Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

Diego Rodríguez-Losada, @biicode, “los mejores ingenieros de software emigran atraídos por las ofertas imbatibles fuera”


Javier García
Diego Rodríguez-Losada, @biicode, “los...
Abandonar un puesto “seguro” en la universidad para dar el salto al mundo del riesgo es algo que merece la pena destacar. Además si la idea ha sido testeada por centros tecnológicos y de conocimiento de prestigio internacional; si además te consideran la mejor Startup en el IBM SmartCamp, entonces estamos hablando de un puro #ReiniciaEspaña de esos que nos gustan en Sintetia. Y a todo esto, tengo que mencionar que conocer en persona a los socios fundadores de Biicode, escuchar con pasión su idea, sus capacidades técnicas y todo ello mezclado con su humildad combinada con un tremendo esfuerzo por mejorar, es un motivo más de satisfacción para mí presentar esta conversación que hemos mantenido con Diego Rodriguez-Losada.

Diego Rodríguez-Losada

Biicode es una empresa ubicada en Madrid, que tienen un propósito muy definido:  hacer una herramienta para programadores, ingenieros y aficionados que les permita fácilmente gestionar su código fuente, reutilizarlo automáticamente entre distintos proyectos y compartirlo de la misma forma con la comunidad open source, que también lo puede reutilizar de la misma forma. Con esta propuesta de valor, Biicode pretende reducir las barreras de entrada a realizar software más avanzado a programadores más noveles, y ofrecer un paradigma de reutilización independiente del sistema operativo y del lenguaje de programación. Se trata de una iniciativa realmente atractiva e innovadora, y así lo consideran expertos de máximo relieve en este campo. Además, tienen un elemento diferencial realmente potente: retornar una parte de los ingresos de la empresa a los programadores que compartan su código en la plataforma. :: ¿Cuál es vuestra historia, cómo surge Biicode? Biicode nació como posible solución a un dolor propio que teníamos los socios fundadores de la Universidad Politécnica de Madrid (Miguel Hernando, Pablo San Segundo y yo mismo), acerca de cómo compartíamos entre nosotros el código fuente de nuestros proyectos, clases, etc. y también de cómo reutilizábamos código fuente Open Source disponible en internet. Mientras intentábamos montar un proyecto entorno a esta idea conocí a Manuel Arrufat que entonces trabajaba en Google, que rápidamente se enamoró de la idea y se unió al equipo como nuestro CEO. Arrufat :: ¿Cuánto tuvisteis que invertir? Además de la constitución de la empresa (5.000€), no invertimos grandes cantidades directamente en el capital social, aunque hicimos una inversión indirecta muy fuerte. En concreto Manuel dejo Google y estuvo trabajando mucho tiempo sin sueldo para lanzar la empresa, a costa de ‘quemar’ sus ahorros. :: ¿Cómo fue la experiencia de enfrentarse a inversores profesionales? Muy interesante, se aprende muchísimo. Además, la gran mayoría de inversores son muy, muy razonables, y nosotros hemos tenido la fortuna de reunir en nuestros inversores el capital, el talento e inteligencia y la calidad humana.  También por otro lado, tuvimos la suerte de disponer también de la ayuda y formación de ActuaUPM y su formidable equipo, que te enseñan desde hacer un plan de negocio hasta presentarlo a inversores. La preparación es muy importante. :: ¿Habéis chequeado vuestra idea y modelo de negocio fuera de España? Si, desde un principio nos orientamos al mercado global, ya que en esto de la programación no hay barreras geográficas de ningún tipo, y las necesidades de los programadores básicamente no varían de un lugar a otro.

