Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

La estabilidad financiera mundial mejora


Andrés Alonso
La estabilidad financiera mundial mejora

Esto es lo que se desprende del último informe Global Financial Stability Report publicado por el FMI. El informe completo lo puedes encontrar aquí.

Resulta de especial interés el siguiente gráfico, por su carácter ilustrativo:

 



Para la construcción de este índice, el FMI valora seis aspectos, ya que, en su opinión, la estabilidad financiera global no puede medirse a partir de un solo indicador. En concreto, el estudio se centra en:
– Riesgos macroeconómicos: afectan a la estabilidad financiera a través de varios canales. A destacar, tres fuentes de riesgos: el crecimiento global de la economía, la inflación/deflación, y el riesgo soberano.
– Riesgo en países emergentes: distintas variables (politicas, económicas y financieras) se traducen el potencial riesgo sobre el spread de crédito soberano con el exterior.
– Riesgo de crédito: captura stress de crédito tanto a nivel de familias, como de empresas (financieras y no financieras).
– Riesgo de mercado y de liquidez: que puede provocar pérdidas por mark-to-market o restricciones en la financiación de empresas y familias.
– Apetito por riesgo: se trata del mayor o menor deseo de los inversores por tomar posiciones con riesgo.
– Condiciones financieras y monetarias: incluye medidas sobre el impacto en la financiación del nivel de tipos de interés y resto de instrumentos de política monetaria.

Así, la lectura sobre cada uno de estos factores es ahora más optimista que la última presentada en Octubre de 2009.

– Riesgos macroeconómicos: mejoran las condiciones en tanto se recupera la actividad económica y se reducen las presiones deflacionistas. Permanecen, eso sí, los riesgos fiscales.
– Riesgo en países emergentes: mejores fundamentales soportan la reducción en este indicador, si bien se destaca que el crecimiento del crédito en esta zona sigue desacelerándose.
– Riesgo de crédito: mejora junto con la más benigna situación macroeconómica, pero la necesidad de desapalancamiento de las familias permanece como un factor de riesgo importante.
– Riesgo de mercado y de liquidez: disminuye con la caída en la volatilidad de los mercados financieros.
– Apetito por riesgo: se incrementa, también medido por el incremento observado de flujos hacia países emergentes.
– Condiciones financieras y monetarias: el estrechamiento de spreads y el mantenimiento de laxas condiciones monetarias reducen el nivel de este factor de riesgo.

En resumen, permanecen ciertos factores de riesgo latentes (riesgos soberanos, apalancamiento de las familias, etc) pero en general, el FMI es optimista sobre la estabilidad financiera global.

Esto son buenas noticias, pero no olvidemos que esta información nos llega en medio de una coyuntura de incertidumbre sobre la sostenibilidad de las finanzas públicas de determinados soberanos. Todavía falta mucho camino por recorrer para conseguir mejores niveles (absolutos) de estabilidad financiera.

Andrés Alonso

Mostrar comentarios (0)

Comentarios

Artículos relacionados

Economía

Robots, desempleo masivo y feudalismo tecnológico

Imaginemos una escena similar a las del film Independence Day: un día, inesperadamente, todas las ciudades del mundo amanecieron con grandes naves espaciales en sus cielos. De...

Publicado el por Xavier Ferrás
Economía

La fuga de talento: el virus de las organizaciones mal gestionadas

El curioso mundo de la gestión empresarial es una engrasada maquinaria que, aproximadamente en ciclos de dos o tres años, crea y dilapida conceptos nuevos —la mayor parte de las...

Publicado el por Jon Aldazabal