Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

Ricardo Galli, Menéame, “tenemos una clase dirigente muy cortoplacista y bastante estúpida”


Javier García
Ricardo Galli, Menéame, “tenemos una clase...
Detrás de uno de los portales de internet de referencia están dos personas, una de ellas doctor en informática, profesor en la Universidad de las Islas Baleares, y un emprendedor nato. Ese portal es Menéame, y ese emprendedor joven es Ricardo Galli. El poder de los lectores, la ideocrácia -que supone que los buenos contenidos, los que interesan y generan valor sobreviven en Internet- es una de las claves del éxito de Menéame. Pero poder hablar con Ricardo es un lujo porque él, a mi juicio, representa muy bien el perfil de joven, con una gran cualificación y todo ello combinado con la valentía y la visión necesarias para impulsar un modelo de negocio que le han permitido crear algo de gran impacto. Y en todo ese proceso hay muchas cosas que nos interesan resaltar y de las que queremos hablar con Ricardo. Una vez más, en España encontramos cosas que funcionan, personas con talento y con ganas. Y no podemos desperdiciar la oportunidad de poder resaltarlo y divulgarlo. ::  Por eso quiero empezar la entrevista con una pregunta directa a potenciar este objetivo. Del empleo destruido en España durante la crisis, el 99% se debe a jóvenesconmenosde 35 años y, en muchos casos, con gran talento. Ese miedo está arraigado en nuestros jóvenes que ven cómo el mercado laboral no les “trata bien”. Ricardo, ¿qué le dirías a ese joven que está en su casa, asustado, que tiene talento, que tiene potencial pero que el miedo y la crisis lo tiene paralizado? La situación es muy complicada, para los jóvenes, y para los mayores de 50 años. Me preocupan más los segundos, porque tienen más complicado integrarse nuevamente. A los jóvenes les diría que no se queden quietos, que aprovechen el tiempo para formarse, leer, y desarrollar proyectos propios, aunque sean sólo prototipos. Mi campo, la informática, es una de las profesiones con menos paro y más demanda, el problema es que faltan sobre todo ingenieros muy capacitados. Hay otro problema, los salarios son muy bajos comparados con otros países, pero eso sólo lo podemos solucionar con el tiempo y entre todos.  :: Eres profesor universitario, y además emprendedor. ¿Por qué se dice tan a menudo que la universidad española está tan lejos del mundo de la empresa? ¿Qué falla? ¿Cuáles crees que son las mayores debilidades de nuestra formación para prepararte para el mundo de la empresa? Aunque no es tanto como se dice, es verdad, pero las culpas son compartidas entre la propia universidad, la administración, las empresas y la sociedad en general. La universidad vive en una suerte de psicosis, se pretende excelencia en investigación, docencia y colaboración con empresas. Pero la única forma de progresar en la carrera académica es publicando artículos científicos (en revistas presuntamente de impacto), lo que exige mucho tiempo y esfuerzo (no sólo en investigación, sobre todo en buscar los escasos fondos y tareas burocráticas para justificar en qué has gastado 500 €, por ejemplo). Eso hace que se deje de lado la docencia, y mucho más la colaboración con empresas. La inversión en I+D empresas españolas es muy baja, muy por debajo de las de países desarrollados. Esto implica que hay pocas empresas que necesiten, y estén dispuestas en colaborar, con grupos de investigación para desarrollos en los “límites del conocimiento”. Se persigue más obtener una ayuda Profit o de Plan Avanza que hacer algo más novedoso y arriesgado (hablando de Plan Avanza, un grupo de investigación tiene que hacer muchos esfuerzos para conseguir 50.000 €, mientras que se dieron ayudas de más de un millón de euros para portales web, como ese proyecto de Promusicae). Para fomentar las relaciones empresa-universidad hay que trabajar en ambos lados, por ejemplo, premiando fiscalmente a las empresas que hacen I+D (o castigando a las medianas y grandes que no lo hagan), hacer que las colaboraciones tengan un peso importante en los méritos académicos, premiar fiscalmente a las empresas que contratan personal cualificado y pagan buenos salarios (y castigar a las que pagan salarios bajos a los técnicos, pero muy altos a los directivos). Lo que no se puede hacer es ceder ante el discurso -tan populista como simplista- “la universidad debe formar para lo que demanda el mercado”. Es imposible, no se pueden enseñar en cuatro o cinco años todas las tecnologías que se usan, se necesitarían diez años de carrera, y cuando acaben ya estarán obsoletas. Lo que tiene que hacer la universidad es formar y entrenar en los principios y tecnologías fundamentales, luego la empresa debe formar y entrenar en aquello específico que necesita. Caso contrario caeremos en que sólo enseñaremos “lo más usado (común) en el mercado”, que es la receta perfecta para permanecer en la mediocridad. :: Rodolfo Carpentier le gusta decir que existen muy pocas empresas del siglo XXI en España y que está todo por hacer. Pero parece que nos cuesta crear ecosistemas empresariales dinámicos que incentiven una natalidad empresarial sólida, global y con facilidad para consolidarse en el mundo. ¿Qué falla? ¿Es sólo una cuestión de dinero? ¿es cultural? En el siglo de oro español, el rico Reino de España se dedicó a gastar y endeudarse para financiar sus guerras, con la población pasando hambre. Casi quinientos años después, en época de bonanza, creamos una burbuja inmobiliaria en vez de sentar los cimientos de una sociedad y mercado moderno. Por