biicode-ibm-smartcamp

:: ¿Fue duro dejar la universidad? Duro no, aunque obviamente dar un giro tan brusco a tu carrera como este, cuando ya era Profesor Titular, y dar el salto al vacío que supone arrancar una startup tecnológica, pues siempre da mucho vértigo. Pero fue más emocionante que duro, siempre me han gustado los retos y cuando tomé la decisión ya tenía la vista puesta mucho más hacia adelante que hacia lo que dejaba atrás. :: ¿Crees que más compañeros como vosotros en la universidad deberían de hacer lo mismo? ¿Y cómo se incentiva eso? Pues si, totalmente. En la Universidad hay gente muy buena, muy preparada, que podría aportar mucho a la sociedad emprendiendo, y podría aportar mucho a la Universidad si puede retornar fácilmente a ella. Aunque siempre he programado y mucho, mi percepción del desarrollo software ha cambiado en este tiempo en biicode, y creo que si vuelvo a la Universidad ese conocimiento es muy, muy valioso, y no puede ser fácilmente adquirido por otros profesores de perfil más puramente académico. Por tanto hay que incentivar tanto los programas de creación de empresas, con un respaldo total de la universidad, y no dejarlo como sucede a veces solo como una actividad colateral. Y hay que eliminar requisitos para la vuelta a la Universidad, sino casi nadie se atreve a dar el salto. En concreto, todas las generaciones jóvenes es estados no-funcionariales, saben que dejar la universidad para montar una startup significa prácticamente no poder volver a entrar en la rueda, y esto no es admisible. :: ¿Qué supuso para vosotros ganar el IBM SmartCamp en España y cuáles son los siguientes pasos? Pues fue obviamente una alegría, los reconocimientos siempre son positivos para seguir trabajando con fuerza. Pero más allá del reconocimiento de un premio, en este caso lo que realmente era valioso es todo lo que hemos aprendido, así como muchos contactos nuevos muy interesantes, gracias al formato del concurso y la aportación de las decenas de mentores que trabajan en él y dan apoyo a las startups participantes y feedback muy valioso.  :: ¿Qué hace un informático cuando tiene que enfrentarse a contratos, marketing, comunicación…emprender es complejo y se necesita algo más que producto? Bueno, yo realmente ni siquiera soy informático, soy Ingeniero Industrial (especialidad de Maquinas!). Otra cosa es el que el Software sea mi pasión y llevo programando toda la vida. En mi caso tuve la suerte de contar con Manuel entre los socios, ya que aunque el también es Ingeniero, también es MBA y trabajaba en Google en marketing, así que en ese aspecto somos muy complementarios. En ese sentido mi recomendación es que nunca se puede ir solo, hay que acompañarse de gente con conocimientos y experiencia ortogonales a los tuyos. Respecto a la comunicación, sí que es verdad que como profesor te curtes mucho, muchas clases, pero sobre todo muchas ponencias en inglés en congresos internacionales.

