Sintetia

Artículos relacionados

Volver a los últimos artículos

Javier Eslava, @Javier_Eslava, “hay más dinero que buenos proyectos en los que invertir”


Jose Antonio de Miguel
Javier Eslava, @Javier_Eslava, “hay más...
Hoy entrevistamos a Javier Eslava. A lo largo de sus 20 años de experiencia profesional ha tenido la oportunidad de conocer el mundo de la empresa desde diferentes puntos de vista, ya que ha sido empresario, directivo, o asesor en organizaciones de diferentes tamaños y sectores, desde familiares a multinacionales.

Actualmente compagina una doble faceta profesional y empresarial, ya que por un lado ayuda a empresas y organizaciones de todo tipo, diseñando y ejecutando sus planes de crecimiento, consiguiéndoles inversión o formando a sus directivos, y por otro él mismo invierte en proyectos en los que tiene la oportunidad de aportar su experiencia. Recientemente con Enrique Alonso como socio, desde Capital Intelectual han lanzado una Aceleradora, con el objetivo de impulsar proyectos e invertir en algunos de ellos :: Desde esa amplia perspectiva, ¿cómo ves la situación actual de la empresa española? En nuestro día a día nos encontramos situaciones muy polarizadas, por un lado trabajamos junto a empresas con un alto potencial de crecimiento situadas generalmente en sectores emergentes y, por otro lado, con empresas que han sido muy grandes en otras épocas, pero hoy necesitan una fuerte transformación para adaptarse a la nueva realidad. El punto común en ambos casos es que el capital económico es imprescindible, pero el más importante es el capital intelectual (de ahí el nombre de nuestra empresa). Nuestro trabajo consiste en aportar y canalizar cada uno de ellos en la medida necesaria y en el momento adecuado. Curiosamente en algunas ocasiones más importante que disponer de garantías económicas, es disponer de un buen plan de trabajo que ofrezca otro tipo de ‘garantías’ a quien va a invertir dinero en el proyecto. :: Dentro de vuestra actividad empresarial recientemente habéis lanzado una aceleradora. Cuéntanos en qué consiste el proyecto y como se llama. Se llama ‘Boost Business Lab’ y se trata de una iniciativa privada impulsada por nosotros mismos, para apoyar a empresas que aporten algo interesante al mercado. Tanto por nuestra trayectoria como por la de los inversores que confían en nosotros, nos gustan especialmente los proyectos industriales y aquellos que basados en sectores tradicionales tengan un carácter innovador. A diferencia de otras aceleradoras no necesitamos que sean de base tecnológica, pensamos que ahí ya hay demasiada gente y algunos lo hacen muy bien. Un ‘matiz’ importante para nosotros es que no buscamos pelotazos, sino proyectos rentables a medio plazo.

:: Entre los emprendedores hay una cierta confusión, ¿cuáles son las diferencias clave que hay entre una incubadora y una aceleradora de proyectos? Efectivamente hay cierta confusión y en muchas ocasiones se utilizan ambos términos de forma indistinta, cuando son cosas muy diferentes. Tal como yo las entiendo, una incubadora apoya proyectos en fases iniciales y se centra en diseñar el modelo de negocio, dar alojamiento, formación y en algunos casos incluso en invertir algo de capital semilla. Una aceleradora entra en juego a partir de ahí, es decir cuando el modelo de negocio ya está definido, en ese momento podemos decir que deja de ser una Startup y empieza a ser una empresa que requiere cierta organización y sobre todo necesita vender. :: En el último año ha habido un boom en la puesta en marcha de aceleradoras. Tanto las administraciones como grupos privados de diversos campos: inversores, instituciones financieras, educativas, han lanzado y están lanzando sus propias aceleradoras, ¿Cuál es el valor diferencial de BBL? ¿Qué aportáis a los proyectos con los que estáis trabajando?¿Qué hueco o nicho cubre vuestro proyecto? Así es, 2012 ha sido el año del Boom de las aceleradoras, lo cual es bueno porque son necesarias, aunque me temo que tan sólo unas pocas sobrevivirán, debido precisamente a ese boom y a la falta de diferenciación de muchas de ellas. Nuestro objetivo, aunque suene un poco ‘contracorriente’, no es trabajar con emprendedores sino con empresas, es decir proyectos que ya hayan desarrollado su modelo de negocio y necesiten crecer. A partir de ahí y de su ‘conocimiento’ en el negocio, nosotros aportamos el conocimiento necesario para impulsar su crecimiento y conseguir inversión,  o viceversa, es decir para conseguir inversión y luego crecer. Como te comentaba, nuestro proyecto va orientado principalmente a proyectos industriales e innovadores, que aunque tengan una base tecnológica no sólo se desarrollen solo en internet, sino que integren más elementos en su cadena de valor.

