Una tarde de café con Peter Drucker, el padre del management

28 Febrero 2017 1

Domingo, tarde y un café preparado. Un buen día para mantener conversaciones con Peter Drucker. Un visionario de su época. Primera entrega del libro “Drucker esencial: los desafíos de un mundo sin fronteras” sobre “El Individuo”.


Definición de gerente: persona responsable de la aplicación y del rendimiento del saber. Ahora se les llama CEO. El sustantivo ha cambiado, pero los verbos que tienen ejercer, no. ¿Lo hacen? Las siglas del nuevo nombre creo que no responden a lo que dices.

Los resultados están fuera de la persona. El saber se demuestra en la acción. Toda la razón. Si no salen de la persona…. son sólo ideas o pensamientos.

Todo artista desde el principio de la historia ha practicado KAIZEN: continuo y organizado perfeccionamiento de sí mismo. Ser un producto diferente cada 2 o 3 años. Me identifico con lo que dices: parar, pensar y visualizar. La pregunta es: ¿existe ese planteamiento fuera del colectivo de los artistas? Lo analizaré y observaré por los sitios por donde me muevo.

La diversificación destruye la capacidad de rendimiento. Sí, el “multitask” dichoso. Están muy de actualidad metodologías como el Kanban o el GTD con las que evitar lo anterior. Como dice mi amiga Teresa Oliver, “Deja de empezar, y empieza a terminar”.

La gente con conocimiento aprende más cuando enseña. En el libro “Not Knowing” se dice que el futuro será de los que aprenden, no de los que saben. Totalmente de acuerdo. Para mí existe una analogía real y clara entre trabajador y alumno, oficina y clase, compañeros-jefes y profesor. Debiera ser más palpable. ¿Qué opinas tú de eso?¿Qué opináis es el resto?

En cuanto a los dibujantes, la calidad es una parte integral del rendimiento, pero también lo es la cantidad. Sí, pero no. Por fin discrepo algo. Si uno hace algo durante el tiempo suficiente, por fuerza que mejorará. Pero no desde el punto de vista de hacer lo mismo una y otra vez exactamente. Eso no te hace mejorar. Hace que te estanques y empeores poco a poco. Cantidad sí, pero como medio para ampliar y descubrir.

Si queremos resultar ejecutivos, debemos preocuparnos de que nuestro saber sea útil. Feedback, querido Peter: saber-hacer, hacer-saber, recibir feedbak. Eso es lo que se dice ahora y en lo que yo también creo.

Contribuir fomenta los 4 requisitos básicos de las relaciones humanas efectivas: comunicación, trabajo en equipo, autodesarrollo y desarrollo de los demás. Internet está ayudando a esto mucho. Sin embargo, en las organizaciones queda todavía trecho por recorrer. El uso de Metodologías ágiles está cambiando la percepción de muchos. Pero como bien sabes, aquí también existen los visionarios, los early-adopters y todos los demás hasta llegar a los temidos laggards.

El que exige poco de sí mismo permanece achaparrado. En cambio, el que demanda mucho de sí mismo alcanza una estatura gigantesca sin esforzarse mucho más que los fracasados. Al hilo de lo que dices, recuerdo una cita que leí no sé donde que decía: “¿pero usted sabe la edad que voy a tener para cuando aprenda realmente a tocar el piano/actuar/pintar/escribir una obra de teatro decente? Sí…, la misma edad que tendrás si no lo haces. “El que quiere cambiar siempre encuentra una razón y el que no, siempre tiene una excusa”

El mayor desperdicio de recursos humanos que se genera en las organizaciones es el ascenso fallido. Me viene a la cabeza el amigo Peter.

Incompetencia: no porque te conviertas en incompetente, sino porque estás haciendo equivocadamente las cosas que te hicieron tener éxito en tu antigua tarea y que motivó tu ascenso. Veo que insistes. En 2009, escribí algo al respecto.

