Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

9 cosas que la gente de éxito hace diferente


Andrés Alonso
9 cosas que la gente de éxito hace diferente

¿Por qué alguien ha logrado con éxito conquistar una metas increíbles y otros no? Respuesta intuitiva y rápida: ha nacido predispuesto al talento y lo demás…son detalles.  Pero décadas de investigación concluyen que la gente con éxito alcanza sus metas no simplemente por quienes son, sino por lo que hacen, por cómo trabajan esos detalles.

Para profundizar en estas ideas,  te propongo un resumen presentado originalmente por Harvard Business Review (HBR) de la psicóloga motivacional Heidi Grant Halcorson. Es autora del libro “Triunfar: cómo podemos conseguir nuestras metas”.  Es blogger reconocida sobre liderazgo y motivación para “Fast Company” y “Psychology Today”. Su blog “La ciencia del éxito” puede encontrarse en www.heidigranthalvorson.com y su twitter es @hghalvorson. Para Sintetia hemos extraído algunas de sus conclusiones fundamentales para conocer qué hacen las personas con éxito:

  1. Concreta.  Ponte metas específicas concretando exactamente lo que quieres conquistar.  “Voy a perder 5 kilos” es mejor que “voy a perder peso”. Saber exactamente lo que quieres conseguir te ayuda a estar motivado y a medir.
  2. Planifica para actuar. Probablemente tengas mucho trabajo y muchos objetivos que conquistar al mismo tiempo. Mide los momentos disponibles, decide cuándo y dónde debes actuar para conquistar tus metas. “¿Realmente no tienes tiempo para hacer ejercicio hoy?”. De nuevo, sé específico: “Voy a ejercitarme 30 minutos los lunes, miércoles y viernes antes de ir a trabajar”. Estudios demuestran que una planificación ayuda al cerebro a localizar las oportunidades cuando suceden, incrementando las probabilidades de éxito alrededor de un 300%.
  3. Mide tu progreso. Mídete y date un feedback a ti mismo. Sé honesto y regular en el seguimiento de tus objetivos. ¿Cuánto me queda hasta mi objetivo? Sé sincero. Si no sabes cómo de bien lo estás haciendo no podrás cambiar tus pautas adecuadamente.
  4. Sé un optimista realista. Confía en tus habilidades a la hora de ponerte los objetivos. Creer en ti mismo te ayudará a mantenerte motivado. Hagas lo que hagas no infravalores tus metas. Muchas de ellas requieren tiempo, persistencia y planificación. Creer que las metas se logran fácilmente estarás incrementa sustancialmente las probabilidades de fracaso.
  5. Enfócate en mejorar, no en ser bueno. Creemos que nuestras habilidades son fijas. Que no podemos cambiarlas. Afortunadamente años de investigación sugieren que las habilidades son moldeables. Aceptar el hecho de que podemos cambiar nos permite mejorar nuestro potencial. Si tratamos de mejorar, apreciaremos cambios y disfrutaremos durante el camino.
  6. Resiste. La voluntad de compromiso a largo plazo y persistencia ayuda a afrontar las dificultades. Si no eres una persona con resistencia, no te preocupes, te remito al punto anterior: las habilidades pueden moldearse.
  7. Entrena el músculo de “la voluntad”. Tu auto-control es un músculo más. Ejercítalo o se debilitará. Cuando lo usas habitualmente se hace más fuerte. Entrena tu voluntad: comienza marcándote pequeños desafíos que honestamente no harías de otro modo. “Haré 100 sentadillas cada día”. Comienza sólo con una actividad, no te pases. Será duro al principio, pero según crezca tu capacidad de sacrifico, el auto-control te ayudará a conseguir tus metas.
  8. No tientes al destino. Ponte metas, pero sé realista. Como decimos, no pretendas ir al gimnasio 7 días a la semana si nunca antes habías hecho ejercicio. Corres el riesgo de desmotivarte. Mucha gente se confía y sobre-estima sus capacidades, cayendo finalmente en la tentación del abandono.  Las personas que tienen éxito logran no hacer más difícil de lo que ya es la consecución de un objetivo.
  9. Céntrate en “lo que harás”, no en “lo que no harás”. Si quieres dejar de fumar, piensa en qué nuevo hábito saludable puede hacer. Estudios demuestran que intentar eliminar un pensamiento negativo hace dicho pensamiento aún más activo en tu mente. Lo mismo sucede con los hábitos. Si pretendo dejar de fumar, tengo que centrarme en conseguir un nuevo hábito saludable que lo sustituya: cada vez que desee fumar, haré algo de ejercicio. De esta manera no tratamos de eliminar el mal hábito de nuestra rutina, sino que tratamos de reemplazarlo por uno nuevo, que con el tiempo sustituirá al antiguo.

Esperemos que después de haber leído estas ideas descubras nuevos métodos para conducirte hacia el éxito. La consecución de las metas no depende de quién eres, sino de cómo haces las cosas. Recuerda, no hace falta que te conviertas en otra persona, sino que trates de mejorar como persona.

 

Mostrar comentarios (3)

Comentarios

  • Anónimo

    […] Fuente: Sintetia   […]

    • Article Author
  • Olga

    Grandes consejos; sobre todo el de ser tú mismo. El talento de ser.

    • Article Author
  • Juan

    El ejemplo del peso creo que es erroneo y ese tipo de ejemplos están mal planteados.

    Come sano, o haz todos los días 15 minutos de ejercicio, sin igualmente de concretos y menos dañinos.

    “Voy a perder 5 Kg de peso” no lleva más que a una trabajo subjetivo y estúpido del usuario. Cuándo alcance los 5 kilos perdidos vuelvo a mi vida de antes?

    No tiene ningún sentido y es más propio de estos tiempos lo que comentaba arriba.

    Un saludo

    • Article Author

Artículos relacionados

Estrategia

Aunque lo digan Cook, Page, Zuckeberg y Bezos, no es lo que parece

Cuentan que un día se juntaron Jeff Bezos, Mark Zuckeberg, Larry Page y Tim Cook para ir de compras y, haciendo números, descubrieron, dólar arriba o abajo, que cada uno podía...

Publicado el por Javier Ongay
Estrategia

La agenda es el espejo de nuestra sensatez

No les expliques por qué es importante innovar, porque lo saben. Como saben todos los casos de éxito de memoria. También saben hacer un esquema de design thinking sin mayor...

Publicado el por Xavier Marcet