No insistas, Bitcoin no es una moneda

El reciente auge en la cotización de Bitcoin ha convertido en un fenómeno internacional lo que solo es, en cierto modo, un interesante experimento sobre criptografía. ¿Puede Bitcoin ser considerada una moneda? ¿Se impondrá su uso en algunos entornos? En este artículo explicamos que es francamente difícil que esto ocurra, y que la pretensión de sus creadores parte de una incomprensión profunda del papel del dinero en nuestra sociedad.

Bitcoin: ¿cómo se crea?

El espíritu con el que Bitcoin nace es el de ser una moneda con creación y gestión no centralizada, “libre” según sus autores, y cuyas transacciones han de basarse en gran parte en la confianza entre las partes, al no existir un mercado regulado para las mismas.

Para conseguir un Bitcoin sin ofrecer nada a cambio es necesario resolver un problema matemático-computacional bastante complejo: encontrar una cadena de caracteres a la cual, al serle aplicada una transformación (denominada “hash function”) da como resultado otra cadena deseada. Las propias cadenas llevan dentro de sí la información de todas las Bitcoins generadas en el pasado, de forma que el propio proceso de creación es el que aporta la seguridad del sistema: es instantáneo comprobar si un Bitcoin es “falso” comprobando su pertenencia a dicha cadena. En la práctica, es muy difícil que un único ordenador obtenga la secuencia exacta que desbloquea el siguiente Bitcoin, por lo que en la actualidad se utilizan clústeres de ordenadores para el proceso. Además, los creadores del algoritmo ajustan la dificultad del problema (y el premio por cada solución), de forma que está garantizado que el proceso prácticamente se detenga al alcanzarse los 21 millones de Bitcoins –actualmente existen ya 11 millones-.

El experimento en sí es interesante y probablemente proporcionará información valiosa en el campo de la criptografía, pero, ¿qué valor tiene para la vida económica real? 

La utilidad económica: moneda vs materia prima

Lo que hace especial a cualquier moneda que se haya usado históricamente –piedras afiladas, sacos de arroz, bronce, piedras preciosas, maravedíes o francos suizos- es su liquidez. La liquidez es un conjunto de características que hacen deseable usar algo como medio de cambio:

:: Ha de ser fácilmente transportable (resulta ciertamente incómodo llevar un yunque en el bolsillo)

:: No debe deteriorarse (¿se imaginan realizando transacciones con hamburguesas ya cocinadas?)

:: Debe ser fácilmente divisible (una mula solo es útil si está de una pieza)

:: Su oferta ha de ser muy estable

Detengámonos en este último punto: la estabilidad de la oferta. Que una oferta sea estable quiere decir que no es deseable que aparezcan de la noche a la mañana enormes cantidades de la moneda que queremos usar. Si esto es posible, nadie querrá conservar dicha moneda más de un día. Es por ello que los metales preciosos, como el oro o la plata, hayan sido muy valorados históricamente: su extracción es compleja e incluso cuando se descubre un nuevo yacimiento es bastante probable que los costes de extracción sean similares o incluso superiores al precio del propio metal en cuestión.

¿Acaso no era posible hace 5.000 años emitir dinero fiduciario? Sí lo era, pero la confianza en las instituciones era tan baja que nadie habría aceptado dicho medio para sus transacciones. ¿Quién podría fiarse de que un rey no emitiría nueva moneda como un loco? El oro por aquel entonces otorgaba la credibilidad necesaria que otros sistemas no tenían, y es por ello que los metales preciosos han sido históricamente el tipo de dinero más utilizado en las transacciones.

Pero los sistemas monetarios basados en los metales tenían sus propios problemas. La explicación de estos problemas excede con mucho el propósito de este artículo, aunque se podrían resumir en que, aun teniendo una oferta estable, su precio era muy volátil y podían provocar deflación (que es un problema muy serio: los precios se ajustan con mucha alegría al alza pero con mucha más dificultad a la baja). Ello llevó a la creación de los bancos centrales, cuyo objetivo central es proveer una moneda con valor estable y con una evolución de los precios más o menos conocida: la mayoría de bancos se fijan objetivos de inflación que rondan el 2% ó 3%, de forma que los agentes puedan incorporar dicha expectativa a sus contratos.

