Bankia se parece cada vez más a Grecia

29 mayo 2012

Cuando un seguro de impago a corto plazo es más caro que a largo plazo, el mercado piensa que la quiebra del asegurado es más probable que se produzca pronto que tarde. Por ejemplo, podemos pensar que Grecia es muy posible que deje de pagar su deuda dentro de 6 meses, pero que, si sobrevive a ese momento, a partir de entonces las cosas pueden empezar a ir mejor. Es decir, este fenómeno sucede cuando el mercado tiene bastante claro que pronto realizarás un impago.

Esta circunstancia tiene como reflejo gráfico una curva de primas de seguro de impago o CDS invertida. Por ejemplo, el precio del CDS a 1 año es mayor que a 5 años: es más caro asegurarse a 1 año que a 5 años. El mercado apuesta a que no pasará de 1 año sin cometer impago.

Pues bien, dicha inversión de la curva de tipos se dio en Grecia, Portugal, Irlanda… ¡e incluso en España en los peores momentos! De hecho, es peor indicador tener una pendiente de CDS invertida que tener un nivel de CDS elevado; si mi seguro de impago es caro pero creciente con el tiempo, el mercado no descuenta una posibilidad evidente de impago en el corto plazo.

Pues bien, Bankia tiene hoy la misma estructura de CDS que entonces tenía Grecia. Los precios no dan lugar a duda: ni siquiera la nacionalización de la entidad ha tranquilizado a los inversores, que ya solicitan para Bankia una prima de CDS a 1 año de más de 1000 puntos básicos (un sobrecoste del 10% para endeudarse) mientras que a 5 años el precio del seguro desciende a la (por otra parte alta) cifra de 791 puntos básicos.

Por lo tanto, el problema con Bankia no está todavía solucionado, a pesar de la ingente cantidad de capital público que se va a inyectar en la entidad. Y no solo eso: tal y como venimos anticipando, el contagio con la deuda pública española es cada vez más evidente. Los rumores de que el Estado emitirá deuda para inyectar efectivo en Bankia han afectado, como no podía ser de otra forma, a las rentabilidades de la deuda española. Ello castiga de nuevo el diferencial de España con Alemania… ¡hasta el punto de que comienza también a invertirse! Aunque las diferencias son leves, el diferencial entre España y Alemania en 5 años se encuentra en los 534 puntos básicos mientras que el plazo de 10 años permanece en el entorno de 510 puntos básicos.

 

Cada nueva semana que pasa se convierte en la “nueva peor semana” de la crisis soberana.

Artículo escrito por Andrés Alonso

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Raúl Carrión Estudio, S.L. es la Responsable del Tratamiento de tus datos, con la finalidad de moderar y publicar tu comentario con tu nombre (en ningún caso se publicará tu correo electrónico).
Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición al tratamiento y portabilidad. Puedes ejercitar tus derechos en [email protected]