Sintetia

Artículos relacionados

Filtrar por Autor

Volver a los últimos artículos

De ‘bajo piel’ a ‘digital’

Necesitamos la capacidad de comunicar inquietudes, emociones, pensamientos, reflexiones o aquello que más nos cuesta transmitir: Cosas que están debajo la piel.


Albert Riba
De ‘bajo piel’ a ‘digital’

Teletrabajo, herramientas y comunicación son palabras que ahora están en boca de todos. Pero hoy me gustaría hablar de lo que considero que se habla poco y es algo de lo que escribí en mi primer libro ‘Mamut o Sapiens’, aunque el entorno actual generado por esta pandemia le ha dado más protagonismo:

El modelo de la #transformability o la capacidad de transformarse y el papel de la comunicación.

Bajo palabras bonitas o frases inspiradoras —que son más frases bonitas que hechos reales—, vemos que se anima a la gente a cambiar de vida, a emprender proyectos, a trabajar o ser una marca personal, a salir de su zona de confort o mensajes por estilo, siempre enmarcados en un wonderfolismo acechante y galopante.

Obviamente estoy a favor de mensajes motivaciones e inspiracionales, forman parte de mi y soy de esos convencidos que todos necesitamos creer en algo para vivir mejor y hacer realidad nuestros retos, pero con cuidado. 

Tenemos que ser lo más sinceros posibles, no vender humo sin leña y predicar con el ejemplo.

Debemos decir las cosas como son y lo más sinceros posible. Por ejemplo ‘decir que no hay límites’ es un mensaje con demasiados sesgos. Si, además, le pones demasiado azúcar (dulce exageración), en lugar de ayudar, se empieza con el engaño, y, además que fomentar el cambio en las personas, puede que las coloques en una situación compleja.

Otro tema que debemos transformar es hacer creer que hacer humo es malo, cuando forzosamente no es malo. Es malo hacer humo sino hay leña debajo. En otras palabras, debemos hacer cosas que sean más o menos reales pero que estén hechas con tiempo, fundamento y rigor para que eso dure más en el tiempo.

Y la más importante. Para transformar y emprender debemos predicar con ejemplo: Predicar no es una de las maneras de liderar. Es la manera de liderar.

¿Y todo esto como liga con el ‘de bajo piel a bits’?

Hay muchas personas que cuando hablan de transformar (aceptando los buenos criterios que hemos hablado) de lo primero que hablan es de aptitudes y en el segundo de actitudes. Obviamente ambas son necesarias, pero no suficientes porque lo realmente importante no ‘son las palabras’ o ‘los actos’, lo determinante son las ‘inquietudes’.

La inquietud es aquello que tienes dentro, relacionado con el autoconocimiento, con las emociones y contigo mismo. Aquello que realmente debemos tocar porque a partir de allí, podemos desbloquear esa barrera que nos impide cambiar. Cuando lo afrontamos así, vemos que esa inquietud es la sala previa a la actitud y a la aptitud.

La llamada #transformability se compone de 13 dimensiones. Una de ellas, de las más importantes, es la comunicación, pero no cualquier comunicación. La comunicación que es capaz de comunicar inquietudes, emociones, pensamientos, reflexiones o aquello que más nos cuesta de comunicar. Cosas que están debajo la piel.

Una comunicación que la podríamos llamar ‘comunicación bajo piel’, aquella que está muy dentro de nosotros y que no estamos muy acostumbrados a entrenarla o ejercitarla y necesita de tres puntos muy importantes.

  • Expresar sentimientos.
  • Apostar por el feedback
  • Ser digital 

‘De bajo piel a digital’ 

¿Y por qué tiene tanta importancia ahora?

Pues porque este virus que ha empezado a convivir con nosotros nos ha cambiado muchas cosas y debemos adaptarnos a ellas.

Debemos aprender a expresar esas emociones que tenemos dentro de nosotros y que realmente no sabemos dialogar muy bien con ellas. Esta situación ya pasaba antes del #covid19, pero el entorno actual lo hace más preocupante porque los nervios se han puesto a flor de piel.

Por este motivo debemos aprender a realizar esa auto gestión necesaria que nos ayude a entender nuestras emociones y saberlas gestionar para comunicarlas mejor. Herramientas como el yoga, la meditación, el control de la respiración o la conexión monástica, son vías útiles.

El segundo punto es apostar por el feedback una herramienta o técnica de vital importancia para las personas, aunque desgraciadamente, se habla mucho de ello y se debe hacer mucho mejor si se hace.  

El feedback lo debemos entender como un regalo que nos intercambiamos y debemos darle envuelto de argumentos y buenas formas. Debe ser sincero, argumentado y ajustado a su momento porque sino, en lugar de una oportunidad se percibirá como un castigo.

En un entorno incierto, cambiante y en plena transformación, en el que muchas cosas nos son desconocidas, el feedback nos ayuda a entender un poco mejor lo que nos rodea y lo que realmente podemos mejorar. Debemos aprender a dar y recibir feedback. Si hasta ahora eran un regalo ya han pasado a ser un bien de primera necesidad.

Y el tercer y vital punto, debemos hacerlo en digital y dominar las herramientas. En digital no se comunica igual que en persona, y debemos transformar dicha comunicación presencial a digital.

Este proceso digital no es una única etapa de comunicación. Esta comunicación digital actual, empieza y debe empezar bajo piel como llevamos comentando en las líneas anteriores y debemos ser capaces de acompañar a nuestros equipos en estos procesos para que paso a paso, día a día, herramienta a herramienta, puedan transformar dicha comunicación a estos nuevos tiempos.

Y un reto final. Debemos ser capaces de aplicar nuevas herramientas que han nacido gracias a la tecnología que nos pueden ayudar a gestionar mejor esta comunicación, a ver patrones de conducta y de respuesta u otros similares. Soluciones como people analytics, inteligencia artificial, etc. En fin, temas que dan para mucho pero ya los abordaremos en otros artículos. Pero quédate con esta idea: si queremos ‘capear’ con esta ‘nueva normalidad’ debemos aprender a sí o sí, a comunicar ‘de bajo piel a digital’

Albert Riba

CEO Sapiens Mindset #peopleanalytics

www.sapiensmindset.com

Mostrar comentarios (0)

Comentarios

Artículos relacionados

Estrategia

¿Lideras o contaminas?

Lo sabes, liderar es más que dirigir, es más que mandar. Mandar es simplemente decir a los demás lo que tienen que hacer. Dirigir es un grado superior: significa coordinar el...

Publicado el por Enrique de Mora
Estrategia

Trayectorias consistentes para luchar contra la mediocridad

De las personas, miremos sus trayectorias. Aunque sean cortas. La vida no sólo son episodios, son trayectorias. No son partidos aislados, son campeonatos. Y no son palabras, las...

Publicado el por Xavier Marcet