Aquí hay un primer aspecto fundamental para comprender el Bitcoin: las monedas de los bancos centrales, como el Dólar o el Euro, no tienen otra utilidad que facilitar los intercambios. A nadie en su sano juicio se le ocurre invertir o ahorrar metiendo dinero en efectivo en un cajón: cada año, perdería un 2% ó 3% de su valor. La gente usa el dinero en cantidades reducidas para realizar pequeñas transacciones. Es decir, en la jerga de los economistas, el dinero ofrece “servicios de liquidez” y por eso es demandado por los ciudadanos. Uno sabe que si va con Euros en el bolsillo a una tienda o al cine, podrá obtener lo que desea a un precio que conoce de antemano con bastante precisión. Si usted acude en cambio con una pepita de oro a una frutería, lo tendrá bastante más difícil para conseguir fruta a cambio de la misma. El vendedor tendría que comprobar la calidad del oro, pesarlo con precisión, acudir a una casa de cambio… y probablemente nos exigiría un “sobreprecio” a cambio de todas estas molestias.

Pues bien, el Bitcoin es similar al dinero en el sentido en que su única utilidad es precisamente servir como medio de pago. Al contrario que el oro, no nos podemos hacer una cadena con Bitcoins y colgárnosla al cuello para aparentar más estatus (quizás podría hacerse una camiseta con la cadena validada, pero pocos entenderían el “pequeño homenaje”). Un Bitcoin, al contrario que una acción de Telefónica –las cuales sí se pueden utilizar para transacciones-, tampoco ofrece dividendos. Así, el único servicio que ofrece el Bitcoin son los “servicios de liquidez”, en la medida que es aceptado por algunas tiendas online para ciertas transacciones. 

El Bitcoin como materia prima

Pero el Bitcoin tiene un parecido mucho más fuerte con las materias primas que con las monedas fiduciarias. Ninguna entidad regula arbitrariamente su oferta ni su valor. La forma de conseguirlas es clara y limitada. De la misma forma que si uno quiere oro ha de ir a un yacimiento y cavar, si uno quiere Bitcoins ha de poner su capacidad de computación al servicio de un grupo para desbloquear un problema. La oferta es estrictamente limitada.

Además, el Bitcoin cotiza en varios mercados, entre los cuales destaca MTGOX, pero su naturaleza descentralizada hace muy difícil la existencia de mercados de préstamo y derivados. Al no haber un organismo centralizado (sistema bancario) que garantice las posiciones, la única transacción que se puede realizar sobre el mismo con una cierta seguridad son las compras y las ventas. Todo lo demás queda a expensas de “la confianza entre las partes”. Pero claro, ¿confiarías en un coreano al que no conoces de nada para prestarle 1.000 Bitcoins durante un año? Los mecanismos de confianza bilateral no son suficientes para echar a andar un mercado complejo de préstamo y que exista así un tipo de interés de mercado. Por estos motivos, el Bitcoin se parece menos a una moneda y más a una materia prima: hay que extraerla con esfuerzo y no existen mercados amplios para la misma.

¿Cuál es el valor de una moneda? A estas alturas ya sabemos que reside en dos pilares. Por un lado el valor intrínseco de la materia que compone esa moneda. Y por otro, el valor legal de que ese dinero es válido para hacer transacciones. Una moneda de oro tiene un valor mínimo seguro por ser material precioso. Y, por otro lado, tiene un valor facial que legalmente damos a esa moneda. Aquellas monedas o unidades que sólo tienen valor legal las llamamos “dinero fiat” (pensemos en los billetes propios de El Corte Inglés que valen sólo porque esa empresa los admite). ¡Aquellas que sólo tienen valor intrínseco son ¡materias primas! El BitCoin se acerca más al concepto de materia prima que al de moneda.

¿Por qué son tan útiles los bancos? Porque confiamos que, al ser una entidad fuertemente regulada, nos devolverá el dinero de vuelta (esporádicos pánicos aparte). Si tuviéramos que prestar (o pedir prestado, es decir, generar crédito) nuestros euros a otras personas que no conocemos ¿se imaginan cuánto tardaríamos?

