Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

Luces y sombras del crecimiento de España en 2015


Ángel Martín Oro
Luces y sombras del crecimiento de España en...
Tras años con un peor comportamiento que nuestros vecinos, en la actualidad España lidera el crecimiento económico en la Eurozona. Se estima que nuestra tasa de crecimiento en 2015 vaya a ser el doble que la de Alemania (3.1% frente a 1.5%). Es algo que muchos no esperábamos, pero al mismo tiempo no debemos echar las campanas al vuelo. La situación, en términos generales, sigue siendo la que era: una economía excesivamente endeudada, en buena parte con el exterior, con un desempleo descomunal, un déficit público todavía por encima del 5% del PIB, por no mencionar otros problemas de índole más institucional. UFM_Market_2015_España Dicho esto, deben destacarse los avances producidos en los últimos dos años. El cambio de percepción hacia España a nivel internacional ha sido notable. Así por ejemplo, el diario Financial Times escribía en Agosto un editorial titulado “Las reformas de España son una lección para la Eurozona”, en el que afirmaban que el gobierno de Rajoy merece crédito por las reformas que han contribuido a impulsar la recuperación. No obstante, puntualizaban que no todo el mérito era gracias al buen hacer del gobierno. Factores externos como las medidas extraordinarias aplicadas desde el Banco Central Europeo y el contexto de bajos tipos de interés, o el desplome en los precios del petróleo, han ayudado, desde luego, al repunte de la actividad. Independientemente de qué factores pesen más, lo cierto es que la economía española está creciendo en torno al 3% en términos anuales. Pero eso tampoco es decir mucho, dado que la tasa de crecimiento es una variable con mucho ruido en el corto plazo, y lo que importa es más la sostenibilidad y calidad de ese crecimiento. A estas cuestiones es a lo que nos estamos dedicando en UFM Market Trends, una nueva plataforma de análisis y seguimiento de la coyuntura económica y financiera internacional. Además de analizar las grandes economías mundiales, dedicamos un informe trimestral a España, cuya segunda edición acaba de ver la luz. Lo que tratamos de hacer es aportar algo de luz a los principales datos macroeconómicos, prestando atención a las principales fuentes de desequilibrios potenciales, como son los indicadores monetarios o financieros, o del sector exterior. En este segundo informe, constatamos la fase expansiva de la economía española, en un contexto internacional que se ha complicado durante el verano (con China y los emergentes como protagonistas), pero que pensamos que va a tener una influencia limitada. A nivel nacional, el riesgo político de cara a las Elecciones Generales debe tenerse en cuenta, si bien, parece remitir a la luz de las encuestas de los últimos meses. Entre los indicadores macro, nos preocupa la evolución del déficit público y su nivel. Pese a haberse reducido en el segundo trimestre –debido a un crecimiento de los ingresos mayor al de los gastos-, vemos muy difícil que se vaya a cumplir el objetivo que el gobierno se propuso del 4.2%, ni siquiera seguramente la estimación de la Comisión Europea del 4.5%. deuda_deficit Fuente: 2º Informe España 2015 de UFM Market Trends Para su cumplimiento sería necesaria una fuerte contención de los gastos, al tiempo que los ingresos se aceleran. Lo primero parece poco probable, y más en un entorno de elecciones. Lo segundo también, dados los indicadores que ya apuntan a una cierta desaceleración del crecimiento en el segundo semestre del año. Huelga decir que el acumular incumplimientos en los objetivos de déficit, no es la mejor manera de generar confianza y credibilidad de cara a los inversores extranjeros. Unos inversores extranjeros de los que continuamos dependiendo, dada la elevadísima posición deudora que España mantiene con el exterior y que se generó durante los años de burbuja del crédito e inmobiliaria. Un indicador que seguimos desde UFM Market Trends que aproxima este fenómeno es el de la Posición financiera internacional neta. Ésta, en términos del PIB, asciende al -91%, un nivel sin parangón a nivel internacional. Con todo, fruto de una cuenta corriente de la balanza de pagos superavitaria –donde la caída del precio del petróleo ha ayudado considerablemente-, se ha reducido desde el -96.6% en el primer trimestre de 2015. Desde el lado positivo destacamos el desapalancamiento del sector privado, en particular del sector bancario. Así, el total de activos del sector se ha reducido desde los 3.53 billones de euros en el pico de Junio 2012, a los 2.78 billones de Agosto 2015, niveles similares a los del verano de 2007. activos_bancos Fuente: 2º Informe España 2015 de UFM Market Trends Pese a que el stock de crédito total sigue contrayéndose, la economía consigue crecer a tasas sólidas, en parte por el dinamismo de los flujos de nuevo crédito. Observamos que la contracción del crédito a las empresas es cada vez menor; al igual que ocurre en el crédito al consumo a las familias, pero no así en el destinado a vivienda, cuya contracción se ha acelerado en el segundo trimestre del año. En este contexto, y pese a las medidas agresivas de política monetaria del Banco Central Europeo, la tasa de variación anual del Índice de Precios al Consumo se situó en Septiembre en -0.9%. Sin embargo, es el componente energético el principal responsable de este signo negativo, como sucede con la tasa de variación del Índice de Precios Industriales. Así, no podemos hablar de un descenso generalizado de los precios. De cara a los próximos meses, seguiremos con atención el precio del petróleo, por sus múltiples e importantes repercusiones sobre la economía española. También el resto de la batería de indicadores económicos y financieros que presentamos en nuestros informes, con el fin de valorar la salud de la coyuntura económica española.  

Descargue completo el segundo informe de 2015 en este enlace.

 
Mostrar comentarios (1)

Comentarios

  • fran

    El problema de España yo considero que es la rigida estructura laboral y la gran estructura pública lo cual hace realmente complicado poder reducir el deficit o al menos no dedicarlos a proyectos de inversión e investigación. Quizás una solución podría venir de una flexibilización del sistema laboral y una reducción (severa) del aparato público con la privatización de servicios.

    • Article Author

Artículos relacionados

Economía

Nuevos negocios a la vista: la economía de las 2 “Cs”

Hace unas semanas se celebró en Alicante, ciudad en la que resido, la salida de la Volvo Ocean Race, la Vuelta al mundo a vela. Con un enfoque hacia la sostenibilidad del planeta,...

Publicado el por Ángel Alba
Economía

Nuevas recetas tecnológicas: el ejemplo de las pantallas interactivas de gran formato

Hace poco estuve en un conocido restaurante de comida rápida a las afueras de Milán. Fui a la barra a pedir la comida, pero me dijeron que la única forma de hacer el pedido era a...

Publicado el por Fernando Lázaro