biicode-y-si-los-ingenieros-tardaran-la-mitad-en-programar_ampliacion

:: ¿Cuál es tu opinión sobre el sector TIC en España? Por una parte es la “isla digital”, un sector de la economía que no solo sobrevive, sino crece. Por otra parte, esa isla muchas veces no llega a ser suficiente para retener el formidable talento que hay en España, y muchos de los mejores informáticos e ingenieros software emigran atraídos por las ofertas imbatibles de grandes empresas, tanto en salario como en entorno laboral. Esto es un problema endémico español, en el que los ingenieros e informáticos, ejerciendo como tales (trabajos técnicos) no llegan a tener un prestigio (y salario!) laboral y profesional similar a abogados, médicos… Y esto es un circulo vicioso difícil de parar. Sucede algo parecido a la investigación, si no queremos un sector TIC de segunda categoría, hay que invertir, sabiendo que será una inversión rentable. :: ¿Dónde está el reto para lograr modelos de negocio TIC, desde España y globales? Ya se sabe que es algo que se puede hacer perfectamente, con casos de éxito tan notables como Softonic, por citar alguno El mayor reto, como he comentado en la pregunta anterior, es retener el talento, si todos los brillantes profesionales que se han ido a trabajar a Spotify, Google, Facebook… se unieran y quedarán aquí en España, tendríamos muchas más empresas TIC globales y muy exitosas. También es importante quitarse los complejos y pensar en global de verdad, que es algo que desde España nos cuesta mucho. Hay que pensar en el mundo como nuestro mercado y no limitarnos a nuestro país solamente. :: ¿Qué te limitó más a la hora de empezar y dar el salto? A veces te desesperas con las trabas burocráticas (en mi caso en la Universidad), que en un momento tan crítico como el de dar el salto, pueden ser muy frustrantes. También es cierto que la seguridad de ser funcionario, una buena perspectiva de carrera académica y tener familia no son factores que ayuden a tomar la decisión. En el caso de la familia, es especialmente doloroso el tiempo que le “robas”, para mí esa es casi la mayor renuncia. :: ¿Qué te limita ahora para crecer y acelerar lo que estáis haciendo? No demasiado. Hay un punto en el que sumar más manos no permite acelerar las cosas, y estamos ahora mismo con una buena velocidad de avance. Cuando se tiene un producto tecnológico muy complejo, acelerar no es siempre lo más conveniente. :: ¿Cuáles son vuestros próximos pasos como compañía? Seguir conquistando nichos de mercado muy específicos (como programadores de Arduino, por ejemplo), captando primero usuarios gratuitos que utilicen la tecnología para sus problemas concretos, e ir escalando paulatinamente al resto del sector. :: ¿Dónde crees que está vuestra diferenciación en el mercado? Nuestra principal diferencia es la tecnología, una nueva herramienta que permite abordar viejos problemas con un enfoque totalmente nuevo. Además, nos diferenciamos en que nos enfocamos también en un espectro más amplio que el típico de los desarrolladores profesionales de software. En el mundo hay muchísima gente: ingenieros, aficionados a la robótica, científicos, que desarrollan software, saben programar, pero no son profesionales del software. De hecho, esa es nuestra entrada más natural en el mercado, para ir creciendo hasta llegar a los niveles mas altos de profesionalidad. :: ¿Crees en la pasión “por cambiar el mundo” de la que tanto hablan los grandes emprendedores de éxito? Por supuesto. El mundo avanza principalmente por la pasión de algunos que les da por desafiar lo establecido y explorar fronteras. Ese espíritu aventurero es necesario, y hay que seguir progresando, sobre todo en nuestro país, en la cultura de que los ocasionales fracasos en esas aventuras son comunes y necesarios, son buenos porque permiten aprender, crecer y seguir progresando. :: ¿Cuál es vuestra propuesta al mundo? ¿Por qué sois diferentes? Al ser un proyecto nacido en la universidad, nos permitió realmente replantear el proceso de reutilización de código desde cero, sin prejuicios, con una perspectiva de I+D en su más pura esencia, y con una visión totalmente global desde el primer instante. Algo muy importante es que desde el principio, los principales “usuarios” potenciales de biicode somos nosotros, en el fondo estamos construyendo algo que nosotros queremos y necesitamos. Este es uno de los puntos (en eso coincido con Luis Santos de GoChat e Inkee) que creo que es muy importante de cara al éxito, hacer algo que resuelva tus problemas, algo que tu quieras. :: ¿Dónde te gustará verte en los próximos 5 años? En biicode, naturalmente! 🙂 Como empresa consolidada y de un cierto tamaño. Dicho esto, lo cierto es que dado los cambios de rumbo en mi carrera profesional reciente, algo que he aprendido es a estar abierto a cualquier futuro, así que lo bonito de la vida es precisamente saber que no tienes ni idea de dónde vas a estar dentro de 5 años, y por tanto, disfrutar verdaderamente del camino. :: ¿Qué le dirías a un colega como tú que tiene mucho talento y capacidad y no se atreve a empezar? Depende también de otras cosas, mas allá del talento y la capacidad, a veces es mas valiosa la perseverancia, la paciencia o la pasión que el propio talento, y desde luego mas vale tener un espíritu a prueba de bombas, porque sino las dificultades pueden acabar con uno. Pero para alguien que creyera que si tuviera ese perfil, le diría que no se lo pensara demasiado y que se lanzara a la piscina, que iba a aprender una barbaridad y sobre todo lo iba a disfrutar muchísimo. :: Valora de 0 a 10 los siguientes factores que consideras claves para emprender con éxito:
  1. “La idea lo fue todo” 4
  2.  “Sin dinero, no podríamos hacer nada” 5
  3. “La red de contactos fue clave” 7
  4. “Hablar inglés y pensar en global es un trampolín imprescindible” 9
  5. “Probar, prototipar, experimentar son las únicas vías para caminar sobre seguro” 6
  6. “Hasta que no eres licenciado, tienes un MBA y varios años de experiencia, tu probabilidad de fracaso es muy elevada”. 0
  7. “Pues compaginar estudiar y emprender al mismo tiempo” 9
:: Por último, ayúdanos a finalizar estas frases:
  1. Tres palabras que te definan… trabajador, inquieto, apasionado
  2. Tres valores irrenunciables… honradez, justicia, esfuerzo
  3. Un libro que me marcó fue… “Historia del Tiempo” de S. Hawkings
  4. Una peli que siempre recomiendo ver es… braveheart
  5. Una canción que me da energía… revolution (the Beatles)
  6. Tienes que seguir en Twitter a… @biicode, naturalmente!
  7. Un evento que no te puedes perder… el nacimiento de un hijo, para potenciales padres, claro 🙂
Mostrar comentarios (1)

Comentarios

  • manuel

    Conoci a Diego en el colegio y creo importante añadir que ademas es una buena persona. Aunque el no lo diga, creo que es otro de los ingredientes necesarios para el exito empresarial.

    • Article Author

Artículos relacionados

Reinicia España

Ignacio Albert, @neoalgae “usamos la biotecnología para crear alimentos muy saludables“

El potencial de la biotecnología es imparable. Pero cuando hablamos de ella rápidamente nos vienen a la cabeza imágenes de batas blancas, investigación y algo alejado de nuestras...

Publicado el por Javier García
Reinicia España

Carlos Ceruelo, BilliB: “las startups que no crezcan y maduren tenderán a desaparecer”

En Optimiza la tesorería, ¡y vencerás! decía: «Una empresa no muere por su EBITDA, antes lo hace por su caja. Tendemos a pensar que el beneficio es la variable fundamental (…) La...

Publicado el por Javier García