El gran (y casi definitivo) problema de Bitcoin: su volatilidad

Llegados a este punto, ya podemos recapitular y ofrecer nuestro veredicto sobre Bitcoin. Puesto que su única utilidad directa son las transacciones, Bitcoin tendrá éxito siempre que pueda controlar su volatilidad. Sus creadores quizás pensaron ingenuamente que, al tener una oferta constante, su precio también sería constante. Pero Bitcoin sufrió ya en 2011 una tremenda burbuja (su precio pasó de 30$ a 2$, perdiendo más del 90% de su valor) y puede estar experimentando actualmente otra (los precios se han multiplicado por 20 en un solo año). ¿Quién desea hacer transacciones económicas con un instrumento tan volátil?

Poniendo un símil sencillo, es como si usted fuese a la carnicería a comprar un chuletón pero junto con el mismo tuviese que comprar un boleto de la primitiva. Está a la vez realizando una transacción y asumiendo un enorme riesgo de pérdida o ganancia de valor de la unidad de cambio, lo cual resulta totalmente absurdo: una cosa son los instrumentos para realizar transacciones económicas y otra los instrumentos para especular. Ambas funciones son cosas muy distintas y no tiene sentido mezclar ambos fenómenos en un único instrumento.

Así, la gran paradoja del propio auge de Bitcoin es que dicho auge es un fuerte desincentivo a su uso como medio de pago. Imagine que usted hubiera pactado hace meses un pago en Bitcoins. Un pago que entonces equivaliese a 100 euros… ¡le habría acabado costando hoy entre 1.000 euros y 2.000 euros!

Y la clave está en que el precio de una moneda o materia prima lo determinan conjuntamente su oferta y su demanda. Aunque la oferta sea muy estable, si la demanda puede variar por mil motivos –sean estos Chipre, los mercados de drogas o la simple curiosidad de los ciudadanos sobre una novedad como el Bitcoin- el precio puede sufrir oscilaciones fortísimas que hacen al Bitcoin inservible como medio de transacción. Eso es, nada más y nada menos, lo que estamos viviendo estos días.

38 comentarios

  • Juan  

    Bien bien leñes. Un artículo sensato sobre todo este hype. Se agradece.

  • Alejandro  

    ¿Sensado? ¿Por qué son tan útiles los bancos? Porque confiamos que, al ser una entidad fuertemente regulada, ¿Tu confías en los bancos? ¿Y eso es ser sensato? Madre mia

  • Javier Touceda  

    No se menciona la principal cualidad de una moneda que es que hay un estado que la acepta como pago de impuestos.

    Una vez desaparece el estado que la acepta el dinero desaparece. En caso contrario estariamos usando moneda romana o austro-húngara.

    Aunque los problemas que brillantemente se señalan aquí se corrigiesen en un nuevo bitcoin2 seguiría sin ser dinero por esta razón que señalo. Por mucho que la aceptasen ciertos agentes.

  • Javier García  

    Buen punto, Javier!

  • Andrés Alonso  

    Javier, es una buena matización, pero a eso nos referimos cuando decimos “respaldo legal”. El Fiat Money sólo tiene respaldo legal, y la Maateria Prima solo tiene valor intrinseco. Esto de Bitcoin es algo “in-between” 🙂

    Es decir, lease respaldo legal, como “aceptada legalmente por el Gobierno”. Es un buen matiz el que haces. Gracias!!

  • Fede  

    Veo que ya se está haciendo campaña en contra del Bitcoin eso son buenas señales.

  • Simón González de la Riva  

    A ver si consigo ser concreto. Voy con prisa y puedo resultar áspero, pero aseguro que mi intención es únicamente compartir unas reflexiones.

    Dinero es CUALQUIER COSA generalmente aceptada que cumpla tres funciones: ser depósito de valor, medio de intercambio y unidad de cuenta. Por poner un solo ejemplo, en la Alemania de la inmediata posguerra, esas tres funciones las cumplieron los cigarrillos.

