Sintetia

Artículos relacionados

Filtrar por Autor

Volver a los últimos artículos

Fomento estatal de las exportaciones españolas en tiempos de crisis a través del CARI


Andrés Alonso
Fomento estatal de las exportaciones...

Cuando un empresario español se plantea el reto de vender sus productos fuera de nuestras fronteras, se enfrenta a varios problemas como son: cobrar los bienes y servicios suministrados ( riesgos comerciales, extraordinarios, país… ), lidiar con legislaciones y sistemas jurídicos diferentes, desarrollar documentación comercial adicional y compleja, manejarse con soltura en idiomas y monedas distintas de las normalmente utilizadas, y a estos hay que añadir, desde hace unos años, la dificultad por parte de los importadores para encontrar una financiación adecuada.

No descubrimos nada nuevo si decimos que vivimos tiempos difíciles para la economía en general y para el comercio nacional e internacional en particular. A pesar de algún dato positivo como es el de la evolución de los tipos de cambio, que han pasado de 1,60 $/€ hace dos años y medio a entorno 1,30 $/€ en la actualidad lo que beneficia el comercio exterior de la zona euro, también es cierto que las exportaciones europeas, en ese mismo período, han disminuido un 15% y las españolas un 14%. Esta, que en apariencia parece una mala noticia, no lo es tanto si comparamos esas cifras con otras crisis financieras, en especial con la del 29. En este sentido, desde todos los gobiernos se ha hecho un esfuerzo global para que los Estados no se refugien en la tan manida trampa del proteccionismo, apostando por el libre comercio.

En este entorno se encuentra el Consenso de la OCDE, que es un instrumento de colaboración entre sus estados partícipes para que la financiación de los bienes y servicios en el largo plazo no sea un instrumento que entorpezca el libre comercio, sino al contrario, que lo mejore progresivamente. Durante los últimos dos años, los países participantes han colaborado para que las Agencias de Crédito a la Exportación ejerzan su papel contra cíclico, y de esta forma favorecer el acceso al crédito a las empresas que participan en estos programas, mediante la flexibilización en las condiciones financieras necesarias para llevar a cabo operaciones de exportación. Entre estas mejoras destacan, dentro del Acuerdo General, el incremento de los periodos de amortización de los créditos o la financiación de un mayor importe de Gasto Local. También es reseñable el desarrollo de acuerdos sectoriales como el de energías renovables bajo cuyo amparo, se pueden financiar proyectos con periodos de amortización de hasta 18 años.

Dentro de este marco internacional, y como complemento de una serie de ayudas elaboradas por el Estado para fomentar la exportación, se enmarca un instrumento con mas de 30 años de antigüedad y tal vez no publicitado lo suficiente, denominado CARI (Contrato de Ajuste Recíproco de Intereses) administrado por el ICO, y que junto a CESCE gestionan el apoyo oficial a la exportación de bienes y servicios españoles de larga duración. El CARI es un programa que tiene como principal objetivo incentivar la concesión, por parte de entidades financieras privadas, de créditos a la exportación a largo plazo (dos años o más) a tipos de interés fijos mínimos, denominados tipos CIRR, establecidos por la OCDE. A su vez, y para cubrirse de variaciones en los tipos de interés y minimizar los riesgos en que incurre el Estado, el Instituto, con la autorización del Ministerio de Industria Turismo y Comercio, contrata periódicamente Interest Rate Swaps.

En el ámbito nacional, y más en concreto en el marco regulador del CARI, se aprobó una nueva Orden Ministerial el 28 de enero de 2009 en la que se procuró reflejar esta flexibilización internacional, y en la que a su vez se dieron cabida a ciertas soluciones para que la entidades financieras pudieran paliar parte de los costes de fondeo ocasionados por las restricciones de liquidez en el mercado interbancario, y tuvieran así la posibilidad de participar mas activamente en el sistema.

Así pues, el CARI, dentro de sus limitaciones y cumpliendo con la normativa internacional, ha procurado dar respuesta a esta coyuntura económica y financiera en la que estamos inmersos, consiguiendo que los mejores bienes y servicios sean ofertados al mejor precio posible y estimulando, de esta forma, una recuperación económica global.

Eduardo Esquivel Rodríguez. ICO (Departamento Cooperación).
Fernando de Casso Castillo. ICO (Departamento Cooperación).

Mostrar comentarios (0)

Comentarios

Artículos relacionados

Economía

Esther Duflo, la lucha contra la pobreza y el género

Esther Duflo (a la que hemos entrevistado en Sintetia), economista del MIT y Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2015, es una creadora e impulsora de instituciones...

Publicado el por Cándido Pañeda
Economía

30 y 3 aprendizajes para cooperar

Aprendizajes tras largos años de trabajo e investigación… 1.- Cooperar no es trabajar en equipo. Eso es colaborar. 2.- Cooperar es trabajar juntos por un resultado común que tiene...

Publicado el por Claudio Drapkin