Cómo no debe hacerse un rescate financiero


Andrés Alonso
Cómo no debe hacerse un rescate financiero
Según explica el Wall Street Journal, se están incumpliendo todas las reglas de “libro de texto” sobre un rescate financiero. Cinco son las reglas básicas que se deben seguir en un rescate financiero. Veámoslas y repasemos nosotros los errores sistemáticos: 1. La decisión debe tomarse rápido. Hungría, Islandia, Letonia, Pakistán y Ucrania recibieron rescates que se aprobaron en un plazo de entre tres y seis semanas. En el caso de Grecia, llevamos más de seis meses desde que Eurostat comenzó a investigar las cifras de su déficit presupuestario. 2. El rescatador debe hablar con una única voz . En este caso, hemos oído declaraciones de Alemania, Francia y resto de miembros de la UME por separado. Destacando incluso el caso de Eslovaquia, quien recientemente se auto-descarta como partícipe de este programa de rescate. 3. La clave es sorprender a los mercados financieros (Shock-and-Awe) en la proporción del rescate . El mejor rescate es aquel que no llega nunca a utilizarse. Aquel que rápidamente se devuelve. Se cita en el artículo del WSJ el ejemplo de los 50.000 millones de dólares que en 1995 recibió Mexico por una crisis en su financiación a corto plazo en divisa. Pero en esta ocasión no existe coherencia a cerca de las proporciones. Grecia ha recibido una ayuda inicial de EUR 45.000 millones (ver aquí). Poco después, se incrementó a EUR 110.000 millones (ver aquí). Incluso Alemania ha confirmado que este último importe no sería suficiente. Esto, desde luego, da pavor (awe) al mercado, pero en el sentido contrario al deseado en un rescate. 4. Durante el periodo en que se está recibiendo el rescate, el rescatado en cuestión debe tener acceso a refinanciación en mercados . Se trataría de utilizar el dinero para sanear sus cuentas, no para refinanciar su deuda. De lo contrario, cuando el rescatado tuviese que volver al mercado mayorista, tendría de nuevo los mismos problemas. La cantidad resultante del importe del rescate a Grecia es precisamente el volumen de sus amortizaciones pendientes durante tres años. Si la situación no se calma en el mercado, esto solo dilataría el ajuste estructural que necesita Grecia. Las cláusulas de condicionalidad del plan de rescate provocan que los inversores prevean la necesidad de Grecia de disponer de lo máximo posible como cobertura de las financiaciones de 2011 y 2012. Esto nunca calmaría los mercados. 5. El mercado debe creerse que el dinero es real. De nuevo, la condicionalidad del plan de rescate hace que el mercado no se crea que el dinero se dispondrá efectivamente. La conclusión del WSJ sobre la “condicionalidad” del rescate es doble y clara:
  • Las condiciones carecen de credibilidad cuando son demasiado estrictas (ver artículo en Sintetia para referencia en la misma línea).
  • Las condiciones deben cubrir los aspectos relevantes, pero nada más. En este caso, se echa de menos desde el WSJ que, además de los planes de ajuste fiscal, no se haya exigido ninguna medida financiera, dada la participación de los bancos en esta crisis.
Está claro que, hasta que el mercado no vea que la deuda de Grecia es sostenible, todas las medidas que se tomen son una mera línea de liquidez para ayudar a los inversores a huir del crédito de Grecia. Andrés Alonso
Mostrar comentarios (0)

Comentarios

Artículos relacionados

Economía

El coaching para susurrar a los equipos

Primera etapa superada. He estado involucrada en un proceso de coaching de equipos en una importante multinacional en Madrid. El objetivo, preparar a los equipos para la mejora...

Publicado el por Mª Luisa de Miguel
Economía

El problema de la corrupción: realidad frente a percepción

¿Cuáles son los efectos de la corrupción sobre el crecimiento y bienestar económico y social? ¿Podemos cuantificarlos? ¿Cuánta corrupción existe en un país? ¿Es más corrupta...

Publicado el por Ángel Martín Oro