    Ahora mismo, BitCoin cumple mal las dos primeras funciones, luego no es buen dinero. Si/cuando sea generalmente aceptado, cumplirá la segunda y, probablemente, al estabilizar su precio (demanda no puramente especulativa) también la primera.

    Las monedas fiduciarias como el euro o el dolar cumplen mal la primera y regular la tercera.
    Un ejemplo

    La volatilidad del BitCoin, o la inexistencia de una banca central no lo hacen necesariamente peor dinero que las monedas fiat. Veamos los ejemplos de Zimbawe, o el peso argentino.

    Y respecto a las similitudes entre BitCoin y materias primas, la hay. Pero solo con aquellas que reunen condiciones de ser dinero, como el oro. Las fluctuaciones de ambas las contemplo como monetización y desmonetización, no como cambios en la provisión (estable y de aumento lento en BitCoin y oro) y la demanda finalista (de uso, por ejemplo, en joyería).

    Un saludo y gracias por traer este debate a Sintetia!

  • […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos   No insistas, Bitcoin no es una moneda http://www.sintetia.com/no-insistas-bitcoin-no-es-una-moneda/  por escalador hace nada El […]

  • […] but I think it was worth it due to the foreign exchange explanation. But feel free to check out this great article about Bitcoin, in Spanish, that I really liked) Share […]

  • Abel Fernández (author)  

    Alejandro,

    Yo tengo una hipoteca en la BBK y un pequeño depósito. Sí, confío en ellos para prestarles mi dinero, al menos más que en una persona de otro continente a la que nunca he visto ni veré.

    Con “confianza” nos referimos a la protección legal del acreedor, que para las instituciones reguladas es muy alta. De hecho, se podría decir que en esta crisis se ha protegido EXCESIVAMENTE a los acreedores, que deberían haber absorbido una mayor parte de las pérdidas.

    Si un banco no devuelve lo que debe es porque está en una situación gravísima. ¿Acaso crees que dicho hipotético ciudadano desconocido de otro continente te devolvería tu dinero si se encontrase también en una situación gravísima?

  • Abel Fernández (author)  

    Javier Touceda,

    Aunque el punto que señalas es interesante, es algo que todavía está por comprobar. Existe evidencia de que nuestra relación con las monedas puede ser más compleja:

    – El caso de Somalia es apasionante: http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=1801563

    – Las mafias parecen usar el dinero de curso legal por pura comodidad (estabilidad del valor) a pesar de que sus cobros y pagos se realizan al margen de la ley y del fisco.

  • Abel Fernández (author)  

    Simón,

    La volatilidad del Bitcoin hace que sea una moneda espantosa. Nadie quiere ir con moneda “en el bolsillo” a comprar algo y que en el “trayecto” se deprecie hasta el punto de que no puede comprar lo que se pretendía.

    Si el propósito de una moneda es facilitar las transacciones, no ayuda nada que su valor pueda variar más del 50% en un único día.

  • minero_bitcoins  

    Fede tiene toda la razon. Estos que han escrito el articulo trabajaran para los bancos o no se han informado nada bien.

    ¿De veras creeis más seguro pagar por paypal o visa (pensad en la de datos que envias con estas transferencias).

  • minero_bitcoins  

    JAJAJAJA, y no varia el precio del euro y el dolar cada vez que imprimen más y más dinero.

  • Simón González de la Riva  

    Abel,
    Completamente de acuerdo. Decía y me reitero que a día de hoy el BitCoin no es buen dinero PORQUE no sirve como medio de intercambio, y que si/cuando sea generalmente aceptado podrá servir como depósito de valor y estabilizar su cambio.

    De hecho, fui uno de los (in)felices propietarios de algunos Beenz allá por el 99, proyecto que murió por este mismo problema.

  • Javier García  

    Minero, tú pagas un precio por el pan distinto todos los días? De verdad?

  • minero_bitcoins  

    Bitcoin esta en fase de pruebas, aun no se han generado los 21 millones de monedas y hasta entonces su precio no se fijara.

