Antonio Renom: “somos seres en permanente evolución, y las empresas no pueden ser menos”

15 Mayo 2017 0

Hay personas con las que te mimetizas rápido. No sé si es porque compartes con ellas el haber estado en el pozo de una enfermedad y te ha tocado salir de ahí. No sé si es porque tienes una empresa y eso obliga a reinventarte y evolucionar de forma permanente. No sé si es porque te moviliza de forma poderosa la insatisfacción. La cuestión es que Antonio Renom ha escrito un libro maravilloso que no pude dejar de leer hasta que me lo devoré en un fin de semana de intensa lectura. El título del libro lo dice todo, El aprendizaje de las cicatrices: Cómo convertir el fracaso y la insatisfacción en la energía del cambio.

Antonio es la séptima generación de una familia dedicada al mundo de los negocios desde el siglo XIX. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por el Institut Quimic de Sarriá (IQS), MBA por el Instituto de Empresa y MBT in Finance por la Universidad de Berkeley, desarrolla inicialmente su trabajo en el entorno financiero en JP Morgan, Abn Amro Bank y Royal Bank of Scotland.

Tras salir victorioso de una intervención médica a la edad de 22 años debido a la enfermedad de Chiari que padece, se enrola en los Boinas Verdes durante los años 2004 a 2006. Este paso por el ejército es uno de los retos de su vida que le hacen merecedor del calificativo de imparable.

Tras el fallecimiento de su hermano mayor, en 2013 toma las riendas de Levante Capital Partners (LCP), la empresa familiar que ha conseguido situar a nivel internacional con 200 empleados y sedes en Madrid, Barcelona, ​​Andorra la Vella, London, Frankfurt, Lisboa y próximamente, Nueva York, Dubái, México D.F. y Sao Paulo.

:: ¿De dónde surgió tu necesidad, porque siempre escribimos por necesidad, de escribir los aprendizajes de las cicatrices? 

Por la sencilla razón de que a menudo me preguntaban amigos o conocidos de dónde sacaba esa especie de fuerza e intensidad… y eso hizo que decidiese escribir este libro. Al final es una suma de reflexiones combinadas con hechos históricos, películas, filosofía y ciencia… No pretendía ser una libro de autoayuda sino más bien el reflejo de las reflexiones que me han servido a mí y que espero que le sirvan a alguien más. 

:: Antonio, empiezas fuerte: “vivimos bajo el asedio permanente de una gran mentira: el pensamiento positivo”. Frente al pensamiento positivo … (termínala tú) 

…nociones de realismo.

:: Dices en el prefacio, “para sobreponerse es necesario reflexionar sobre el fracaso,…aprender a convertir la insatisfacción en energía”. Profundizas mucho en la insatisfacción en el libro. ¿Cómo es posible convertir algo que te frustra, te paraliza o te deprime, en una energía que te ayude? 

Con aceptación y comprensión. Es la base para poder entender cualquier fracaso o cualquier derrota. Y, una vez aceptado y comprendido el por qué sucedió y cómo sucedió, convertir esa insatisfacción en la energía más poderosa. 

:: Explícanos mejor esta frase, por favor: “el dolor y la enfermedad son realidades que se deben interpretar 

Mucha gente suele caer en un espiral de negatividad y derrota frente al dolor y la enfermedad. Yo intento ser más realista y creer que cualquier hecho trágico o trascendental en tu vida es un buen aprendizaje de cara al futuro, para saber lo que sí o lo que no debes hacer en una siguiente ocasión. El dolor es igual de pasajero que la felicidad, si los interpretamos bien creo que podemos ser capaces de conocernos mejor y transitar este mundo más en paz. 

:: Te hago una pregunta que tú mismo te haces y respondes de forma impecable en el libro, pero que me gustaría resumieras las claves principales, ¿Cómo es posible que una enfermedad nos reporte algún beneficio?

Como comento en el libro, una enfermedad puede ser un don o una carga. Y es que cuando nada se pone en crisis, no se produce tampoco ningún progreso. Y aquí es donde radica la esencia del beneficio frente a una enfermedad. Piensa en cuantas veces el status quo social ha acabado siendo más una carga que un beneficio… así pues para mí la enfermedad es un recordatorio permanente de la necesidad de cambio continuo. 

:: ¿Cuál es esa diabólica lógica que puede tener el miedo? 

Reflexiono sobre ello en el libro porque lo importante no es tanto la posibilidad de que suceda una catástrofe, y el miedo que le tengamos, sino cuál será nuestra reacción ante ella cuando suceda. De hecho, reconoceremos que le miedo muchas veces esta más en nuestra cabeza que en los hechos que finalmente suceden… el miedo tiene mucho de expectativas e inseguridades. 