lo que tengo algunas sospechas de que hay una parte cultural importante. O que tenemos una clase dirigente muy cortoplacista y bastante estúpida. Pero ambos parecen ser lo mismo. En mi “gremio”, la informática, hay un problema de dinero claro. Los salarios de los programadores son muy bajos, lo que afecta mucho a la motivación y las ganas de asumirla como una profesión de por vida. También entiendo que es consecuencia de que el volumen de negocio es el que hay, y que no permite mayores inversiones en formación y salarios. Por eso creo que el gobierno debería atacar este problema con políticas activas, pero sin las perversas subvenciones: comprar preferentemente productos tecnológicos locales, y penalizar/premiar fiscalmente a las empresas de acuerdo a su rendimiento en I+D y salarios al personal cualificado. Hay otras medidas posibles, como poner coto a las subcontratas y “cárnicas“ que cobran a la administración cientos de euros la hora, pero el trabajo lo hacen ingenieros mileuristas. Podría seguir dando ideas de medidas baratas que puede tomar la administración, pero es perder el tiempo, mejor que me meta en un partido político 🙂 :: Independientemente de cuál sea el marco legal, las tecnologías de la comunicación están haciendo inefectivos los monopolios legales sobre la propiedad intelectual, especialmente en sectores como el del software, la música, el cine o la literatura, por poner algunos ejemplos ¿Esto es imparable? ¿Se puede detener por ley o hay que adaptarse a esta situación? La situación de las leyes de propiedad intelectual, aquí y en el resto de países desarrollados, es incomprensible y se requiere una profunda revisión. Pero soy pesimista, si se hace será sólo después de un cambio generacional de los dirigentes y legisladores que tenemos ahora (que por cierto, siguen vanagloriándose de “no saber nada de Internet”). Mientras tanto, la ciudadanía -sobre todo los jóvenes- seguirán haciendo lo que hacen, al margen de la ley. Cuando lleguemos al punto de que el 100% de la población sean delincuentes putativos, quizás se planteen que no tiene sentido.  :: Los modelos de inteligencia colectiva, innovación abierta, plataformas de colaboración están acelerando la innovación y transformando la forma de hacer las cosas. Gente con mucho talento, en cualquier parte del mundo, colaborando para crear algo grande. Tu eres un apasionado del software libre, ¿Crees que es una revolución imparable? ¿Cómo se pueden integrar estas nueva forma de hacer las cosas con los modelos de negocio “más tradicionales”? La “revolución” ya ha ocurrido, y parece que nadie se dio cuenta. Los smartphones que más se venden llevan Linux y software libre. Los navegadores más usados son software libre. Las bases de datos, servidores y lenguajes que sostienen hasta a las organizaciones y empresas más grandes (Google, Facebook, Twitter, Wikipedia, Instagram, etc. etc. ) son software libre. El sistema que hay en la mayoría de puntos de acceso WiFi y routers hogareños es Linux y software libre. ¿Crees que todavía hace falta explicar la importancia del software libre para nuestra “sociedad y mercado digital”? Ninguna empresa puede nacer y crecer aislada del software libre, ninguna puede renunciar a él, y en muchos casos es una necesidad. Luego, cómo hacer negocio con él es labor de cada empresario o emprendedor. No seré yo el que les repita recetas y casos de éxito como si todavía viviésemos en los 90 🙂 :: Internet está transformando la economía. Hay una frase de Gary Hamel que me gusta especialmente: “los clientes, provistos de una información casi perfecta, han derrumbado los precios de prácticamente todas las cosas: coches, seguros, hoteles y relojes de lujo (…) Para muchas compañías, los clientes bien informados representan una amenaza para los márgenes mayores que la propia competencia“. Ahora los clientes, los lectores, los usuarios tienen un gran poder. Los “don nadie” tienen capacidad para influir. ¿Están las empresas preparadas para esta nueva realidad? ¿Qué tiene que tener una empresa para adaptarse a esta realidad y sacarle partido? Cada vez que oigo palabras como “mercado de información perfecta” -discurso típico de economistas neo-clásicos para justificar mercados no regulados- se me disparan las alarmas. No tenemos información completa -sólo basta fijarse en la crisis subprime y la burbuja inmobiliaria-, y es muy difícil que la tengamos, y sobre todo, no hay racionalidad en los mercados. La gente no se comporta de forma racional y predecible. Si fuese así, nadie compraría un bolso de 6.000 €, o un cacharro 4×4 de 100.000 € para circular por Mallorca, pero se hace, y es símbolo de estatus mas que de estupidez derrochadora. Es cierto que hay más información, que podemos leer las opiniones y valoraciones de los demás. Pero esas opiniones tampoco son racionales, aún en sitios muy respetados y con mucha participación. Basta darse una vuelta por las opiniones de libros en Amazon. Los que más puntuación obtienen son esos de autoayuda, o de “coaching”, sin fundamentos científicos mínimos, pero que escriben lo que sus “lectores objetivos” quieren leer. Por ejemplo, uno de los peores libros que leí en los últimos años -además de “Quién se ha llevado mi queso”- es “Linchpin” de Seth Godin, sin embargo tiene demasiadas buenas críticas y estrellas en Amazon.com. No recuerdo el autor -creo que le leí en “Future Hype” de Bob Seidensticker- pero estoy de acuerdo en que, en general, las tecnologías generan casi tantas ventajas como desventajas, pero hay un pequeño diferencial (que estiman cercano al 1%) de las ventajas, lo que hace que a largo plazo, nuestra calidad de vida mejore. Lo mismo se aplica a lo que dice Gary Hamel, hay mejoras y se notarán mucho a largo plazo, pero el cambio no es tan radical y estamos muy lejos de la información perfecta y las decisiones de compra racionales. :: Hablemos de Menéame, ¿Cómo se os ocurrió la idea? ¿Por qué disteis el salto? Digg y Reddit ya eran en éxito en EEUU. No había nada similar en español, yo estaba en un período que necesitaba hacer algo que me obligase a programar. Así que le propuse a Benjamí Villoslada hacerlo, que yo me encargaría fundamentalmente de la programación y él de la parte gráfica (yo soy nulo en eso), así surgió, pero sin saber si sería un proyecto de software libre, o un “servicio web”. Al final se decantó por lo segundo, pero no estábamos seguros al principio.  :: Hemos entrevistado a GuyKawasaki y nos dijo algo muy interesante: “un prototipo vale más que mil palabras”. ¿Qué papel le das a “enseñar” para “lograr”? ¿Se necesita esa “beta” para que los inversores y tu “red” o los clientes, confíen en ti? En eso estoy de acuerdo, sobre todo en España. Es muy difícil conseguir financiación sólo por ideas o powerpoints. Mejor hacer un prototipo y que los usuarios lo vayan probando y usando de formas que nunca se le hubiese ocurrido al creador. Así que sí, a menos que tengas prestigio, o contactos, es imprescindible mostrar algo. Todos los proyectos exitosos son el resultado de la evolución de un proyecto que inicialmente era muy diferente. Son los propios usuarios los que van descubriendo usos y pidiendo cambios. Por eso, lo mejor son “betas” rápidas, actualizaciones frecuentes, escuchar y prestar atención a qué hacen los usuarios para responder rápidamente. :: ¿Qué le enseñasteis a Martín Varsavsky para cautivarlo? Nada en especial, el conoció Menéame, le gustó la idea, lo leía, y un día se ofreció a invertir.  :: En el diseño de un modelo de negocio enfocado en Internet, ¿Qué parámetros o indicadores son claves? ¿Qué posibilidades existen para generar ingresos en Internet? Sin duda el número de usuarios es lo más importante, pero no es tan fácil ganar dinero, aún teniendo el volumen. Yo soy muy malo para “monetizar” proyectos, así que no soy el indicado para recomendar nada. Lo que sí creo es que hay que dejar de lado la obsesión por el “business plan”, si todo dependiese de tener las ideas claras desde el principio sobre cómo ganar dinero, no existiría Google, ni Twitter, por ejemplo. Hay que arriesgar más, y no hacerlo todo por el “dinero seguro”. :: Se suele decir que el sistema financiero español está muy poco orientado a los emprendedores. De hecho es típica la frase de Xavier Sala i-Martín que dice “si Google o Facebook estuvieran en España y fueran a un banco, nadie les daría la financiación”. ¿Cómo percibes esta realidad? Lo que dice es cierto, pero no creo que en EEUU los bancos sean muchos mejores. Allí hay otras “instituciones” que se encargan de eso, los “angel investors” para primeras rondas, y los “venture capitalists” para las siguientes. No son los bancos, al menos no directamente. Aunque ya hay un entramado de inversores en España, el problema es que la inversiones típicas no alcanzan ni para pagar el salario de un programador durante un año (superan los 50.000 € con las cuotas laborales), por lo que financiar proyectos de envergadura todavía es muy complicado.  :: La recomendación por todos los grandes expertos en modelos de negocio es que éstos, para que tengan éxito, tienen que ser escalables. ¿Crees que esto es así? En caso afirmativo, ¿cuál es vuestro próximo escalón para Menéame? No sé a qué se refiere con “escalable”, supongo que a la posibilidad de llegar a cientos de miles de usuarios con muy poco coste marginal adicional. Quizás, sobre todo si una parte importante de tus ingresos son por publicidad, o suscripciones baratas. Pero no creo que sea el caso para tiendas de comercio electrónico, que ahora surgen como setas. Sobre Menéame, no lo sabemos, espero que cuando esto salga publicado ya esté en marcha “Menéame Deportes”. Un sitio específico para noticias de deportes, no hay nada similar para eso, a pesar de que los sitios con más visitas en España son de deportes. :: Y para finalizar te pedimos que completes algunas frases:              1.- Mi mayor fracaso… no tener la pasión por la informática que tengo ahora cuando era estudiante de ingeniería informática.              2.- Lo que aprendí tras ese fracaso… nunca desaprovechar el tiempo y el entorno para aprender más de lo que me apasiona, el tiempo no vuelve atrás.              3.- El éxito para mí… muchísimo trabajo, diversión, y suerte.              4.- Un autor de referencia que siempre me acompaña… Richard Feynman, ejemplo de genialidad, trabajo, y mucha diversión.              5.- Para organizarte bien y ser productivo hago… sentarme a programar después de cenar, y acostarme cuando sale el sol.              6.- Mi propósito en la vida… que me recuerden como buen padre, buena persona, y que no dejé de intentarlo.              7.- Me preocupa… el futuro de mis hijas, la energía, las guerras, la violencia.              8.- Un blog… Politikon, por decir uno, que intenta ser documentado y al mismo tiempo desafiar ideas política-económicas preconcebidas.              9.- Una iniciativa que me ha sorprendido en España… Orsai y Jotdown.              10.- Un lugar para recuperar mi paz interior…  ir al continente y conducir cientos de kilómetros por carreteras desiertas. Cuando se publique esto, probablemente estaré haciendo eso.
Mostrar comentarios (4)