    No se si cada dia, pero no paran de imprimir dinero y todo ese dinero que tenemos en los bancos vale menos.

    Pues si, el pan me cuesta más caro porque el dinero vale menos, la barra de pan la siguen subiendo, cada año suben impuestos,etc.

    Cobramos lo mismo y pagamos más, con unas divisas que tienen cada día menos valor.

    No digo bitcoin, pero si la que la idea de bitcoin me convence mucho más que el supercentralizado comercio que existe con euro y dolares, lo manejan 4 suicidas finanicieros y si creeis que lo estan haciendo bien, pues sigamos asi…

  • Abel Fernández (author)  

    Minero,

    ¡Cielos, me has descubierto! Los grandes bancos del IBEX han depositado cada uno 100.000 euros en mi cuenta para agradecerme este artículo. Ya te enviaré las fotos del Ferrari que con ello me voy a comprar hoy mismo. 😉

    Por otra parte:

    “aun no se han generado los 21 millones de monedas y hasta entonces su precio no se fijara.”

    Esto indica de una profunda incomprensión de como se determina un precio. La oferta es determinista, tanto hoy con 11 milllones como dentro de X años cuando se alcancen los 21 millones. Pero la demanda tiene infinidad de componentes aleatorios que llevan a fluctuaciones como las que estamos viendo, las cuales seguirán existiendo con 21 millones en circulación.

    NADIE puede “fijar” un precio de un concepto cuyas transacciones se basan en la libertad individual. ¡Esa era la intención de los creadores! Una moneda libre de manipulación por un único agente… lo cual no quiere decir que sea una moneda libre de fluctuaciones.

  • Abel Fernández (author)  

    Por cierto,

    Muchos comentarios aluden a que “quieren” cargarse Bitcoin o que alguien o algunos “están molestos”.

    Otra profunda incomprensión del sistema. A nadie le importa realmente un rábano Bitcoin. Es solo un instrumento curioso para dirimir luchas intelectuales (y hasta cierto punto ideológicas) en su nombre.

    En realidad, Bitcoin es solo un activo más, de los cuales hay decenas de miles, y precisamente no de los más utilizados, por razones obvias (inestabilidad).

    En serio, “les” (sean quienes sean) importa un pimiento, por mucho que queramos formarnos una imagen de un ente abstracto al que le parece mal una idea ingeniosa.

  • minero_bitcoins  

    Si ha nadie le importa BITCOIN ¿porque tantos articulos en los medios de prensa?

  • Alejandro  

    Abel Fernández

    No escribas “confiamos en los bancos” porque a los que no razonan y se posturan respecto a lo que dices básicamente lo estas convenciendo.

    A día de hoy, ni lo bancos confían en los bancos ;-). Que tengas suerte.

  • Iñaki  

    Regular artículo, aunque lo de Somalia es de traca… si con esos argumentos quieres que confiemos el fiat….

  • Francisco  

    Un valor con un mercado tan poco profundo es volátil por naturaleza.

    Si yo quiero comprar un dominio con bitcoins usando namecheap, pago el valor de ese momento trasladado a dolares. Namecheap usa bitpay que vende las bitcoins con las que he pagado instantaneamente pagando en dolares a Namecheap.

    Y de este modo se puede utilizar para casi cualquier cosa, es un metodo de pago online más muy valido apesar de su volatilidad y especulación. Una web ó un sistema de pago puede ir integrado con las APIs de los mercados de coins para ejecutar inmediatamente la operación y no asumir ningún riesgo ni que te afecte la volatilidad de los precios.

    Una moneda es un confianza, 100€ no es mas que un papel impreso salvo por el valor que le damos.

    Una moneda no necesita respaldo institucional simplemente confianza, gente que la use y que le de valor.

    No podemos pretender que bitcoin sea la solución a nuestros males monetarios, pero es un buen modo de comprar y pagar, es el sustituto del dinero en metalico digital donde tu lo almacenas y lo gastas.

    Evidentemente necesita mayor estabilidad, y algo más de responsabilidad por parte de los mercados donde se cambia esta moneda. Pero sí, es una moneda sin duda.