:: “Es esencial tener siempre en la mente una imagen que nos estimule”. ¿En qué consiste esta ‘técnica’? ¿También es recomendable para las propias empresas? 

Hace referencia a nivel simbólico, de identidad. Toda empresa debe ser representada por un símbolo, una identidad propia que la caracterice y la diferencie. En mi caso, el viento de Levante y sus propiedades/beneficios (fuerza, internacionalidad, energía que se puede aprovechar). El Levante es un viento de renovación, y a mí ese símbolo me pareció brillante porque simboliza todo en lo que creo… somos seres en permanente evolución, y las empresas no pueden ser menos. 

:: ¿Cómo es posible que la debilidad pueda hacernos más fuertes? 

En la vida hay una realidad importantísima y de muy fácil verificación: las personas más poderosas no son aquellas que no tienen puntos débiles, sino aquellas que son perfectamente conscientes de cuáles son. Y ese conocimiento es lo que nos hace fuertes. Yo intento trabajar continuamente en identificarlos y reconocerlos; sino me estaré engañando. 

:: Dedicas todo un capitulo a los socios, 

1.- ¿Qué es lo que NUNCA deberías esperar de un socio? 

La traición. Cuando confías en un socio para desarrollar un negocio, estás poniendo en sus manos tu futuro profesional y tu devenir económico. Es por esto que una buena elección garantizará el éxito o el fracaso. 

2.- ¿Cuáles pueden ser las características más importantes de un buen socio?

Que sea honesto, competente y leal, que sepa a la perfección cuál es su rol versus tu rol. 

:: Levante Capital Partners es una empresa familiar que en 2012 te ha tocado transformar. Aunque por lo que he visto no ha sido la primera vez. ¿En qué ha consistido esa transformación?

En 2012 decidimos transformar nuestro negocio rentista en una empresa de inversiones industriales y asesoramiento estratégico que pudiese aportar valor añadido a las empresas nacionales e internacionales. Levante también se dedicó al negocio inmobiliario y, anteriormente, al negocio textil. Sin duda, todo un ejercicio de adaptación a los tiempos. Procuramos reinventarnos, aunque eso lógicamente muchas veces supone cometer errores y aceptar frustraciones, pero son parte del camino. 

:: El otro día un importante inversor en bolsa me decía que no invertía en startups, que tenía un riesgo muy superior. Quería profundizar un poco en estos temas: 

1.- ¿En qué tipo de proyectos invertís?

Una de las unidades de Levante Capital Partners es LCP Aventure Capital. Como bien dice el nombre, invertimos en compañías en fase de aceleración en el entorno tecnológico como data analytics, robótica, realidad virtual, realidad aumentada, Internet de las cosas (IoT), Inteligencia Artificial o ciberseguridad. La revolución industrial 4.0 ya es una realidad y procuramos ser parte de ella y no meros espectadores.

El objetivo de LCP Adventure Capital es apoyar invirtiendo participaciones minoritarias en proyectos empresariales que busquen capital, soporte a la gestión y la posibilidad de desarrollarse en entornos de alto crecimiento e impacto tecnológico. 

2.- Cuando veis un proyecto, ¿qué cosas consideras que son claves para seguir analizando la oportunidad de inversión?

Sobre todo, que sean modelos testados y escalables, con visión de futuro y de expansión. Por otro lado, que puedan encajar bien en el ecosistema empresarial de Levante Capital Partners, puesto que nuestro planteamiento estratégico es incorporarlas en nuestro ecosistema colaborativo para que puedan aprovechar todas las sinergias que el grupo les puede ofrecer.

3.- Parece que vivimos una especie de locura por emprender y que cualquiera puede tener el Power Point del millón de euros, ¿están infladas las expectativas de los emprendedores? 

La palabra emprendedor está muy en boga últimamente, pero llevamos muchos siglos conviviendo con emprendedores. Mis abuelos o bisabuelos fueron emprendedores yéndose a Cuba o a Asia a buscar negocio, por ejemplo, pero en aquella época no se les catalogaba como tal. Lo que hay que valorar siempre es el modelo de negocio y, a nivel personal, la pasión que tenga quién se lanza a por su idea. 

:: Vosotros aportáis valor en el asesoramiento estratégico de las compañías.

 1.- En un proceso de crecimiento, ¿dónde suelen estar las debilidades de las empresas?

Cada empresa es un caso particular, pero en el caso de las startups, ya que hablábamos de ellas, te pondré un ejemplo muy habitual; cuando una startup empieza a generar negocio y el volumen de la empresa aumenta, los socios de la misma suelen perder de vista el objetivo principal: generar negocio y aumentar las ventas. En cambio, pierden tiempo en aspectos esenciales empresarialmente pero que no deberían liderar los socios, puesto que ellos tienen que estar centrados al 100% en generar negocio.