 ::¿Cuál es el proceso de selección de los proyectos?¿Cómo se puede acceder a BBL? El proceso de selección es personal, en función de lo desarrollada que esté la idea, de la capacidad del equipo, de sus expectativas y de las posibilidades que veamos en el proyecto. La forma de acceder es contactar directamente con nosotros, a partir de ahí nosotros contactamos con los proyectos que nos gustan. Somos un poco escépticos con los procesos estandarizados en este sentido, ya que por mucho que los acotemos e intentemos parametrizarlos  al final las decisiones de inversión son personales. :: Háblanos un poco más del proceso: ¿cuántas empresas podéis acelerar de forma simultánea?¿cuál es el tiempo de aceleración máximo? En estos momentos el cuello de botella no está en el numero de proyectos, sino en la calidad de los proyectos que llegan. Por desgracia no hay suficientes proyectos en comparación con el dinero disponible para invertir en ellos. El tiempo puede oscilar entre seis meses o un año, dependiendo de lo ambicioso que sea el proyecto. :: ¿Cómo valoras el efecto Silicon Valley en el actual ecosistema emprendedor español? Silicon Valley está de moda y como todas las modas tiene una parte positiva y otra negativa. La positiva es su enorme influencia en la gestión de empresas de una forma mucho más ágil que hasta la fecha. La negativa, como la de cualquier otra moda, es que se magnifica y desde la distancia acaba reduciéndose a un destino turístico. Para algunos emprendedores no hay nada más ‘cool’ que hacerse fotos a la puerta de Google… Fuera de bromas, el problema de esto es más profundo, ya que en España seguimos intentando imitar un modelo sin adaptarlo a nuestras características propias y diferenciadoras. Si de verdad queremos crear un ecosistema emprendedor tenemos que ser capaces de pensar a largo plazo y empezar a trabajar de forma coordinada entre todos los interesados, especialmente administraciones, universidades y empresas. :: En los primeros pasos de un proyecto, el capital es importante pero no lo es todo. Los emprendedores necesitan contar con un consejo de expertos que les guíen en sus primeros pasos ¿Cómo se articula este conocido como smart capital desde vuestro proyecto? Para nosotros, más importante que el capital económico es el intelectual, puesto que es el verdadero diferenciador. Si el proyecto es bueno, al final siempre habrá alguien dispuesto a poner el dinero, si no es el banco será un inversor. Nuestra aportación a las empresas se centra en llevarlas a la acción, es decir no se trata de elaborar concienzudos planes de negocio, sino de ejecutarlos. :: Para vosotros, ¿cuál es el valor de una idea? ¿Creéis que es posible tener éxito en una negociación de inversión simplemente con una PowerPoint?¿Dónde se encuentra el punto mínimo para buscar inversión? (modelo de negocio definido, testado, primeras ventas,..) Una idea al igual que muchos planes de negocio que nos encontramos valen lo mismo, es decir: Cero. Antes se decía que el papel lo aguanta todo y hoy podríamos actualizarlo diciendo que el Ipad también,… Debido al volumen tan alto que hay de propuestas, el problema es que la oportunidad que pierdes presentando algunas ideas o planes de negocio, no los puedes recuperar, por lo que deberíamos empezar a pensar que algunas tienen valor ‘negativo’. Para conseguir inversión, lo más importante es demostrar que el cliente ha aceptado la propuesta que le hacemos, por lo tanto no se trata solo de identificar un problema a resolver sino de resolverlo realmente. Los emprendedores deben meterse algo en la cabeza, los planes de negocio no son documentos cargados de expectativas, sino que sus números son consecuencia de sus acciones previstas. En este sentido a nosotros más que los Planes de Negocio, nos gustan los Planes de Trabajo. :: Otro de los aspectos más complicados para un emprendedor es “valorar” económicamente su proyecto en sus fases iniciales. Cuáles son esas reglas que manejáis desde el lado del inversor en proyectos en fases iniciales: expectativas, ajuste producto-mercado, involucración y/o experiencia del equipo,.. como se “suman” todas estas variables. No existen reglas fijas ya que de alguna manera todas ellas influyen. Al final la valoración sale del trabajo realizado, de lo invertido hasta la fecha, del tiempo que se ahorra el inversor, de la expectativa de negocio, del potencial del equipo, de la inversión necesaria para seguir adelante,… podemos verlo como un proceso en el que cada parte tiene su peso. Además de esto hoy en día el factor más importante es la necesidad real y las propuestas que tengan ambos lados de la ‘negociación’ :: ¿Qué le dirías a un emprendedores que esté empezando o tenga una idea de negocio en este momento? A los emprendedores que estén empezando les diría que ¡ha llegado la hora de apoyar a los inversores! En demasiadas ocasiones oímos sus quejas hacia el sistema, reclamando más atención para sus proyectos y apoyo económico. En estos momentos, podemos decir con total rotundidad que hay más dinero que buenos proyectos en los que invertir, lo que no implica dados los antecedentes, extremar las precauciones. También les diría que no se dejen llevar por la corriente mayoritaria de ‘falso apoyo al emprendedor’ que en ocasiones más que apoyarlos los muestra en una especie de ‘peep show’ para deleite de los demás. Que se formen en habilidades comerciales y de gestión ya que generalmente son de perfil técnico y tienen algunas carencias directivas. Por último les diría que se pongan a trabajar duro por su negocio y por su futuro y en ese sentido que no tengan miedo a equivocarse, porque hoy en día la mayor equivocación es no hacer nada. La verdadera crisis de hoy en día es la parálisis. :: ¿Cómo ves a vuestro proyecto dentro de tres años? Nuestro foco está en las empresas con las que trabajamos y no en nosotros mismos así que nos gustaría mirar hacia atrás y comprobar que los proyectos que hemos impulsado están consolidados, con beneficios y en el caso de las startup, con varias rondas de inversión a sus espaladas.
Mostrar comentarios (0)

Comentarios

Artículos relacionados

Expertos

David Allen, el rockstar de la productividad: culto al GTD y su libro Organízate con Eficacia

Efectivamente, cuando hablamos de productividad personal hoy ya casi nadie duda de que uno de los métodos que impera es el GTD –del inglés Getting Things Done-. Su impulsor, David...

Publicado el por Javier García
Reinicia España

Destinia o cómo se forjó toda una referencia tecnológica en el turismo español

Cuando un turista llega a nuestro país solo una pequeña parte de su facturación se queda en origen. A través de grandes touroperadores extranjeros, portales web de hoteles y un...

Publicado el por Fernando Lázaro