    Y otro error en el post:

    Las bitcoins son algo limitado y de difícil extracción, no surge fácilmente de la nada.

    Es más, a la dificultad actual si bajan por debajo de los $80 dejará de ser rentable generar coins por los costes energéticos.

  • Lilit  

    Brillante análisis, aunque creo que falla en la premisa que la volatilidad sea una característica intrínseca del bitcoin, la novedad y fácil accesibilidad acompañados de la alta rentabilidad de los últimos meses, han creado el caldo de cultivo para que gente quiera invertir (muchas veces sin conocer nada del bitcoin), no por sus ventajas como medio de pago, únicamente con fines especulativos el hecho de no comprender en que hemos depositado nuestro dinero, hace muy probable los ataques de pánico, (al igual que se compra compulsivamente, también se vende, ante el riesgo de perdidas).

    Pero esto lo veo natural, dada la “novedad” del bitcoin, (podríamos ver el origen dela bolsa o la fiebre del oro) según Mtgox se verifican 20.000 cuentas diarias, (gente nueva que accede a comprar bitcoins), y creo que a medida que se extienda el precio se multiplicará. Una vez pasado el sofoco de la novedad y algunas burbujas y sus colapsos, si sobrevive a los gobiernos y bancos el precio será mucho más estable. Pudiéndose usar de forma práctica como lo que es un medio de pago que a día de hoy no hay ninguno que se le acerque. Por su velocidad, seguridad, privacidad, etc.

    No sé, si la “moneda” del futuro será el Bitcoin, pero abrió el camino para un tipo de economía más justa.

    Salu2

  • Jaume Albors  

    Mientras se puedan hacer intercambios con Bitcoins, no creo que tenga problemas para seguir existiendo. El comportamiento del Bitcoin, comparado con otras monedas, se parece bastante al comportamiento de Apple durante la época de Steve Jobs. El Bitcoin, a parte de ser un reto criptográfico, también pretende hacer visible que es posible existir como moneda de intercambio sin necesidad de tener detrás una institución que lo controle. Al fin y al cabo, se regula por la oferta y demanda que hay en el mercado.
    Me ha gustado el artículo, sobretodo por el hecho que no se ha nombrado en ningún momento que es una moneda que ayuda a las actividades ilegales a escapar de la ley.

  • […] ¿Cuáles podrían ser los usos del Bitcoin? Andrés Alonso y Abel Fernández 9 mayo 2013 0 Tweet (function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk')); window.___gcfg = {lang: 'es', parsetags: 'onload'}; (function() { var po = document.createElement('script'); po.type = 'text/javascript'; po.async = true; po.src = 'https://apis.google.com/js/plusone.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(po, s); })(); ¿Qué es Bitcoin? Para algunos  se trata de una moneda descentralizada ideal para romper la dependencia con la banca, para otros un bello experimento criptográfico. En nuestra opinión, Bitcoin tiene –con todas las ventajas y desventajas que ello supone-, un enorme parecido con los metales preciosos, hasta el punto de que podría definirse como el nuevo oro digital. […]

  • […] es el primer “metal precioso online” que existe quizás, o al menos el primero que cotiza. Pero no es una moneda, aunque su uso inicial pueda haber sido dedicado a este terreno. Será una gran plataforma de […]

  • oly more  

    NADA ES PERFECTO si partimos desde ahí, sabemos que siempre existen riesgos para todo lo que emprendamos. Ya que ahora nos damos cuenta que la mayoría de nuestra alimentación esta llena de químicos y las autoridades competentes no hacen NADA.
    si los que dan su opinión al respecto de los bit coin solo critican y no conocen. su función no ayudan pero cuando entran y ven que efectivamente no funciono para ellos eso Si nos sirve yo me estoy integrando al bit coin y si vuelvo es para decirles como me fue. probando y dando la oportunidad es como aprendemos, en muestra mente todo sale perfecto. pero en la práctica todo cambia.

