Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

¿Cómo salimos de esta? (I)


Javier García
¿Cómo salimos de esta? (I)

Me preocupa España. Me preocupan el empleo y el desempleo. Y me preocupa la manera de crear uno y eliminar el otro. Normalmente me ocupo y preocupo de las empresas, las que son el verdadero motor para crear empleo estable y crear riqueza en un país. De qué necesitan, de cuáles son sus barreras más importantes para las impiden creer. Me preocupo de innovación, de comunicación, de estrategia y todos estos condimentos, tantas veces traídos a colación en muchos foros, y a los que yo siempre les quiero buscar la segunda o tercera derivada.

Pero la realidad es que hoy los datos me han dejado un poco paralizado, desconcertado. No porque nos los conociera, porque muchos ya los manejo en mis razonamientos casi del día a día. Sino al verlos todos juntos y sus implicaciones, realmente me sorprendí. Y he tenido que acabar escribiendo dos artículos para reflexionar acerca de la pregunta que los titula. Una pregunta que tengo dificultades de responder y que me gustaría compartir contigo, lector.

Así que déjame que dedique un artículo, en exclusiva a los datos. Voy a tratar de ordenarlos. De sacar los titulares y que se vean limpios, con pocos calificativos. Los he tratado de ordenar mínimamente para que no sean “pesados” de leer. Todos ellos están obtenidos de la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada por el (INE), entre el primer trimestre de 2011 y el de 2007. El objetivo es ver dos fotos, con una diferencia de cuatro años, y tratar de obtener las diferencias. Allá vamos:

DESTRUCCION DE EMPLEO

:: El empleo bruto destruido durante la crisis ascendió a un total de 2,27 millones de personas. Pero en términos netos, porque algo se ha creado de empleo, ha sido de 1,91 millones de empleos.

:: El 92,2% del empleo destruido se corresponde con personas con menos de 30 años de edad

:: ¿Cuántas personas han perdido empleo sin tener una formación a nivel de la ESO completada? 1,8 millones de de personas. Es decir, prácticamente la totalidad de la pérdida de empleo durante la crisis española lo ha sido de personas sin cualificación.

:: Si ha crecido algo el empleo en ciertos estratos educativos, ¿cuáles fueron? Los más formados. Más de 340.000 nuevos empleos se han creado durante la crisis en los últimos 4 años con estudios superiores.

:: El 52% de todo el empleo destruido en España se debe a la construcción (casi 1,2 millones). El 75% del empleo destruido entre los extranjeros que trabajan en España provienen de la construcción.

AUMENTO DEL DESEMPLEO

:: De la misma manera, en términos de paro, éste aumentó en unos 3 millones de personas, hasta alcanzar los 4,9 millones de desempleados de la actualidad.

:: Del total de los parados que tiene España hoy, el 56,47% no tiene completados los estudios de la ESO, es decir, tiene hasta un máximo de cuarto de la ESO

:: Hay 1,74 millones de personas en paro sin formación cualificada (menos que segundo ciclo de la ESO), de los cuales casi 900.000 se corresponden con jóvenes menores de 30 años.

:: El desempleo para aquellas personas con formación superior tan sólo representa el 18% del incremento total del desempleo. Es una buena noticia, que “sólo” 2 de cada 10 parados en España tiene estudios superiores.

:: El grueso del paro se concentra entre personas de 30 a 44 años. Y, además, la crisis se ha cebado con este colectivo. De hecho, del incremento de 3 millones de parados en España, 1,3 millones de han producido entre personas con esa edad, casi un 50%. De ellas, 2 de cada 3 tiene escasa formación.

:: La alarma es que 3 de cada 10 nuevos parados que tienen una edad entre 30 y 45 años no tienen prácticamente estudios reglados (es decir, primarios y poquito más)

ASALARIADOS Y TEMPORALIDAD

:: En España, la gran mayoría de los ocupados son asalariados (84%), es decir, tienen contratos laborales. También hay otras figuras como los autónomos (empresarios) que no se consideran como tal.

:: La destrucción de empleo se ha centrado en su gran mayoría en esos asalariados y más concretamente en aquellos que tienen contratos temporales: en los últimos 4 años, 1,5 millones de los empleos destruidos se deben a personas con contratos temporales. En cambio, han aumentado ligeramente, un 1,22%, aquellas personas con contratos indefinidos.

:: Los jóvenes con MENOS de 30 años, que eran asalariados, se han reducido en 4 años en un total de 1,6 millones. De los cuales casi UN MILLÓN tenían contratos temporales.