Comentarios

  • Miguel

    Muy buenas entrevista.
    A los creadores de Meneame, sólo les pediría un botón de ´karmawhore´para distinguir los comentarios de calidad de los comentarios oportunistas.

    Buen trabajo.

    • Article Author
  • Ricardo Galli: “tenemos una clase dirigente muy cortoplacista y bastante estúpida”

    […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Ricardo Galli: “tenemos una clase dirigente muy cortoplacista y bastante estúpida” https://www.sintetia.com/ricardo-galli-meneame-tenemos-una-clase-…  por kylian hace […]

    • Article Author
  • ana

    Una entrevista agil e inteligente,los creativos,emprendedor@s,hacemos un poco lo que el.Queremos el exito de nuestro trabajo e ir poco a poco o rapidamente,depende de las circunstancias,conocer bien el sector en que nos movemos para adelartar las posibles demandas que solicite el sector.La filosofia cortoplacista es interesante pero sesgada.

    • Article Author
  • Reddit y Menéame, ¿la nueva agenda setting de los medios? | Bloggin ZenithBloggin Zenith

    […] incluye dos formatos publicitarios, AdSense y anuncios premium; Ricardo Galli, en este sentido, ha comentado en varias ocasiones que su fuerte no es la monetización de los servicios si no la creación de comunidades. Reddit también comenzó recientemente a experimentar con la […]

    • Article Author

Artículos relacionados

Expertos

Oriol Amat: “la mayoría de las personas que cometen un fraude no se ven a sí mismas como delincuentes”

La contabilidad es uno de los instrumentos de mayor utilidad para gestionar las organizaciones. Sujeta a normas, interpretaciones y a homologaciones internacionales, nos permite...

Publicado el por Javier García
Expertos

Enrique Quemada: “el valor de una empresa se mide por el dinero que vas a recibir de ella en el futuro”

Enrique es uno de los profesiones más solventes de España en el mundo de las operaciones financieras corporativas. Lidera ONEtoONE Corporate Finance Group, un banco de inversión...

Publicado el por Javier García