  • […] es el primer “metal precioso online” que existe quizás, o al menos el primero que cotiza. Pero no es una moneda, aunque su uso inicial pueda haber sido dedicado a este terreno. Será una gran plataforma de […]

  • Dolar-blue.net  

    Muy interesante la nota. Como muchos creo que le falta estabilidad al BTC para ser llamado moneda hoy creo es más una inversión que lo primero, saludos.

  • nikkus  

    Bitcoin n es moneda… No te digo ni q si y ni q no, pero hay un juez de EEUU que, en parte, discorda de ti:

    http://www.finanzas.com/noticias/economia/20130808/bitcoin-juez-eeuu-determina-2436351.html

    Volatil? Si… Y los que han hecho caso a gente q no cree en las calidades de Bitcoin, han vendido a cada bajada de precio, como la que paso en Abril, cuando el precio descendió de $266 a $50, mucha gente que compró a $260 o $266 al leer articulos que dcecían que el Bitcoin era una burbuja y que se iba “a pique”… Bien.. ¿Que pasó? que estas personas compraron a un precio alto y vendieron a un precio MUY bajo… cerca de 7 o 8 meses después el precio del Btc superó, CON CRECES al valor de $266.. en resumen, hasta la FECHA, a cada fin de año el precio siempre es muy superior que el inicio de ese mismo año. Esa volatilidad, que cada vez es mas BAJA, si tienes que estar pasando los BTC a fiat para el uso diario, es POSIBLE que no le sea ventajoso, pero solo eso.

  • dolar blue  

    mm si no es una moneda pero que esta valiendo mucho vale y que seguira creciendo seguro que si

  • Pablo PC  

    Interesante lo que se comenta sobre qué es el dinero. Todas las fórmulas actuales tienen sus defectos y no por eso no son dinero (el oro es complicado de transportar e intercambiar por bienes, el dólar y otras monedas está sujeto a que se imprima a lo loco,…). Materia prima desde luego Bitcoin no me parece porque en mi visión, la materia prima tiene que servir para cubrir una necesidad real (ligar con un collar de oro, construir con hierro, quemar petróleo…).

    Para mi la clave es el apoyo estatal o supraestatal. Si todo el sistema económico se pone en contra de él y por ejemplo se declara ilegal y la policía te puede detener por usarlo o confiscártelo…a ver quien tiene narices a usarlo cotidianamente. Y esto puede pasar y es un riesgo brutal que está en el aire. Si solo lo hace España o EE.UU. no pasa nada pero como sea a nivel mundial tendría muy mala salida.

  • […] motivos: hay pocos sitios en los que usarla y su revalorización empuja simplemente a acumularla. “No insistas, Bitcoin no es una moneda”, titulan Abel Fernández y Andres Alonso (Sintetia) en una imprescindible explicación sobre […]

  • Valor del Dolar Blue  

    ¿Entonces, cómo saber el valor real de una moneda?
    Para poder tener una idea aproximada del valor real de las divisas, una de las metodologías más difundidas es la siguiente: tomar la cantidad de pesos circulantes (Base Monetaria) y contrastarla con la cantidad de dólares que hay en el Banco Central. El coeficiente de relación que resulta, ha de ser aproximado al del precio de las monedas en el mercado. Esto, para poder decir que, a pesar de la falta de libertad en oferta y demanda, no se está relativamente lejos del valor real de las monedas.

    Mas info en: http://valordeldolarblue.com.ar/

    Gran Artículo sobre El valor real del dolar blue!!

  • […] motivos: hay pocos sitios en los que usarla y su revalorización empuja simplemente a acumularla. “No insistas, Bitcoin no es una moneda”, titulan Abel Fernández y Andres Alonso (Sintetia) en una imprescindible explicación sobre el […]

  • diarios de  

    yo no opino lo mismo creo que es una moned valorada virtulmete bien

  • como bajar de peso  

    yo creo que a esta altura de los años que esta vigente esta moneda virtual deben empezar a tomarla encerio .

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario, o enlace permanente (trackback) desde tu propio sitio. También puedes suscribirse a estos comentarios vía RSS.

Sé educado. Cíñete al asunto. No introduzcas spam.

Puedes utilizar estas tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Está activado Gravatar. Para utilizar tu propio avatar, regístrate en Gravatar.