:: Mientras, durante la crisis las personas asalariadas de MÁS de 30 años aumentaron en unas 200.000. El ajuste laboral ha sido a través de personas con contrato temporal, fundamentalmente, también entre las personas de más de 30 años.

Y es que en España hoy hay casi 800.000 asalariados más, mayores de 30 años, con contrato indefinido que hace 4 años. En cambio, los asalariados con contratos temporales, y que eran mayores de 30 años, se han reducido en 530.000.

INMIGRACIÓN

:: Una pregunta: ¿han aumentado los inmigrantes en el mercado laboral español tras la crisis económica? La respuesta es que hoy hay casi 900.000 inmigrantes más (en edad de trabajar, más de 16 años) en España que hace 4 años. El 50% de esa inmigración son personas que provienen de la Unión Europea.

:: En el caso de los inmigrantes, más de 500.000 personas han perdido su empleo. Eran trabajadores de la construcción y de la industria quienes perdieron esos empleos. Porque en servicios prácticamente no se han reducido sus empleos, y en el ámbito agrario han aumentado la cantidad de inmigrantes contratados durante la crisis.  

:: De la misma manera, lo que se observa en las estadísticas es que los inmigrantes con menos de 3 años en el país se han reducido en unos 530.000 y crecen aquellos que llevan más de 7 años en España. Esto quiere decir que las oportunidades laborales para los nuevos inmigrantes son realmente complicadas, no así para los que llevan más de 7 años en el país, cuyos puestos de trabajo han crecido en número durante la crisis.

FORMACIÓN

:: De los 4,9 millones de parados de España, tan sólo un 17% está haciendo estudios.

:: Llama la atención que hay 1,6 millones de personas MENORES de 30 años en el paro y que, en cambio, tan sólo 1 de cada 3 se está formando.

:: Hay 890.000 jóvenes en paro que tienen como máximo una formación hasta 1ºESO y, en cambio, sólo 165.000 se están formando. ¿Cómo es posible esto? ¿no se percibe el valor social de la educación? ¿se espera a una demanda de empleo no cualificado como única alternativa?

:: Pero quizás es aún más grave que donde se ha focalizado la gran mayoría de los despidos de España, que son personas entre 30 y 45 años de edad, que copan 2 millones de parados actualmente, no alcanzan ni a 300.000 los que están haciendo algún tipo de formación, un 14%.

EN SINTESIS:: LA FOTO

Sinteticemos todos los argumentos: la probabilidad de que una persona esté en la bolsa de desempleo de España aumenta más que significativamente si no tiene estudios, si tiene menos de 30 años, si ha trabajado en la construcción y si tiene un trabajo temporal. Además, lo habitual es que esté en el paro y no se forme, a pesar de que su nivel educativo sea muy bajo. Ésta es la foto fija que explica más del 90% de la destrucción de empleo y del aumento del desempleo de la economía española durante la actual crisis económica.

¿Y qué hacemos con esta foto? No cabe la posibilidad de aplicarle el photoshop… Por eso tenemos que abordar la situación con las preguntas correctas y plantearnos los mecanismos para abordarlas cueste lo que cueste, a todos los niveles de responsabilidad:

PRIMERO….como CIUDADANOS. No hay cambios sin esfuerzo, sin educación, sin talento, sin rebeldía, sin romper las fronteras personales en la que nos atrapa la desgana y la desidia. Nosotros mismos tenemos la obligación de salir de donde estamos.

SEGUNDO….como SOCIEDAD. Tenemos que valorar ese esfuerzo, no rechazar el fracaso, incentivar a que las personas se desarrollen en libertad, para que emprendan y se desarrollen. Sociedades cerradas, que no valoren a las empresas, a las personas que arriesgan, a los creativos, a los que quieren pensar y actuar diferente…que no sean globales, abiertas y arriesgadas…esas sociedades no transmitirán un caldo de cultivo para transformarse

Y TERCERO….como GOBIERNOS. Asegurando los parámetros clave para que los mercados funcionen, las instituciones funcionen, las normas se cumplan, las barreras para crecer desaparezcan, la eficiencia sea un gran objetivo y donde se mida con parámetros de productividad económica y social las actuaciones que se lleven a cabo, sin rubor por la transparencia; por la evaluación sincera y donde la política sea un verdadero instrumento para ayudar a transformar la sociedad, y no al contrario.

Ahora en campaña electoral a lo largo y ancho de España deberíamos hablar de estos datos, de sus implicaciones, de las responsabilidades de quien quiere gobernar, y de sus propuestas concretas; y no de tirarse los trastos a la cabeza para el “y tú más”, el eslogan vacío y la sonrisa artificial.