Es por esto que en Levante, por ejemplo, contamos con un departamento corporativo que presta servicio a todas las empresas de nuestro grupo a nivel de comunicación, legal, financiero, informático, entre otros, y de esta forma, los socios pueden destinar el 100% de su tiempo al negocio. 

2.- Pasar de una idea de éxito a una empresa de éxito es un camino complejo. Tú ves muchas empresas, ¿cuál crees que son las 3 causas más importantes de fracaso y cómo se deberían de trabajar? 

La mala planificación, la poca paciencia y una mala elección de los partners son factores que combinados suelen llevar al fracaso. Hay que tener muy claro el modelo de negocio y su viabilidad, paciencia para poderlo desarrollar y talento para elegir al mejor compañero y al mejor equipo posible para que lo haga realidad. 

3.- Cómo usas tu arte de formular preguntas, capitulo sublime por cierto, a la hora de abordar proyectos de inversión o de consultoría?

Más allá de la viabilidad de un proyecto o de la idea en sí misma, en reuniones personales siempre trato de averiguar el carácter de quién expone su proyecto. Ver si es pasional, frío o racional, si actúa más con la cabeza que con el corazón o al revés, etc. Las nuevas tecnologías tienen infinitas ventajas, pero una reunión en persona tiene este plus que hay que aprovechar. 

:: ¿De qué proyecto de consultoría estás más orgulloso, si se puede contar? 

Hay muchos proyectos que me enorgullecen, como por ejemplo el que hicimos en Andorra para dos compañías telefónicas y en el que trabajaron conjuntamente nuestra firma de M&A ubicada en Londres y nuestra consultora global. Pero los proyectos más entrañables siempre son aquellos relacionados con fundaciones, ONG’s o asociaciones sin ánimo de lucro, los proyectos que ayudan a devolver a la sociedad lo que con trabajo duro ganamos me aportan infinitamente más satisfacción que gastármelo en cualquier cosa… no hay mejor manera que morir que con los bolsillos llenos de experiencias y de alegrías regaladas. 

:: ¿Qué le falta a España para que haya un mayor tejido empresarial, más dinámico, más global y que cree más empleo? 

Menos esperar que el estado haga y más pensar en hacer nosotros mismos. Yo soy muy optimista con España, cada vez hablo con más gente que quiere emprender. Tenemos uno de los ecosistemas de emprendedores más potentes de Europa en Barcelona, pero cuando viajas al país vasco o a Madrid te das cuenta también de la enorme cantidad de emprendedores que van apareciendo y rivalizan de tú a tú con Barcelona. Además, las empresas españolas, ya sean pequeñas, medianas o grandes cada vez innovan más sin ayuda del estado y han duplicado sus exportaciones, así que no me voy a sumar a la negatividad.

Es cierto, hay muchos retos todavía y desgraciadamente el desempleo juvenil es uno de ellos, pero está en nuestras manos decidir cómo lo enfocamos, dejemos de pedir soluciones externas. El objetivo de nuestro sistema político es garantizar la justicia, educación y sanidad y dejar que los jóvenes inventen y creen empresas… Y repito, soy muy consciente de la cantidad de problemas que aún existen, pero solo pido que a veces hagamos la reflexión de cómo ha cambiado este país en los últimos 40 años…. Hemos dado un salto de calidad que a veces olvidamos, creo que es bueno entender eso… y de eso también va la insatisfacción, nadie va a venir a curarme la enfermedad, debo ser yo quien decida cómo enfocarla, lo mismo con muchos problemas en España, dejemos de buscar culpables y asumamos las riendas de nuestros problemas, todos (y yo el primero) podemos hacer más para mejorar la competitividad. 

:: Y déjame acabar pidiéndote una cosa. Hay muchas frases brillantes que vas resaltando en el libro. Por favor, elige algunas más relevantes para que el lector sepa lo que puede encontrarse 🙂 

“La enfermedad produce en nosotros un efecto doble y aparentemente contradictorio: impide que nos tomemos el mundo permanentemente en serio y nos empuja a tomarnos la vida verdaderamente en serio”.

“El viento nos obliga a ser oportunistas, a aprovechar nuestras opciones cuando las tenemos y a tratar de beneficiarnos de nuestras desventajas cuando todo está en contra. Por este motivo elegí el viento como mi símbolo”.

“La insatisfacción nos pone en un lugar de privilegio en el que comienzan las preguntas verdaderamente esenciales: ¿en quién deseo convertirme?; ¿qué quiero que recuerden de mí?; ¿cuál va a ser mi legado?”

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario, o enlace permanente (trackback) desde tu propio sitio. También puedes suscribirse a estos comentarios vía RSS.

Sé educado. Cíñete al asunto. No introduzcas spam.

Puedes utilizar estas tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Está activado Gravatar. Para utilizar tu propio avatar, regístrate en Gravatar.