Publicaciones de Martin Zwilling

Marty-Zwilling-Martin Zwilling es fundador y CEO de Startup Professionals, una compañía que ofrece servicios a fundadores de startup en todo el mundo. Su perfil incluye 30 años de experiencia como manager, desarrollo de software, dirección de producción y marketing. Ahora está en “modo devolución”, como mentor de startup y ‘Business Angel’. Su experiencia en el campo de la inversión incluye una activa presencia en dos grupos locales de inversión así como con varias empresas Silicon Valley

Últimas publicaciones de Martin Zwilling

Comenzar un nuevo negocio es un asunto muy serio. En cambio, muchos aspirantes a emprendedores que conozco asumen la tarea de emprender como la de realizar un proyecto divertido, una forma de hacerse rico rápidamente o, simplemente, un hobby caro. Otros abandonan sus empleos confiando todo a su nueva pasión, sin tener en cuenta su […]

Desde la reciente recesión y, en parte provocado por ella, estoy viendo un verdadero resurgimiento del espíritu empresarial y más actividad que nunca de startups. Creo que los días de la mentalidad del “trabajo=empleo” están afortunadamente desvaneciéndose, con cada vez más gente busca satisfacción en hacer del mundo un lugar mejor para divertirse en cualquier […]

La verdadera innovación aún es escasa en el mundo empresarial. Todo el mundo habla de innovación, pero la mayoría de los planes de negocio que veo en realidad están trazados con un “pensamiento lineal”, es decir, una red social con más funciones, otra app para el smartphone, u otra plataforma más para acelerar el comercio […]

La mayoría de los emprendedores se enfrentan a lo que se conoce como “los dilemas del fundador” a la hora de crear sus negocios, y estos dilemas clave son probablemente la mayor fuente de frustraciones y quebraderos de cabeza en la vida del emprendedor. Muchos dan el salto hacia esta vida para ser su propio jefe, crear riqueza, tendencias o todo lo anterior a la vez.

“¿Comerá el perro todo lo que le eches?” Esta expresión, bastante cruda, resulta una pesada carga en la mente de todos los buenos fundadores de startups, no importa el grado de confianza que aparenten. Todos sabemos que los productos que regalan, y los comprados por familiares y amigos, no cuentan. El verdadero logro, lo que permite chequear el modelo de negocio, es el primer producto que logras vender a su precio establecido, a un completo desconocido, logrando además que quede satisfecho por ello.

Cuando alguien me pregunta la mejor forma de financiar una startup, siempre respondo que recurran al “bootstrap”, es decir, a financiarla tú mismo y a crecer orgánicamente. Este camino te evitará todo el coste, dolor y distracciones de encontrar pequeños inversores (también conocidos como Business Angels) o a empresas de capital riesgo (más conocidas como Venture Capital -VC-) y te permitirá mantener el control de todas esas acciones que tanto te ha costado crear.

Emprender tiene que ver, sobre todo, con el liderazgo –conducir a los consumidores hacia un nuevo producto, llevar a un equipo de una start-up hasta su rendimiento máximo y liderar un negocio hacia las oportunidades del mercado mientras consigues el máximo retorno para los accionistas-. La mayor parte de emprendedores sienten que tienen habilidades de liderazgo innatas, pero luchan para desarrollarlas y medir su efectividad.

Si piensas que “es mejor no empezar ahora mi negocio, porque la economía todavía no está creciendo” estarás cometiendo un error comparable al de las personas que durante la burbuja .com pensaban “todo lo que tengo que hacer es una startup y me haré rico”. En realidad, lo importante es quién eres, mucho más que no cuándo lo haces. Como Paul Graham (Y-Combinator) afirma también, veo startups triunfar o fracasar todos los días en base a la calidad de sus fundadores.

El “valle de la muerte” es una expresión muy conocida en el mundo emprendedor que se refiere a las dificultades que existen para cubrir una caja “negativa” durante los primeras fases de toda empresa que nace, antes de que un producto o servicio genere ingresos reales con clientes. A menudo me preguntan sobre las alternativas que existen para superar este valle y voy a tratar de aportar algunas ideas. 

Toda startup con potencial llega pronto a un punto en el que necesita contratar empleados para poder hacer crecer su modelo de negocio. Desafortunadamente, ello siempre ocurre cuando la presión es máxima y los procesos internos están mal definidos. En este punto, necesitas superestrellas y ejecutivos que sean versátiles en el futuro, pero tus capacidad de reclutamiento y tu concentración están bajo mínimos.