:: Continúa con la segunda parte de este artículo AQUI

Mostrar comentarios (10)

Comentarios

  • Anónimo

    España es un país cuya principal industria es el ladrillo, el turismo, el funcionariado y el mamoneo de los políticos.

    Si formas a muchos trabajadores lo único que lograrás es que el albañil sepa de física cuántica, el camarero discuta de biología con el cliente, el funcionario suba de categoría y el político lo tenga más difícil para tomar el pelo a la gente.

    • Article Author
  • Anónimo

    Sin amplitud de miras es imposible cambiar un país.
    Mi consejo: salir de España, ver todo lo bueno que hay ahí fuera y aprenderlo para poder hacer mejor las cosas en España.

    • Article Author
  • Anónimo

    Me ha sorprendido mucho tu artículo, para bien. Ya era hora de leer algo coherente y que invita a la autocrítica. Es muy bonito decir en la tele y en el bar que nuestros politicos tienen la culpita de todo, ya tienen bastantes culpas reales, que las asuman, pero nosotros tenemos que asumir las nuestras, y es que somos muy V-A-G-OS. Podría poner muchos ejemplos pero voy a poneros uno: estoy en paro y me estoy formando, aunque ya tengo una carrera universitaria, en mi ultima visita al INEM me preguntaron sobre diversas iniciativas que ellos promueven para ayudarnos a conseguir un empleo, mi opinión fue favorable, porque de verdad son útiles y muy personalizadas, yo lo he comprobado, la funcionaria me comentó que había personas que les dicen que se sienten ACOSADAS por ellos. Increible pero cierto.

    • Article Author
  • Javier García

    Muchísimas gracias por tu opinión!

    • Article Author
  • Anónimo

    Parece que no es solución la de formar a la gente para no llegar a esas situciones que indica. Así deben pensar muchos gobernantes, que es mejor que la gente se comporte como borregos, no piensen por cuenta propia, no tengan conocimientos básicos culturales, estén pegados a la televisión para ver el fútbol de cada día, discutan de banalidades, sigan los programas basura de turno… ¿usted piensa que todo esto es mejor que un camarero discuta de biología con un cliente? Está claro, usted vale para gobernante… ¡español!

    De la lectura de este artículo se puede sacar en conclusión inicial primaria que la gente joven no tiene formación básica y los trabajos en precario que alguna vez ha conseguido los pierde con total facilidad. Es labor del gobierno actual y de los que le sucedan que esto no siga ocurriendo. Por mi parte espero la segunda parte de este análisis para ver qué nos quiere trasladar su autor.

    Cordialmente,

    Andrés QUINTERO.

    • Article Author
  • Anónimo

    Sólo un añadido en relación a los tres destinatarios del mensaje final: ciudadanos, sociedad y gobiernos. ¿Y qué hay de las empresas? Por mi parte instaría a la clase empresarial a extremar la sinceridad en las relaciones laborales, a marcar objetivos claros, por crudos que éstos sean, para que las plantillas se involucren en su consecución y a no ser cicateros en la compensación final por el logro de esas metas.
    Nunca es justificable la explotación laboral, menos ahora que arrecia la tormenta. ¿Apretar los dientes (o las tuercas, me da lo mismo)? Sí, pero entendiendo que los empleados son un activo, no in limón que exprimir a mayor gloria del resultado.

    • Article Author
  • Anónimo

    Ops, se me olvidó firmar el comentario. Sorry.

    Paco Jiménez.

    • Article Author
  • Javier García

    Por supuesto, todo esto también va dirigido, de lleno a las empresas. Gracias por el apunte. Anotado para los siguientes articulos

    • Article Author
  • Javier García

    Gracias, Andrés.
    Mañana sale esa segunda parte. Espero no defraudar

    • Article Author
  • Anónimo

    Espero que sea usted el primero en seguir su propio consejo, se marche pronto y no vuelva nunca más.

    • Article Author

Artículos relacionados

Economía

La pelea por la entrega de comida a domicilio en Europa

Parece que eso de que en España vamos un año por detrás de Europa es cierto si miramos a los sectores favoritos de inversión en startups. Si el año pasado el sector de la entrega...

Publicado el por Roberto Espinosa
Economía

El coaching es una profesión que necesita una normalización

Hace algunas semanas, Sintetia publicaba un post escrito por mi colega de profesión y espacios virtuales Jessica Buelga titulado “El coaching, una moda no exenta de vende...

Publicado el por Colaboración