Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB): España te necesita


Andrés Alonso
Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria...

Propuesta: que el FROB sea permanente. Las razones:
(1) El sistema bancario español está en juego, y le necesita.
(2) Es la oportunidad perfecta para unir a las funciones del FROB las de agencia para el control de la estabilidad financiera del sistema financiero español.

Sobre este segundo punto ya hemos hecho hincapié en Sintetia (aquí y aquí). Debemos destacar que esta es la recomendación del FMI y Europa: crear fondos con poder de resolución sobre las entidades financieras, que se dediquen a recaudar periódicamente una tasa sobre el pasivo exigible (no regulado ya en capital). Alemania ya lo ha hecho, dando carácter permanente a su “Federal Agency for Financial-Market Stabilisation” (FMSA). Sería deseable poder aprender de los pioneros y aprovechar las oportunidades que surgen en tiempos de crisis: demos un contrato indefinido al FROB.

Sobre el primer punto cabe profundizar en el análisis. A priori baste mencionar la importancia de tener un sistema bancario sano, dado su tamaño relativo para el conjunto de la economía (gráfico de Moodys).

 

 

Hasta la fecha, el sistema financiero español ha sido siempre muy bien valorado, especialmente debido a:

  • El carácter de negocio clásico de los bancos, basados en banca de depósitos. Nada de banca de inversión.
  • La prudente regulación del Banco de España (BdE), auténtico pionero en la instauración de la provisión de capital anti-cíclica y la prohibición de vehículos fuera de balance (tipo SPV o conduits).
  • El Fondo de Garantía de Depósitos, tanto en Bancos como en Cajas de Ahorro.
  • El mercado bancario español está fuertemente diferenciado, ya que las primeras entidades Financieras españolas (Banco Santander, BBVA, Caja Madrid y La Caixa) son claramente mucho mayores que el resto del mercado. Por ejemplo, el total de activos financieros del Banco Santander, primera entidad nacional, representa un 92% del PIB español. En el Reino Unido, Royal Bank of Scotland es un 131% del PIB inglés, y en Holanda Fortis es un 155% del PIB de su país. (Ver el siguiente gráfico). ¿Qué significa esto? Pues sencillamente que en España el sistema financiero es potencialmente “rescatable” por el resto del país.
  • Se crea el FROB en cuanto comienza a haber sospechas sobre la solvencia de los sistemas bancarios a nivel internacional. Con un golpe de efecto nace el FROB con un tamaño máximo de hasta EUR 100.000 millones. Creado mediante capital público (75%) y privado (a través del FGD que pone un 25%). Inicialmente el capital es de EUR 9.000 millones (incrementable hasta 10 veces a partir del 1 de enero de 2010) y la posibilidad de apalancamiento financiero de hasta 3 veces el capital, con la garantía del Reino de España. Esto fue una auténtica sorpresa positiva al mercado, quien comprendió que el sistema bancario tenía una red de rescate más que suficiente en su tamaño y firmeza (shock-and awe, clave de los rescates financieros).

Pero este carácter de fortaleza del sistema bancario español está a punto de peligrar. ¿Por qué?:

  • A fecha de hoy, ninguna fusión se ha materializado. Nadie ha recurrido al FROB, que se suponía sería clave en el proceso de transformación de un sistema financiero excesivamente atomizado en el tramo de pequeñas entidades (es decir, en especial las Cajas de Ahorros). Preocupa el hecho de que el FROB termina su vigencia en Junio de 2010.
  • Existe mínimo consenso político, para un tema donde el poder político es clave: la gobernabilidad de las Cajas de Ahorros. Recientemente el presidente del Gobierno, Zapatero, y el líder de la oposición, Rajoy, se han reunido para, entre otros temas a debatir (el rescate a Grecia) acordar la necesidad de acelerar el proceso de reestructuración (ordenada) bancaria (ver lanoticia en prensa internacional). Para ello sólo han acordado medidas como modificar la “Ley de Cajas” para dar derechos de voto y políticos a las participaciones que emitan las Cajas de Ahorro. El siguiente encuentro se ha pospuesto a Junio de 2010. Es decir, el plan carece de credibilidad temporal.
  • La morosidad sigue repuntando incluso con más fuerza en los Bancos que en las Cajas de Ahorro.
  • El coste de la financiación se está encareciendo fuertemente, tanto por el lado de los depósitos (guerra de pasivo, con captación de depósitos agresiva iniciada por los dos grandes bancos españoles) como por los mercados de capitales (el BCE deja de comprar covered bonds en mercado secundario). Todo esto repercute especialmente en las Cajas de Ahorro.
  • El FROB dará ayudas sólo hasta un 2% del activo ponderado por riesgo de la entidad fusionada resultante. Si las fusiones se retrasan y los balances empeoran, esto puede empezar a quedarse escaso.
  • El FROB participará en el capital de la Cajas fusionadas mediante participaciones preferentes. La remuneración mínima de las mismas se marca como la menor entre (1) 7,75% o (2) la rentabilidad de los bonos españoles a 5 años más un diferencial de 500 puntos básico. Dada la actual caída de la deuda española (SPGB abril 2015 cotiza a 3,74%) significa que es previsible que la remuneración a aplicar será ya con alta probabilidad de 7,75% a 5 años. Esto puede ser demasiado alto para muchas Cajas de Ahorros.

Por todo ello, es previsible un endurecimiento de las condiciones financieras para las Cajas de Ahorro. Sería recomendable comenzar cuanto antes el proceso de reordenación bancaria. Y ello nos puede tomar tiempo, y llevar más allá de Junio de 2010. Hasta ahora, los estudios al respecto de la sostenibilidad del sistema financiero español son optimistas. Tanto FMI como Moody’s concluyen recientemente por igual:

“La sostenibilidad del sistema financiero español se apoya positivamente en una corriente de beneficios esperados que compensa el esperado impacto negativo de un incremento en su morosidad y en la severidad de su préstamos”.

De hecho, el FMI pone cifras al respecto: bajo el escenario de máximo stress sobre severidad, el impacto negativo bruto sobre el capital de las Cajas de Ahorro es EUR 17.000 millones, y para los Bancos es de EUR 5.000 millones. Mientras que el capital Tier 1 es de EUR 78.00 millones y EUR 99.000 millones respectivamente para cada conjunto del sector financiero respectivamente.

No obstante, ambos estudios sentencian que el FROB será positivamente necesario, y que el proceso de fusiones previsiblemente se acelere. Así, sería muy recomendable proponer que el FROB se prolongue indefinidamente. El sistema financiero español está todavía en pie. Pero más vale prevenir que curar.

Andrés Alonso

Mostrar comentarios (0)

Comentarios

Artículos relacionados

Economía

Cómo evitar que una aceleradora corporativa sea parte de la burbuja emprendedora

No pasa el día sin que se anuncie una aceleradora corporativa en algún sitio. No hay sector ni empresa demasiado pequeña para lanzarse al capital riesgo corporativo, algo que...

Publicado el por Roberto Espinosa
Economía

La autoexigencia es una decisión personal de consecuencias extraordinarias

Las empresas ya no son ni deben ser las «fábricas prisión» de principios de la industrialización, es una idea que (creo) compartimos todos. Las empresas deben ser espacios de...

Publicado el por Xavier Marcet