Obama propone la desgravación de la inversión empresarial como solución a la trampa de la liquidez

14 septiembre 2010
Obama quiere estimular la inversión empresarial

El principal argumento a favor de la medida es que se trata del único modo de estimular la inversión en un contexto de tipo de interés cercano a cero. En situaciones de normalidad, la autoridad monetaria puede estimular la inversión abaratando el coste de financiación, pero el nivel actual de tipos de interés hace esto imposible. Por ello, la desgravación de la totalidad de la inversión abarata relativamente la inversión y, dada su complementariedad con el factor trabajo, podría crear empleo.

Gregory Mankiw, de la Universidad de Harvard, analiza la propuesta:

«Se trata de una buena idea. La gente se siente más pobre y bajo mayor incertidumbre futura. La respuesta racional es aumentar el ahorro. El truco para restaurar la demanda agregada y el pleno empleo es canalizar ese ahorro hacia inversión. Normalmente, la Reserva Federal podría ayudar bajando los tipos de interés. Pero con los tipos de interés en la cota cero, esa opción no está disponible. Los incentivos fiscales a la inversión pueden ayudar a conseguir lo que la política monetaria haría si pudiese».

Aunque España haya cedido su autonomía monetaria, sigue teniendo pleno control sobre su política fiscal. Esperemos que nuestros responsables de política económica estén al tanto de la evolución de la inversión en Estados Unidos y plantéen su implementación aquí si la medida tiene éxito.

Artículo escrito por Abel Fernández

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Raúl Carrión Estudio, S.L. es la Responsable del Tratamiento de tus datos, con la finalidad de moderar y publicar tu comentario con tu nombre (en ningún caso se publicará tu correo electrónico).
Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición al tratamiento y portabilidad. Puedes ejercitar tus derechos en [email protected]