Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

No esperemos que el dinero salga fuera del BCE por mucho que baje el tipo del depósito


Andrés Alonso
No esperemos que el dinero salga fuera del...
Acabamos de conocer que el Banco Central Europeo (BCE) ha tomado la decisión de bajar el tipo de intervención 25 puntos básicos, hasta el 0,75%. Pero otra noticia de gran interés es que también hoy ha decido reducir el tipo de interés ofrecido en los depósitos que se hagan en el el propio BCE también en 25 puntos básicos, dejándolos en el 0%. ¿Cómo puede afectar al comportamiento de los bancos esta decisión? A priori ahora los bancos tomarán (en las operaciones ordinarias) dinero del BCE 25 puntos básicos más barato, y si lo quieren depositar en el mismo BCE, serán remunerados otros 25 puntos básicos menos, ahora la remuneración es cero. En términos relativos y agregados no tendríamos que observar grandes cambios. En cambio, se está expandiendo rápidamente la opinión entre periodistas que atendieron la rueda de prensa de Draghi que “si en el depósito de BCE hay algo más de 750.000 millones de euros depositados, y ahora ese dinero se remunera al cero esto estimulará a los bancos a usar el dinero de otro modo”. ¿Por ejemplo, ampliando el crédito a familias y empresas? ¿Estimulará, por tanto, esta decisión un cambio sustancial del comportamiento de los bancos respecto a depositar el dinero en el BCE? La evidencia empírica muestra que NO. Es esencial diferenciar entre lo que es dinero (lo que llamamos base monetaria) y lo que es crédito (lo que técnicamente se denomina agregado monetario M3). La base monetaria es dinero en efectivo o, simplificando mucho, billetes. La M3 incluye muchas más cosas, simplificando, digamos que incluye hasta préstamos a largo plazo. El M3 es el típico volúmen de crédito que existe en la economía. Cuando los bancos están depositando el dinero en Banco Central, ¿realmente qué están haciendo? Están llevando el dinero “suelto” que les sobra tras las operaciones del día. Ese efectivo lo ingresan en su cuenta del BCE y éste lo remunera … ahora al 0%. Por otro lado, y separado, está el crédito que un banco decide conceder. Lo importante es ver cómo el hecho de tener liquidez en efectivo no es indispensable para que se concedan o no más créditos a las familias y empresas. Esa liquidez (poca o mucha) ya existía y los bancos obtenían una retribución positiva por depositarla en el BCE, pero nada más. Pongamos un ejemplo muy simple, sin considerar parámetros importantes desde una perspectiva técnica como las valoraciones de los activos o los coeficientes de reserva exigidos a los bancos. Supongamos que tenemos un Banco A que dispone de 20 unidades de efectivo. Con este efecto puede hacer dos cosas:

(a)    dárselo a una familia para que compre una casa.  En este caso el Banco A da de baja el efectivo de su balance y da de alta un préstamo hipotecario. Pero esa casa que el usuario compró, significa un ingreso para otro. Esa otra persona lo ingresará en otro banco, que al final del día irá con el efectivo que le sobra al BCE. Vamos, que por cada nuevo activo creado hay un nuevo pasivo en otro banco.

(b)   quedárselo y no moverlo. Si crees que el dinero lo vas a necesitar y no confías en prestarlo, decidirás tú mismo llevarlo a BCE a depósito y reservarte la oportunidad de tenerlo disponible ahí cuando quieras.