Uno no es diferente a menos que haga diferente la vida de la gente. Por complementar lo que dices. Hay otra expresión brutal que dice: “Si eres uno más, serás uno menos”. Sin embargo, si miras a tu alrededor, la mayor parte de las veces, lo que observas es rutina, hastío, #dejamenpaz. ¡Somos “mases”!, ¿seremos “menoses”?

Beethoven: si no lo escribo de inmediato, lo olvido en el acto. Si lo anoto en un cuaderno nunca lo olvidaré aunque nunca vuelva a mirarlo. Me viene de perilla lo que dices. Precisamente he escrito un post sobre el poder y la importancia que tiene el acto de escribir. Todo el mundo te recomienda que leas, sus lecturas…., pero nadie recomienda que escribas. Un cuaderno es un espacio de cultivo en el que atrapar esas ideas o corazonadas que todos tenemos y no queden olvidadas. Aumenta tu productividad personal, escribiendo.

Los planes siempre quedan en el papel y no dejan de ser más que buenas intenciones. Una cosa es conocer el camino…. y otro andarlo. Lo de la suerte ya lo sabes, ¿verdad? La suerte se acerca a ti cuando trabajas. Como leí en algún sitio… “no puedes dejar que las cosas pasen. Debes hacer que ocurran”. Anda el camino.

El tiempo es totalmente perecedero y no lo puedes almacenar. El que acaba de transcurrir se ha ido para siempre y no va a volver jamás. Séneca decía que: “la mayor rémora de la vida es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy”. No entiendo a esa gente a la que a veces escucho: lunes… a ver si pasa prono. Martes…., miércoles…, ya es viernes.

En la empresa ideal no hay reuniones. Cada uno sabe lo que necesita saber para cumplir su cometido. Ojalá. No es malo reunirse, pero es necesario saber para qué y salir con decisiones tomadas. El otro día me dijo una persona que en su empresa habían cambiado los carteles de “Sala de Reuniones” y en su lugar habían puesto “Sala de DECISIONES”. Un buen comienzo.

La persona eficiente hace primero las cosas principales y las lleva a cabo de una en una. KANBAN, GTD de nuevo. Y las mide, y las revisa, y las agrupa, y las comparte y pide ayuda si no sabe….

El ejecutivo común -el más ineficaz- trata de ganar tiempo…, y no hace más que rezagarse. El eficiente no corre. Adopta un ritmo moderado pero sostenido. La Ley de Parkinson, ¿verdad?:

  • El trabajo se expande hasta llenar el tiempo de que se dispone para su realización.
  • Los gastos aumentan hasta cubrir todos los ingresos.
  • El tiempo dedicado a cualquier tema de la agenda es inversamente proporcional a su importancia.

Yo apuesto también por realizar tareas cortas que originen entregables que puedan ser validados, y que además te digan si avanzas o no en la dirección correcta. “Prototipar” y “Pivotar”, Peter.

Casi todos los trabajadores del conocimiento saben por experiencia que lo que se pospone, en realidad… se abandona. No sólo los trabajadores del conocimiento, ¡todos! No hay mayor desperdicio, que dejar una cosa a medias.

Peter, se me ha hecho tarde. Me tengo que ir. Ha sido un verdadero placer. He pasado un rato magnífico. Si no tienes inconveniente… me gustaría repetirlo. Te llamaré para quedar. ¿Te parece?

Ya me dices. Buen domingo.

Conoce a Fernando Abadia.

1 comentario

  • Alfredo Pinillos  

    Soy admirador de Drucker y he tratado de manejarme segùn muchas de sus ideas. Es difìcil pero muy cierto que si no progresas retrocedes.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario, o enlace permanente (trackback) desde tu propio sitio. También puedes suscribirse a estos comentarios vía RSS.

Sé educado. Cíñete al asunto. No introduzcas spam.

Puedes utilizar estas tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Está activado Gravatar. Para utilizar tu propio avatar, regístrate en Gravatar.