salvo lesiones, que incluso algunas de ellas pueden venir motivadas en parte por el entrenador, mucha carga, poca carga… un jugador subirá o bajará de valor en función del rendimiento que le sepa sacar el entrenador. De hecho otra forma de ver el rendimiento de los entrenadores sería analizando los precios de sus jugadores al principio y al final de la liga, un entrenador que lo haya hecho bien seguro que ha conseguido que su sjugadores suban de valor.

    Tienes toda la razón respecto al mercado de invierno. Pero quitando al Málaga el resto de equipos seguían teniendo un nivel de plantilla muy similar. Por este motivo a Jesualdo Ferreira le imputé el valor de otra plantilla que consideré similar. En cualquier caso espero trabajar en esta dirección para tener un valor de los jugadores lo más ajustado a la realidad.

    Respecto a los equipos que han conseguido objetivos y dejan de estar motivados poco se puede hacer… porque cualquier posible solución tendría más desventajas que ventajas.

    Julio del Corral

    • Article Author

Artículos relacionados

Economía

Ética y gestión. Las contradicciones de la moral en la empresa

Jonathan Haidt, el autor del brillante libro La Mente de los Justos, es un intuicionista moral. Defiende que la razón juega un papel secundario en nuestra construcción moral y en...

Publicado el por Juan Sobejano
Economía

Comunicar en tiempos digitales

Los nativos digitales están irrumpiendo en todos los ámbitos de la economía y la sociedad para cambiar las reglas del juego. Tal como señala Hallam en The Social Media Manifesto:...

Publicado el por Patricia Coll