En ambos casos el BCE acaba con el dinero en su cuenta. Ya sea porque se lo ingresa el Banco A o el B … el dinero inyectado en una economía no desaparecerá del balance del banco central hasta que lo drene el propio banco central. Por lo tanto, esta es la primera lección: no nos obsesionemos con ver mucho dinero depositado en el BCE. Ese dinero se ha creado, con el llamado “quantitative easing” o flexibilización cuantitativa, que como la propia palabra dice es “imprimir dinero”. Y el dinero impreso tiene que almacenarse. Por uno u otro banco, pero al final alguien lo llevará al BCE. Este pensamiento de que las reservas de un banco (entre las que está el depósito) deberían prestarse fuera o salir del banco central se llama “la confusión de la base monetaria”. Si ahora ponemos el depósito en el BCE algo menos atractivo … podemos pensar que la estrategia (b) antes descrita es ahora menos rentable. Si el banco A pidió dinero al BCE, recordemos que en la LTRO lo pedía al 1%, y ahora se lo remuneran al 0% si lo deja allí, pierde ahora más dinero todavía (antes al menos le pagaban 0,25%). ¿Será esto incentivo para mover el dinero? Porque esta es la clave, ¡el dinero debe moverse! Lo que hizo el BCE fue darnos oportunidades, no resultados. Si echamos un vistazo a los agregados monetarios vemos que la M3 no crece al mismo ritmo que crece la base monetaria. Si hacemos un gráfico donde se muestra el ratio M3/BaseMonetaria vemos que ha caído bruscamente ese ratio, y esto sólo se debe a que la base monetaria ha subido bruscamente, y el movimiento obviamente no lo acompañó la M3.

Esto significa que el dinero que se inyecta, los bancos no lo mueven. En el mundo de hoy hemos perdido la correlación entre tener dinero y prestarlo ¡Y contra esto el BCE no puede hacer nada ! Las 3 frases claves aquí serían:

:: Sólo el banco central controla la base monetaria.

:: Sólo los bancos comerciales controlan el crédito a la economía real.

:: El dinero o base monetaria es condición necesaria pero no suficiente para que fluya el crédito en la economía real.

 ¿Cuál es la única manera de sacar el dinero del BCE? Pues operar directamente con el banco central, básicamente sería sacándolo en acorazados físicamente, al puro estilo Argentino o de Liberia. Esperemos no tener que llegar a este límite. Porque en realidad existe otro modo, que es incentivando a los que han pedido ese dinero extra al BCE a devolverlo, y que el BCE lo cancele. Esto es lo que se llama “devolver la LTRO” que Dragui mencionó hoy también.  ¿Cuál es el problema? Que quien pidió el dinero efectivo al BCE no es el mismo que quien hoy lo deposita en BCE. ¿Quién está dejando el dinero en BCE? Los desequilibrios en la Zona Euro (ZE) son clave para entender cómo pueden funcionar las medidas de política económica adoptadas. En este caso, la medida es reducir la remuneración del depósito del BCE porque se intenta incentivar que aquellos que pidieron dinero al BCE ahora “lo muevan”. Sin embargo hemos visto que el hecho de que haya dinero no significa que este deba moverse. De hecho, en última instancia siempre alguien acabará depositándolo  en el BCE y “pagando” esa baja remuneración. En el caso más extremo, como alguien ha llegado a comentar, se podría poner la remuneración del depósito en negativo. Esto sería el equivalente a un impuesto a los bancos en una variable que necesitan (el dinero) pero que no controlan (porque como dijimos, la controla sólo el banco central). Pues bien, en la ZE aquellos que han pedido dinero al BCE en primera instancia (en las LTRO) son distintos a los que están depositándolo ahora en BCE. Y es que repetimos, el dinero más o menos, pero se mueve. ¿Quién pidió el dinero? Básicamente Italia y España. Pero en cambio ¿quién lo deposita en BCE? Alemania y Francia. Por lo tanto, esta medida actualmente está penalizando a unos (Alemania y Francia) por algo que “digamos” han hecho otros (España e Italia). ¿Qué consecuencias tendrá esto? Lo más normal será que los bancos comerciales alemanes quieran repercutir este extra-coste (de oportunidad) al resto. Lo más fácil será no dejar salir sus activos “no dinero” tan fácil. En tanto que guardar dinero es más caro ahora, los alemanes preferirán el resto de activos suyos … es decir, venderán sus bonos más caros consistentemente, de modo que compensen por el extra-coste que pagan por ingresar dinero. En tanto que la demanda por sus bonos es prácticamente inelástica (la gente quiere bonos alemanes a cualquier precio), en el contexto actual, esta traslación del “impuesto” por el dinero al precio de los bonos alemanes es el escenario más plausible. Veamos los desequilibrios en la ZE en términos de quién deposita dinero en el BCE:

  Está claro que Francia y Alemania representan más de la mitad del depósito en BCE. En el mejor de los casos de que los Alemanes se cansen de tener dinero en efectivo sin remunerar lo que pueden hacer también es comprar “otras cosas”. Que paguen el impuesto del depósito al BCE otros, españoles o italianos, por ejemplo. ¿Es realista esperar esto? En un mundo donde la M3 no crece al ritmo  que la base monetaria, desde luego que no. El canal de comunicación entre dinero y el crédito está roto. De hecho puede que ni exista ya … Y es que el mismo Dragui lo ha dicho: el crédito depende de la demanda. Si movemos más aún el tipo de depósito corremos el riesgo de empezar a ser más restrictivos en vez de expansivos en las condiciones monetarias, a no ser que consigamos que la demanda de crédito vuelva (la velocidad del dinero). Y de nuevo Dragui apuntó una clave: hay que convencer a empresarios y emprendenderos que el escenario económico mejorará. Sin olvidar que podemos añadir una última nota aquí: debemos contar únicamente con los bancos que pueden aportar valor al sistema. Si un banco con la liquidez que da el BCE es incapaz de crear crédito ¿qué valora aporta al sistema? ¿Por qué la banca no da crédito si tiene liquidez? ¿Tenemos un problema de capitalización de nuestras entidades financieras? ¿Sólo la demanda explica este comportamiento o es que se anticipa algún tipo de problema, no declarado, para lo que van a necesitar esa liquidez? Son muchas preguntas, pero estaremos atentos para contestarlas…
Mostrar comentarios (5)

Comentarios

  • Jeibros

    El artículo me parece completo. Eso sí, quizás demasiado técnico. Quizás me meto en camisa de once varas, pero os animaría a que crearáis una sección divulgativa de economía también, al estilo que tiene ElBlogSalmón. Un saludo

    • Article Author
  • Javier García

    Gracias por la recomendación, Julián! SAludos

    • Article Author
  • Rafael Rodríguez

    Excelente artículo sobre teoría y política monetaria aplicada. Muchas gracias…….

    ¿sería posible linkar ésto con el concepto de “shadow banking”? ¿Cómo se ha creado crédito a través de esa denominada banca paralela?

    • Article Author
  • Andres Alonso

    Hola Rafael! Efectivamente, es posible. El vinculo mas evidente son los fondos de inversión monetarios: Estos fondos son los sustitutos mas cercanos que hay del dinero, pues se dedican a invertir a muy corto plazo para dar seguridad a lo participes. Penalizando tanto los tipos a corto estos fondos estos fondos sufrirán muchísimo.

    Andres

    • Article Author
  • Andres Alonso

    Hola Jeibros!
    Gracias por el comentario! La verdad que este articulo no ha sido el mas divulgativo que tenemos pero a cambio profundiza como pocos en un tema que en realidad es muy complejo convirtiendo el tema al menos en accesible.
    Pretendemos ser divulgativos siempre, pero no sacrificando cierto nivel técnico si es necesario. Esperamos que esto motive a pensar analíticamente sobre economía y finanzas. De todas maneras, prometo profundizar en este tema de manera mas sencilla aun, que buena razón tengo ahora que un lector en concreto nos lo pide! 🙂
    Muchas gracias por seguirnos.
    Andres

    • Article Author

Artículos relacionados

Expertos

Álex Rovira: “esta manifestación de marasmo económico y social nace de una miseria moral”

Mi relación con Álex Rovira surgió a través de uno de sus libros, La Brújula Interior. Un libro que empiezas a leer en un momento muy concreto de tu vida, con el que te...

Publicado el por Javier García
Expertos

Tony Dávila: “la ventaja nace de ver el cambio antes que nadie”

Tengo el enorme orgullo de entrevistar al profesor Tony Dávila, para mí una referencia indiscutible en el mundo de la innovación. Toni Dávila es profesor del IESE. Ha sido...

Publicado el por Javier García